Inicio / Off Topic / Nunca seré macho alfa
macho alfa

Nunca seré macho alfa

Y es que no creo que ni siquiera me gustara serlo, porque el macho alfa debe de caracterizarse por ser de los de la fuerza bruta y andarse con pocas contemplaciones con los demás (especialmente con los machos jóvenes de su manada).

El macho alfa lo resuelve todo a lo bestia, por sus huevos podríamos decir. Ni escucha, ni le interesa lo que opinan los demás. No puede ni quiere arriesgar su posición en la manada y por eso no hace concesiones, no vaya a ser que se ponga en duda su autoridad o su sabiduría o su experiencia o su periplo vital o su conocimiento de todas las materias o sus siempre acertadas decisiones y opiniones.

Supongo que se puede ser macho alfa y no ir de macho alfa, supongo que uno puede conseguir ser alguien dentro de la manada, ser considerado, y que tu forma de ser, de ver la vida, de actuar, de pensar, de hablar, de razonar, de tratar, de comportarte con los demás (especialmente con los de la propia manada, cuando tú provenías de otro distinta) sea respetada, sin querer dar un golpe de estado, ni acabar con el orden establecido.

No suelo acercarme al gran macho alfa, porque le tengo miedo, pero me gustaría decirle que estaría bien que nos aproximáramos sin luchar, que, aunque solo sea de vez en cuando, y como a mi no me interesa su puesto, que solo me interesa el mío, que me tenga en cuenta, que no me ningunee, que me escuche y que hasta me dé la razón cuando la tenga (solo cuando la tenga, sin pretender saber más de lo mío que yo), porque al final lo que va a acabar ocurriendo es que su manada y la mía ya no serán la misma manada. Así sin pelear, solo cogiendo caminos distintos.

Cada uno se forja de una manera y mi forja ha sido distinta, ni mejor, ni peor, que la suya. Mi trayectoria es la mía y a mi me sirve y me satisface y me realiza y lo que es más, les gusta a los de mi manada de procedencia y a la mía propia.

Sin habernos enfrentado, sin haber peleado nunca, sin habernos partido los colmillos ni las astas, aunque haya habido uno o dos conatos o escarceos, él sigue a lo suyo y yo me he ido yendo a lo mío, a pastar en otros valles y a intentar ser feliz con mi propia manada.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *