Inicio / Nihil prius Manducare / Comiendo en casa / Receta del pastel de puerros
pastel de puerros justito

Receta del pastel de puerros

Esta receta del pastel de puerros que os presento hoy, me la pasó hace ya algunos años una querida amiga. Puedo asegurar (doy fe, que diría un Notario) que el plato sale auténticamente delicioso.

La receta es muy sencilla y además tiene el aliciente de que podemos implicar en su preparación a los pequeños, o a los no tan pequeños, de la casa.

Ingredientes

  • Dos láminas de hojaldre, preferiblemente rectangulares.
  • Dos bloques de bacon.
  • Unos 800 gramos de puerros limpios. Les quitaremos toda la parte verde de arriba y las raíces. Cuanto más pequeños sean los puerros, mucho mejor.
  • Al menos 2 paquetes de queso rallado para gratinar (emmental, 4 quesos, etc…). Mejor tener a mano alguno más, por si al final nos hicieran falta.

Pues bien, si ya tenemos todos los ingredientes listos…

Manos a la obra, comenzamos cociendo los puerros

Han de quedar muy blanditos para que podamos hacer láminas con cada una de sus capas. Yo los cuezo en una olla exprés de las de toda la vida durante 6 minutos que empiezo a contar desde el momento en que la válvula comienza a girar. No echo nada de sal (contrarrestando así el exceso de sal del bacon) y solamente un vaso pequeño de agua.

Los puerros ya cocidos, se ponen en un escurridor para que suelten todo el agua y para que se empiecen a enfriar.

También que hay cortar las barras de bacon en cuadraditos, lo más finos que se pueda.

Llegados a este punto es cuando podemos dejar a los pequeños que empiecen a meter las manos en la masa porque ahora tenemos que extender la primera lámina de hojaldre en la bandeja del horno, dejando el papel vegetal que la protege por la parte de abajo, y comenzando a cubrirla con la primera capa de láminas de puerro.

Hay que tener la precaución de dejar un pequeño borde de aproximadamente un centímetro de ancho a lo largo de los cuatro lados de la lámina para luego poder pegar este borde con la segunda lámina que cubrirá el pastel.

Una vez extendida la capa de puerro, comenzaremos una segunda capa con el bacon, para terminar haciendo una tercera capa con el queso rallado.

A continuación se preparan dos pisos más, el segundo y el tercero, puerro-bacon-queso y otra vez puerro-bacon-queso.

En total haremos tres pisos. Más de tres hacen el pastel excesivamente recargado.

¡Bien! pues ahora ya solo falta ponerle la “tapa” al pastel con la segunda lámina de hojaldre, pegar los bordes del pastel doblando el borde de la lámina inferior con el borde de la superior y meter la bandeja en el horno que previamente habremos puesto a calentar a 170º.

Tendremos el pastel en el horno aproximadamente 30 minutos a una temperatura entre 170 y 180 grados.

Yo siempre enciendo la parte inferior y superior del horno junto con el convector de aire para conseguir un reparto más uniforme del calor.

El momento de sacar el pastel del horno llega cuando veamos que ya está completamente dorada su parte superior.

Estoy seguro de que este pastel os va a sorprender porque sale riquísimo.

¡Buen provecho!

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

2 comentarios

  1. Acabo de hacerlo! Tiene buena pinta… a ver que dice mi familia. 😉 😉

    • Hola Lucia: Sale buenísimo. Gracias por la participación y el comentario. Saludos. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *