congreso notarial de malaga

Un congreso notarial «a escote» (Historias del Notariado II)

 

El segundo episodio (aquí puede leerse el primero) de estas Historias del Notariado me lo vuelve a brindar la Guía Oficial del Ilustre Colegio Notarial de Madrid de 1952 que en su página 17 hace referencia (a continuación de la lista de los entonces Notarios de Madrid por orden de antigüedad en la capital y a sus domicilios, que supongo que serían los de la notaría y no los particulares) a «Notarías Anexionadas».

En este apartado hay solo dos Notarios: Don Aurelio Alcaide y Díez y Don Francisco Núñez Lagos. El mas antiguo en la plaza en aquel momento era Don Alejandro Santamaría y Rojas. Bueno, pues en las páginas 18 y siguientes de la guía se recoge un documento titulado «Competencia notarial en el actual término municipal de Madrid», que dejaremos para otro día porque al buscar en Google eso de las notarías anexionadas (que ya sé lo que es), me he encontrado con una curiosa ORDEN de 20 de diciembre de 1948 por la que se dispone que a partir de 1.° de enero de 1949 los Notarios españoles in­gresen en los Colegios respectivos la cantidad de una peseta por folio proto­colado, con destino a los gastos que ori­gine la celebración del Segundo Con­greso Internacional del Notariado La­tino.

¡Qué prodigio de previsión teníamos por entonces! Nos pusimos a organizar un Congreso ¡once años antes! y pusimos cada uno una pela por cada folio «protocolado».

En 1948 había en España 1.257 Notarios. El último del escalafón era Don Aurelio Díez Gómez (ingresado con 28 años y Notario de Guadalupe) y el primero Don Mariano Aldama y Elorz (Notario de Madrid). En 1958 (todos los datos son de los Anuarios de la DGRN) había 1.324 Notarios (el primero del escalafón era Don Luis Rincón Lanzano, Notario de Madrid y el último Don Antonio de Ugarte España, Notario de Argujillo que no tengo ni idea de donde está y que había ingresado en la carrera con 41 tacos casi recién cumplidos).

En 1958 se utilizaron 4.430.000 folios, aproximadamente, en todas las notarías de España. Si le ponemos una cifra similar a cada uno de los diez años de colecta serían 44.430.000 folios y a peseta cada uno salen casi 45 kilos de las antiguas pesetas (275.000 Euros). No sé como fueron los fastos del Congreso pero con ese pastizal y en 1959 digo yo que tuvo que sobrar dinero ¿no les parece?

 

La orden en cuestión decía todo esto:

 

«Ilmo. Sr.: En el Primer Congreso Inter­nacional del Notariado Latino celebra­do recientemente en la ciudad de Buenos Aires, con el apoyo y ayuda oficial del Gobierno argentino, se adoptó el acuerdo de que el Segundo Congreso Internacional tenga lugar el año 1959 en la capital de nuestra nación. La brillantez de la Asamblea celebrada, según se recoge en el informe de nuestro Embajador en Buenos Aires, reclama por parte de los organizadores españoles una previsora vigilancia, para que el segundo Congreso no desdiga del anterior. A estos efectos, y sin perjuicio de recabar otras asistencias de carácter oficial, parece obli­gado, dentro de la esfera profesional del Notariado, arbitrar los necesarios recur­sos económicos

En su virtud, este Ministerio ha tenido a bien disponer:

1º A partir de 1.° de enero de 1949 todos los Notarios españoles ingresarán en los Colegios respectivos la cantidad de una peseta por folio protocolado, con des­tino a los gastos que origine la celebra­ción del Segundo Congreso Internacional del Notariado Latino.

2.° La Junta de Decanos de los Cole­gios Notariales estará encargada de orde­nar la recaudación e inversión de los can­tidades obtenidas, mediante la oportuna apertura de una contabilidad especial se­parada, y en la que, en todo momento, se refleje el estado de ingresos y gastos.

3.° Si una vez celebrado el Congreso, y abonados todos los gastos, quedara un remanente, éste será ingresado en la Mu­tualidad Notarial.

4.° La Junta de Decanos adoptará los acuerdos pertinentes al mejor cumpli­miento de la presente Orden.

Lo que digo a V. I, para su conocimien­to y efectos oportunos.

Dios guarde a V. I. muchos años.

Madrid, 20 de diciembre de 1948.

FERNANDEZ-CUESTA. Ilmo. Sr. Director General de los Regis­tros y del Notariado».

 

En unas semanas se celebra en Málaga un nuevo Congreso Notarial. En este caso, cada uno se paga lo suyo y aunque no se ha estado organizando tantos años como aquel de Madrid, se ha hecho mucho de esperar porque estaba prevista su celebración para hace casi dos años en la misma ciudad. Toda la información está en la Home del Congreso.

 

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario




 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.