Pablo Madrid Navarro, Notario, llega a su edad de jubilación obligatoria tras mas de 25 años en Benidorm

Acabo de participar (de hecho acaban de terminar los discursos y los brindis hace solo un momento) en la comida sorpresa que se la hecho a mi amigo y compañero Pablo Madrid Navarro, Notario de Benidorm, con motivo de su jubilación. He tenido el placer y el honor de poder dirigirme a los presentes para dedicar a Pablo unas palabras que no me apetecía que quedaran olvidadas para siempre, así que he utilizado mi blog para escribirlas, para publicarlas y para así conservarlas en reconocimiento a un gran profesional que ha de servir de ejemplo y referente para los que continuamos en esta brega diaria y para los que se vayan incorporando a ella de ahora en adelante. Pablo, nacido en 1951 en Yeste (Albacete), estudio Derecho en la Facultad de Murcia (como yo) e ingresó en el Notariado en 1978 en una convocatoria que se desarrolló en Barcelona. Ha sido Notario de Torrecilla en Cameros (La Rioja), Hervás (Cáceres), Villacarrillo (Jaén), Tortosa (Tarragona), donde conoció a Carmen, su mujer, y de Benidorm (Alicante) donde llegó en 1994 y donde ha estado la friolera de 27 o 28 años. Entonces había seis notarías, llegó a haber nueve y han vuelto a quedar seis tras la demarcación de 2015. Esto es lo que he dicho a la concurrencia en un fantástico restaurante de Benidorm.

«Hola a todos. Solo os voy a decir unas pocas palabras aunque como veréis tal vez no sea yo el mas apropiado para hablar aquí hoy. Yo conocí a Pablo en Twitter en 2013. Cuando uno está en Twitter y se pone a «interactuar» no suele tardar en encontrarse con proposiciones de desvirtualización (de conocimiento físico de los amigos que uno va haciendo). Yo realmente siempre pensé que las desvirtualizaciones con completos desconocidos nunca iban a ser lo mío. No entré en las redes sociales para desvirtualizarme (y aunque sé por lo que lo hice, lo que ha sucedido después en mi devenir no ha tenido absolutamente nada que ver con las que fueron mis iniciales expectativas que solo eran hablar del Manducare) excepto, y no lo supe al principio (y por eso me equivoqué con esta red social y realmente con todas las demás) con los compañeros. Hace unos seis años en una animadísima comida (que terminó en cena) que tuvo lugar en Madrid, nos desvirtualizamos buena parte de los que nos relacionábamos entonces en Twitter. No ha habido repetición de la jugada, no nos hemos vuelto a reunir y eso creo que es debido a que Twitter ha cambiado mucho en los últimos años como lo hemos hecho todos y especialmente en los dos últimos (tal vez nos hemos llegado a cansar hasta de nosotros mismos). Así que podría decir que hoy estoy aquí gracias al fenómeno de las redes sociales porque yo a Pablo solo le había visto una vez en mi vida hasta hoy (aunque con su jubilación espero que nos veamos mas a menudo y ya tenemos planes para ello en Pinoso (mi sede notarial), en Cartagena (donde vivo) y en Murcia (donde ambos estudiamos). Sin embargo, desde entonces hemos mantenido nuestra relación indudablemente afianzada por nuestra condición de Notarios. En los tiempos que corren, de tantísimo estrés, de cambios legales, de desconfianzas, de personas que entran en el despacho aceleradas, protestando o desairadas, reforzar la confianza con los compañeros, pasar un buen rato como este y compartir con ellos es muy importante para mi (y para Pablo) y creo que ahí encontramos Pablo y yo nuestro hueco para hacernos amigos, para compartir información y confidencias y para que a mi se me revelase como un gran ser humano y un gran profesional que ha llegado a la meta como Notario en activo pero que esperamos que ahora nos siga acompañando en la jubilación que estoy seguro de que si dependiera de él se hubiera postergado puesto que le quedan fuerzas para rato. Creo que hay que procurar salir del aislamiento del despacho y crear vínculos y aunque algunos no lo creáis, las redes sociales, Twitter en este caso y el fastidioso, en ocasiones, Whatsapp son lugares perfectos para  compartir inquietudes, noticias o problemas. Gracias a Carmen por tener presente la amistad entre Pablo y yo e invitarme a pasar con ellos y con vosotros este importante día».

Tras la celebración (posdata)

Después de los postres y antes de unas fotos y una copichuela fue el momento de los discursos. Empezó Luis Sánchez, compañero de residencia de Pablo. Lo que mas me gustó de la intervención de Luis es que nos contó que Pablo estuvo en la celebración de la jubilación de su abuelo Anastasio, Notario, cuando Pablo andaba por Jaén y que ahora, menuda coincidencia, era él el que estaba en la jubilación de Pablo. Después le tocó el turno a Germán Rodríguez, Registrador, y amigo desde hace años de Pablo que nos deleitó con las viejas vivencias compartidas por ambos y con alguna anécdota mas sobre el mundo notarial y registral que prometí no contar. Viendo que mis compañeros de terna en los discursos hablaron sin chuletas, decidí hacerlo yo también intentado decir mas o menos lo que tenía preparado. Creo que no lo hice mal del todo. Al finalizar mis palabras le toco el turno a Pablo que nos glosó su vida notarial desde su primer destino en Torrecilla en Cameros y hasta finalizar ahora en Benidorm. Su intervención llena de añoranzas, especialmente por su hermano Constantino, también Notario y ya fallecido, nos hizo a todos sonreírnos y repasar nuestras propias experiencias personales y profesionales. Vinieron luego los regalos y la salida al jardín para disfrutar de un tarde magnífica y de una animada charla entre los empleados de Pablo y un nutrido grupo de Notarios y Registradores.

Tuve el gustazo de sentarme al lado de Pablo y doy las gracias desde aquí a los compañeros que me felicitaron por el trabajo que hago en mi blog. Así da gusto compartir lo que hago.

Espero que pronto nos volvamos a ver. Con seguridad lo acabaré contando …

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario




 

Un comentario

  1. Enhorabuena Pablo; deseo que disfrutes a tope de ésta nueva y «certera» edad. Un fuerte abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *