verano en la manga

Mi primer verano en La Manga del Mar Menor

Que no me diga nadie que no he contribuido al sostenimiento de la hostelería de la zona en mi primer verano en La Manga del Mar Menor.

Viernes 31 Cena Bonobo Playa

Comenzamos con un tomate partío muy rico, con rúcula y queso parmesano. Después una de pollo al grill y una parrillada de marisco fresca que salía un 30 % mas cara que la congelada y que mereció el extra aunque se nos acabara enfriando un poco porque era inmensa para dos personas. El personal muy joven, dinámico y simpático. Nos ofrecieron “un vino que está mejor que el Martín Codax”, dijo el camarero, que se llamaba Bicos al que no se le podía pedir más por los 10 € que costaba. Al parecer es la marca blanca de Martín Codax. Los postres muy ricos servidos en vasos de chateo. Había tarta de queso y otra de aguacate con pistachos. Fueron 104 € (para tres) de los que 75 € fueron para el vino y la parrillada de mariscos.

Sábado 1 Cena Gran Torino

Un restaurante italiano en Cabo de Palos. Comenzamos con unas almejas a la provenzal con una riquísima salsa de tomate y continuamos con platos individuales: espagueti con carabineros, ravioli de ricota y espinaca a la carbonara y una pizza “Lujuria”. La salsa de la pizza (mi elección) fue la misma que la de las almejas, así que acabé un poco saturado de sabor provenzal. El atentísimo camarero debió advertirme de mi error. El vino un Rías Baixas, no sé si alvariño, que se llamaba Torre La Moreira. No me gustó mucho y estaba muy caro visto lo que valía en varias webs que consulté en el acto.

Tras un descanso de dos días, volvimos a la carga el martes …

Martes 4 Cena La Tasca del Tío Andrés

Muy en el estilo del de Cartagena. Fantástico el camarero; hasta nos hizo un regalo al terminar. Una ensaladita de tomate, bonito y alguna cosa más. Una oreja a la plancha (media ración) y calamar de potera a la andaluza, un par de buenos trozos de pulpo, tres caballitos. Una de pollo al grill, un buen jamón (quizá demasiado sudoroso) … y mucha cerveza 🍺. Costó 105 € y fuimos tres.

Miércoles 5 Cena Chiringuito El Mirador

En un emplazamiento fantástico (el puerto de Tomás Maestre) y con una vistas maravillosas de la bocana y el Mar Menor nos endiñamos un tomate con bonito, croquetas de tinta de calamar, calamares 🦑 a la andaluza, tortitas de camarón, sepia a la plancha (¡que buena!) y unas sardinas. Postres clásicos (tarta al whisky o brownie) y un albariño llamado “Lobeira”. 113,50 € para seis personas. Trato familiar diligente, pero algo lento.

Jueves 6 Cena Más Cosicas

Dudamos en sentarnos fuera o dentro y finalmente optamos por ocupar una de las mesas altas del interior donde dimos cuenta de un jamón de pato, unos noddles, una ensalada de tomate con tofu, dos pan bao de rabo de toro, alitas marinadas y una botella de Tilenus. La cuenta subió a los 68 € para dos. Un poco lentos pero todo muy rico en un local que con algunas pequeñas mejoras ganaría un montón. Fantástica esa camarera de ojos azules.

Viernes 7 Cena Club Náutico Dos Mares

Me gusta mucho este sitio. Al borde del agua, bajo las enormes setas de hormigón. Espacioso y elegante aún al aire libre. Se picaron varias cosas al centro como la sardina ahumada, el pulpo frito, el calamar andaluza, las marineras, las anchoas y la ensalada de tomate. Luego hubo varios lenguados, asados de pescado, lubinas y tartar de salmón. También cayeron algunos postres como la tarta de almendra con helado y el sorbete de mandarina. Junto con tres botellas de vino y alguna cosa para los niños fueron 548 € a 95 € por pareja con una cena copiosa y un servicio bajo la batuta de Ramsés y en excelente ambiente. Hasta hubo un gin tonic que, seamos francos, podían haber preparado mucho mejor.

Sábado 8 Cena Chiringuito Lebeche

Aquella noche tuvimos la mala suerte de que nos tocara una mesa a la que se la había roto la luz que colgaba de la sombrilla de paja, así que tuvimos que ayudarnos de los móviles para saber lo que nos metíamos en la boca. Estuvimos casi a oscuras y atendidos a tirones y trompicones; de hecho hasta nos tuvimos que levantar en alguna ocasión a recordar que faltaba esto o aquello. ¿La culpa? Pues que no se pueden tener tantas mesas cuando la cocina no es capaz de sacar el manducare para tanta gente. Ensalada, pescadito y poco más.

Martes 11 Cena La Taberna del Puerto

Tomamos unas cañas, un plato de hueva de mújol, mojama y almendras y unas almejas picantonas. María la camarera nos úbico rápidamente en una mesa alta con sombrilla cuando empezó a llover puesto que nos habíamos ubicado al comenzar en la zona de los barriles, que es la más próxima a La Tana.

Jueves 13 Sunset (comida) y Maloca (cena)

Un día de doblete. Para compensar nos fuimos en bicicleta andando hasta el Sunset. Una tirada considerable para la hora que era y para un par de atletas como nosotros.

Sunset: Media de verduritas que resultaron ser en tempura. Sosas y normalitas. Rica la mayonesa de soja. Luego unas gambas que hacía mucho que salieron del mar. Fijo que eran de las “Tres carabelas”. Un plato de buen jamón pero muy flojo el queso. Buen trato, lugar agradable a pie de arena con un equipo joven, dinámico y agradable. 78 € para dos personas.

Maloca: Un local con varios ambientes con gente joven en general y un trato sofisticado no invasivo ni distante. Ensaladilla crujiente; espeto de sardinas; ensalada de tomates de la huerta y huevos a baja temperatura. El postre fue un helado de mango con crema de queso. Cayeron dos botellas de Musso blanco de Casa Rojo y hasta nos tomamos un ronizado. 107 💵 para cuatro comensales sin contar el ronizado.

Viernes 14 Cena El Pinacho

Me gusto el cazón y el pulpo a la cartagenera (hasta lo repetimos). El tomate de la ensalada y los salazones eran ricos. La fritura me pareció floja. Rica la hueva pero no probé los letones. Pagamos menos de 50 € por pareja y éramos ocho comensales (algo caro para este local). Un clásico de Cartagena que se trasladó hace un tiempo a La Manga.

Sábado 15 Cena Triana

Dando una vuelta por El Zoco tras una enorme caminata, la simpatía de la camarera nos hizo decantarnos por este local para tomar una cerveza y una pizza de la casa (la Triana) a fin de coger fuerzas para el camino de vuelta a casa.

Domingo 16 Comida Miramar

Un clásico de Cabo de Palos y de la zona en el que nos comimos unas ostras buenísimas. Las cigalas estaban demasiado hechas. Cayó una tortilla de chanquetes y un gran caldero con un Caraballas y un postre “Miramar” (se ve que ya nadie toma el arrope a pelo). 125 pavos 🦃 para tres comensales.

Jueves 20 Cena El Camarote de la Martinique

Nos despachamos con dos de cebiche, una de las espectaculares patatas bravas, otra de ensaladilla rosa, una ensalada de tomate (que seguramente fue lo que menos me gustó), un tartar de atún, un tataki de presa y dos ESPECTACULARES cogotes de merluza con verduritas picantitas y soja todo en raciones suficientemente abundantes para todos. Cayeron dos botellas de Louro y los postres no desmerecieron en absoluto el ritmo de la cena. Hubo una milhoja, un brownie y un carpaccio de piña. 272 € entre seis, es decir a menos de 50 € por cabeza para una cena copiosa y exquisita. El trato me pareció fantástico. Me gustó mucho el local aunque le falla un pelín la climatización y algo más la acústica. Prefiero, sin la menor duda, el interior al exterior por mucho que se encuentre a pie de mini ola del Mar Menor puesto que en la oscuridad de la noche no se ve gran cosa y la terraza en sí me resultó completamente anodina. Estoy deseando volver. Creo que ha sido el descubrimiento del verano.

Y sábado 22 Cena Pata Palo Sunset

Para terminar las vacaciones en La Manga, fuimos a la Playa de los Alemanes y cenamos en el chiringuito Patapalo Sunset. Es un sitio que suele tener actuaciones en directo ahora desaparecidas por causa del COVID-19. El ambiente es juvenil, estábamos muy por encima de la media edad y los camareros son igualmente jóvenes. Nos tocó uno un pelín túzaro que diría mi amiga Ana Lombardía. Nos despachamos con un buen tomate con olivas, unos nachos riquísimos, un humus que estaba muy bien, unas bravas que no valían nada y unos tacos bastante ricos. Se sirve en plato de cartón y vasos de plástico y aún así pudimos disfrutar de uno de los vinos de Casa Rojo que más me gusta: La Marimorena. Exhaustos después de tanta comilona no fuimos capaces de llegar al postre.

Para el año que viene me quedan unas cuantas recomendaciones en La Manga y alrededores

A algunos ya he ido pero hace un cierto tiempo. A otros aunque lo he intentado, no he podido ir:

  • Chiringuito Dos Mares.
  • La Cangreja.
  • La Palera.
  • Campoverde.
  • Los Caballos.
  • El Galán. Lo intenté pero imposible.
  • La Escuela de Pieter. Lo intenté pero imposible.
  • La Bocana del Puerto. Lo intenté pero imposible.
  • Collados Beach.
  • El Pulpito.
  • Enzo Sushi.
  • Chiringuito El Cubano.
  • Bluefish Sala Mediterráneo.
  • Be Trips.
  • Parador del Mar Menor.
  • Vivero 55.
  • Y Agua Salá

También me quedé con ganas de hacerme un cine de verano pero no me apeteció ver ni una sola de las películas ofertadas en estos días.

Hasta el año que viene La Manga; hemos sido muy felices allí a pesar de las restricciones impuestas por la época que vivimos. Si no puedo repetir apartamento, me busco socios y el año que viene me meto en este casoplón.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario



 

5 comentarios

  1. Madre mía, qué envidia y encima en estos tiempos, cuida el colesterol 🙂

  2. Buenas tardes Justito,

    Yo llevo veraneando desde que nací en Mar de Cristal, y no puedo dejar de recomendarte que una tarde-noche vayas al chiringuito Punta de Lomas, y si te gustan las pizzerias, sin duda, te recomiendo Casa Azurri de Los Belones, o Picolo de Mare en el propio paseo de Mar de Cristal.

    Un saludo.

    • Hola Luis:
      Pues con tu comentario queda registrada la sugerencia.
      A pesar de vivir en Cartagena desde que me casé (con un paréntesis de cinco años) La Manga era para mi “territorio inexplorado”.
      El Mar Menor no tanto.
      Gracias, saludos, Justito El Notario.

  3. José Manuel Antón de la Calle

    Estimado Sr.

    Me alegro de que disfrute tanto de la vida. Está en la mejor edad. Se lo merece. Arriesgó muchísimo en su momento y ganó. Así que enhorabuena. No hay ni un ápice de ironía en el comentario.

    • Estimado José Manuel:
      Bueno, desde luego a nivel profesional, intelectual .. me encuentro en plenitud.
      Procuro aprovechar todo mi tiempo y disfrutar de la cuota de tiempo libre que me reservo para hacer lo que me gusta que es comer, beber y viajar, fundamentalmente.
      Creo que la lectura cronológica de mi historia que recoge mi primer libro, también le gustaría.
      Saludos y gracias, Justito El Notario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *