Nada antes que la Fe

¿Qué significa «nihil prius fide»?

Esta es la cuestión «corta» o FAQ mas visitada de mi blog con sus casi 40.000 visitas, así que, por extensión y por estadísticas, merecía ser elevada a la categoría de post. Sin duda, intriga a la gente el saber qué significa ese latinajo que aparece tantas veces en los sellos, carpetas y documentos notariales. Vamos a explicarlo hoy aquí con una chispa de humor y a modo de celebración de los seis años justos que ayer mismo cumplió mi blog en los que he publicado 2.052 entradas cortas (FAQS) y 1.225 largas (POSTS) lo que hace un total de 3.277 entradas en 2.191 días, es decir, casi un artículo y medio al día. MUCHAS GRACIAS a mis casi 1.000 suscriptores y los ya mas de 4 millones de visitas que he tenido en estos años. Nunca jamás hubiera pensado que esto pudiera suceder cuando allá por el 2008 empecé con mis primeros pinitos de índole corporativa. Un largo recorrido el que he caminado hasta llegar aquí y en el que dos hitos fundamentales han sido mis dos libros: «Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)», con guiño incluido a nuestro lema, y «Crónica notarial de una pandemia» del que quedan los últimos ejemplares.

«Nihil prius fide» significa «nada antes que la fe» (la fe pública, claro) y es el lema de los Notarios españoles. Su origen se encuentra en una frase del poeta romano Propercio y lo cierto es que es fuente de muchas anécdotas.

Aquí van algunas anécdotas sobre el «nihil prius fide»

1.= Me lo contó un compañero: «Me ocurrió en la firma de un testamento. Estaba solo en la notaría, y mientras explicaba a una señora qué opciones tenía, de repente me dice: ¿Está usted solo?

Notario: señora, una de mis empleadas está de vacaciones y la otra ha acabado su jornada, así que sí, estoy solo.

Señora: ¿Y Nil?

Notario: ¿Nil? No sé a quién se refiere, señora.

Señora: Sí, Nil, el otro que trabaja aquí.

Notario: Creo que se está confundiendo señora, aquí no trabaja nadie que se llame Nil. Y creo que tampoco trabajó nadie con ese nombre con los Notarios anteriores.

Señora: Entonces, ¿por qué ponen que aquí trabaja Nil?

El Notario no salía de su asombro y le dice a la señora: «Discúlpeme, pero que yo sepa, nadie ha hecho o dicho nada de lo que pueda inferirse que aquí trabaja un señor que se llame Nil».

Señora: ¿Cómo que no? En su misma puerta, pone «Notario» de nombre Nil, de primer apellido Prius, y de segundo apellido Fide.

2.= Don Nil también es conocido como Don Nihil o como Don Naial.

3.= Que nombre tan raro tiene la Notaria, ¿no? ¿Nihil? ¿es vasca?

4.= Mac, mi querido preparador, tiene en la puerta de su despacho (que era el de su padre, también Notario como el mío), una preciosa vidriera que reproduce el escudo notarial que incluye nuestro lema. Mac me contaba que en una ocasión le preguntaron:

Oye Mac, ¿que significa eso de «naial praius faid»?

Significa «nada antes que la fe», pero no es inglés, es latín.

5.= Otra variante idiomática es «nihil prisuf ide». Suelo mirar en el WordPress del backoffice de mi web que tipo de búsquedas llevan a la gente a mi blog y hace unos días me encontré con esta curiosa variante de nuestro querido lema.

6.= Esta última me la cuenta MC y es buenísima: «A nosotros nos pagaron una factura y el destinatario era Nihil Prius Fide«.

Les dejo recordando lo dicho, es latín, no es inglés, ni alemán, así que léanlo simplemente «como suena».

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario.@justitonotario




 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *