tipos de opositores justito

Tipos de opositores (segunda parte)

“Me puse a pensar el otro día en ya que debía haber un montón de personajes protagonistas de mis posts y en que podría estar bien juntarlos a todos en un totum revolutum, clasificarlos de algún modo y que los que estáis al otro lado de vuestras pantallas de ordenador, tablets, teléfonos y demás artilugios, os identificarais con alguno o algunos de estos tipos de opositor …”

Esta es la segunda y última parte de un recopilatorio que inicié la semana pasada con esta entrada.

Mater, el quid de la cuestión

Mater: “Creo que la gente se abre contigo porque muestras debilidades, no solo fortalezas y eso alivia emocionalmente a los opositores que sufren, porque cuando están con el bajón a veces se sienten incomprendidos. Pero del bajón se sale luchando y preocupándose de ser feliz. En esta oposición es fácil perder el juicio porque nadie estipula los límites y puede ser un poco una locura, por eso la gente al ver tu sinceridad, te escribe y aunque no te conozca sabe que empatizarás con ellos“.

Blacky, la familia, “la sagrada” y colgada en la pared

Blacky: “Carezco de responsabilidad familiar pero mis circunstancias personales están siendo la mayor de mis dificultades como opositor. El entorno no ayuda, la familia no apoya y no sólo eso, sino que uno siente que le ponen palos en las ruedas. Todo es un drama para ellos, pese a que, aún viniendo de una familia humilde, el tema económico no es un tema capital”.

Blacky: “Yo más que del respaldo económico, hablaría de respaldo anímico. Si tu padre es cirujano/ingeniero o incluso tiene plaza de funcionario de grupo A sabe lo que es estudiar, pasarse meses e incluso años entre libros para llegar a lograr eso que te has propuesto, nunca dejará de apoyarte y tendrá una empatía hacia ti que un padre currito quizá (o seguro) nunca llegará a tener. Para tu padre currito serás el hijo que está en su habitación con el flexo, sin pegar palo al agua durante varios años mientras él se levanta a las 6 de la mañana para mantener a la familia. Siempre te llegarán las indirectas o incluso ataques más frontales. ¿Qué opinas de ésta visión? Es más una falta de empatía, de comprensión, que te hace pensar si realmente te quieren…”

Blacky: “A día de hoy, no me faltan fuerzas, sólo que mi entorno me hace sentir vergüenza por pensar que somos de la misma sangre y ver como actúan  Si ya es duro este camino, con estas actitudes de los allegados, imagínate lo que supone”.

Blacky: “Te parecerá extraño, pero a más chinchetas como estas en el camino, mayor es mi determinación en ir hasta el final. Las leyes se vuelven mi escudo, mi lanza, mi guarida … mi todo. Mucha gente prepara oposiciones que no son “ochomiles”, pero asuntos como el que te cuento, se les vuelven la mayor de sus pesadillas y su principal obstáculo. Tienes razón, es el PARTIDO DE MI VIDA. Seguiré contándote mis vaivenes en esta travesía terrorífica pero al mismo tiempo apasionante y retadora. Si fuera fácil habría una lista más larga que la de personas en búsqueda de empleo. Todo esto me está ayudando mucho a conocer mi entorno y también a conocerme a mi mismo. No te canses de leernos. Gracias por tu visión del asunto, aún cuando te/nos/les suene algo áspera“.

Trabajadora, supera el bache y confía en su éxito

Trabajadora: “¿Qué he aprendido de esto? Que de todo se sale y que tendré aún más momentos malos. Pero siempre estudié lo que me dejó el cuerpo, la cabeza y el espíritu. Y no me arrepiento. Siento que ha pasado lo peor y trabajando solo se puede llegar a buen puerto“.

Agradecido, siempre, al preparador

Agradecido: “Es curioso como el tiempo sitúa las cosas en su sitio. Preparadores hay muchos, pero preparados no todos lo están. No he abandonado gracias a mi preparador, que me ha hecho la oposición una meta alcanzable y que lejos de la falta de entrega y atención que dispensan muchos preparadores, haciendo el camino estéril y poco gratificante, me muestra empuje e ilusión. El tiempo no puede atesorarse, solo ganarse perderse o ahorrarse y ha sido recientemente mi enemigo, pero también mi amigo en numerosas ocasiones cuando he conseguido obtener el máximo partido de él”.

Cantante, le sale el primer ejercicio por las orejas

Cantante: ¿Te cantabas temas sin leerlos? Es una buena manera de acelerar. Estoy terminando una vuelta bastante rápida y estaba pensando en probar a hacerlo para la siguiente. Es que en algunos momentos parece que me sale el primer ejercicio por las orejillas (aunque me da miedo decirlo y hasta pensarlo). Me han dicho que la última vuelta antes de examinarse es una vuelta psicológica“.

Regresada, lo dejó y ha vuelto a estudiar

Regresada: “He vuelto a estudiar, tengo momentos en que mataría a alguien y momentos en que estudio tranquilamente. Volver a adaptarse es cuestión de tiempo. El tiempo que yo dedico a quejarme, otro está estudiando y “robándome la plaza”. Se gasta demasiada energía con la negatividad”.

Obsesivo, perfeccionista, miedoso y angustiado … ¿what else?

Obsesivo: “Me encuentro en un dilema entre acudir o no por primera vez a un psicólogo teniendo el siguiente examen de la oposición a mes y medio vista. No sé si aguantar hasta el examen o si acudir ya a terapia con las implicaciones emocionales que pudiera conllevar. Me da miedo que las sesiones con el psicólogo me retrasen en mi estudio. No sé qué hacer. Tengo cuarenta y siete años y estoy preparando oposiciones a la Administración de Justicia. No son de la envergadura de notarías pero hay que estudiarlas y se presenta mucha gente. Soy algo obsesivo, muy perfeccionista y tengo miedo de no aprobar la oposición por la edad, los hijos, la última oportunidad… Siento miedo y angustia y últimamente estoy más nervioso. Me siento muy identificado con las emociones de las que hablas en tu entrada Doping, química y oposiciones. Creo que como tú dices en ese post tengo algo de depresión y por eso me estoy medicando bajo supervisión médica. Llevo varios meses en los que sólo puedo estudiar al aire libre, en el campo y siento ansiedad y angustia en determinados momentos del día que dificultan un estudio a conciencia de los temas. Me da la sensación de que a veces me engaño a mi mismo por creer que aprovecho el tiempo cuando la realidad es que estoy estudiando con dificultad. También duermo mal. Sé que puedo desengancharme de todo esto, pero me da mucho miedo. También me preocupa que la medicación afecte a mi rendimiento, a mi concentración o a mi capacidad de asimilación. Supongo que a ti no te interfirieron si fuiste capaz de superar las oposiciones a notarías, pero me gustaría me dijeras que piensas de ello. Creo que ya comienzo a tomar demasiadas cosas y tengo miedo. La paroxetina la tengo en el horizonte, por si fuera necesaria. Muchas gracias por tu valentía y sinceridad. Para mi ha sido un alivio encontrarte”.tipos de opositores a notarías

Articulato, a vueltas con la literalidad

Articulato: “¿Es indispensable estudiar todos los artículos del Código Civil del 1 al 1.976 de forma literal? En el temario con el que estudio hay algunos artículos que no salen”.

Controladora, de los nervios

Controladora: “A ver si escribes algo sobre cómo controlar los nervios en el examen”.

Margarita, deshojando

Margarita: “Si preparo dictamen, no puedo estudiar los temas y si no preparo el dictamen, cuando apruebe los orales, me voy a ver apurado para hacerlo. ¿Qué hago?”

Turbio, como la cerveza

Turbio: “Estoy un poco turbio. ¿Tú también “estuviste turbio”? Creo que si algún día pudiera dejar de estar turbio, aprobaría”.

Previsora, automedicándose

Previsora: “Pues yo con los nervios iba mucho al baño”.

Burbuja, aislada del mundanal ruido

Burbuja: “Otra cosa. Todas estas historias sólo demuestran que opositando o no, el mundo sigue girando y la vida sigue su curso. He oído decir a algunos preparadores que el opositor debe meterse en una burbuja y no tener en cuenta más que a su oposición y a él mismo. A mí esto no me ha sido posible como ves. Desearía haberlo tenido más fácil. Siento que cuando no es una cosa es otra pero como decían aquellos … no nos moverán. A mí…. al menos…”.

Adelantada, al aprobado

Adelantada: “¿Cómo funciona el asunto después de aprobar?, ¿qué hay que hacer para empezar a trabajar?”.

Los tóxicos, los tipos (y tipas) más indeseables

  1. Doña Perfecta
  2. Siempre Motivada
  3. Problemática

Termino esta mini serie sobre tipos de opositores diciendo lo mismo que dije la semana pasada en la primera parte:

“Pronto sale mi primer libro “Nada antes que opositar (nihil prius oppositio)”, pero con los materiales de los dos últimos años, tengo para escribir ya una segunda parte”.

Tal vez para Reyes pueda estar disponible … (al final fue el 8 de Enero)….

Pincha AQUÍ para comprar “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)” edición en papel (Basconfer)

Pincha AQUÍ para comprar “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)” edición digital (Wolters Kluwer)

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

2 comentarios

  1. Gracias justito, por ampliar el post y meternos de nuevo. Abrazo y seguimos en la pelea.

    Blacky

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *