comentario notaria google

¿Me haces una reseña positiva de la notaría en Google?

Ya comenté el otro día que los hilos y conversaciones de Twitter sobre asuntos notariales podrían darme para unos cuantos posts. El primero de esta serie fue sobre el bonito tema de “¿qué es un Notario? “. Tras el de hoy tengo previsto otro verdaderamente interesante (para mí al menos) sobre el manido tema del clasismo de las oposiciones a cuerpos digamos que “superiores o de élite” en el que lo más divertido es que yo mismo soy el protagonista. Espero sacarlo pronto adelante porque, sin duda, nos vamos a reír. En el hilo que suscita este post de hoy se hablaba de la calificación de notarías en Google Maps y lo generó un tuit del famoso crítico gastronómico Carlos Mateos (Mister Espeto) que dijo esto:

“Acabo de descubrir que hay gente que les pone calificación a las notarías en Google Maps. “Crítico notarial” quedaría muy distinguido en mi tarjeta de visita. Notarías para firmar por un tubo y notarías nivel San Raimundo de Peñafort serán las tops. Y les revisaremos los bolígrafos y los cuartos de baño. Estoy afilando mi léxico para la ocasión.

Sin duda que Mateos no tiene un pelo de tonto.

Inmediatamente el tuit de Mister Espeto se convirtió en hilo cuando llegaron varias respuestas

  • Creo que ha llegado el momento de que las notarías se trabajen la opinión del consumidor final y las redes. La figura del Notario de origen francés tiene que actualizarse obviamente y este sería un paso importante.
  • Por motivos profesionales voy a menudo a notarías  y jamás se me ocurriría entrar en críticas sobre las mismas. Lo que sí he notado es que de unos años a esta parte son menos frecuentadas. Antes echabas la mañana allí y ahora te atienden rápido.
  • Sí, ahora están mucho más tranquilas, como todo.
  • Pues yo fui a una y me trataron fatal. Me aconsejaron mal y espero – se supone que esta persona pudo hacer algún comentario – que sirva a otros clientes para elegir mejor.
  • Te hacen esperar mucho o poco, está limpia o no tanto, cumple las medidas de seguridad. Hay mucho para opinar.
  • Me echo a temblar. El mercado que frecuenta usted los viernes es más civilizado que algunas notarías.
  • Yo a alguna notaría he estado por ponerle un comentario relativo a que el personal debería llevar mascarillas, pero ¿para qué?

Nada del otro mundo, ¿verdad? y alguna chorrada supina (como lo de mercados más civilizados que notarías).

Lo mejor de todo, sin la menor duda, es el tuit inicial del Sr. Mateos al que me atreví (sí, hay que atreverse para meterse en una conversación de este tipo en una red social como Twitter cuando uno es del sector afectado) a decirle a Mister Espeto que iba a tener difícil calificar la mía que está a caballo entre el nivel San Raimundo y un cuarto de baño de los ochenta. También le dije a Mister Espeto que yo había escrito sobre este asunto hace un tiempo. Fue (más o menos) esto lo que dije:

Un recién estrenado con veinte reseñas positivas en Google: Las armas del novato de la época digital

Hace una promoción, me encontré con un compañero que al mes de empezar a trabajar ya tenía en Google una veintena de reseñas positivas con una media de cinco estrellas.

Justito, ahora la gente empieza de otra manera”, me dijeron. Bueno yo aprobé en 2002, así que no hace tanto y las reseñas en Google hace años que se pueden hacer. El problema para mi es que cuando uno empieza tiene que preocuparse de firmar bien, no de firmar mucho. Eso viene luego (o no) y preocuparse de las valoraciones no me parece oportuno ya sean ciertas (cosa que dudo), ya hayan sido espontáneas (cosa que también dudo) o ya te las hayan hecho tus amiguetes y familiares para tu mejor posicionamiento (cosa que no es seria ni tampoco leal). Si nos enfadamos cuándo nos hacen injustamente una mala reseña, pienso que deberíamos evitar que nos hagan este otro tipo de reseñas buenistas (interesadas, falsas, etc ….). Seamos serios o no nos quejemos cuando luego venga una mala e injusta pues tendremos mucho que callar, ¿no?

Sin duda que mucha gente llega con otros aires a la profesión en los últimos tiempos. Espero que esos aires, con los que parece que estamos más a lo secundario que a lo principal, a la apariencia más que al fondo, no acaben con nuestra función (o no la resientan gravemente).

Llegados a este punto, enlazo esta cuestión con otras que tenía pendiente de tratar desde hace tiempo cómo es la de las webs que contienen datos de Notarios y notarías y que los puntúan.

Los “mejores” Notarios y las mejores notarías, ¿publicidad o negocio?

Hay algunas webs que buscan centrar la búsqueda de un profesional entre aquellos que ¿están suscritos a la misma? Supongo que los Notarios que aparecen pagarán algún tipo de peaje por estar ahí. No lo sé, pero no me parece bien y es un agravio hacia los Notarios que no aparecen, ya sea porque no les apetece estar, o porque no están dispuestos a hacer uso de este tipo de publicidad encubierta de su actividad profesional y que, en buena medida, lo único que hace es despistar al ciudadano. Además, a todos estos directorios de Notarios les ocurre lo mismo: empiezan bien pero luego, cuando hay que trabajarse las actualizaciones, fracasan. Creo que el directorio de la web pública del Consejo General del Notariado tendría que evolucionar para, tal vez (y entre otras cosas), recoger la web de los  Notarios que la tengan y quieran darla a conocer. Le podríamos dar un buen escarmiento a todas estas pseudoguías de medio pelo, aunque seguro que hay muchas páginas notariales completamente infumables y no publicitables (para el que esté aburrido que visite mi Blogosfera). Este tipo de webs son como los satélites cuando dejan de cumplir su función o alcanzan su ciclo vital, se quedan ahí en el espacio, girando alrededor de la Tierra por inercia hasta que un día alguien deja de pagar el hospedaje o la renovación del dominio y entonces desaparecen sin más, como los satélites que acaban desintegrándose al caer y chocar contra la atmósfera. Algunas de ellas dan la sensación de que se dedican a hacer de intermediarias entre el profesional y el posible cliente. Para solicitar información sobre una notaría me han obligado a rellenar un cuestionario donde, al final, me terminan pidiendo el email y el teléfono. Pronto hablaré de una nueva web que ha tenido la feliz idea de ofrecer todos los trámites de gestión de una herencia por una tarifa plana que en el mejor de los casos es de ¡3.000 Euros¡ También es de justicia decir que no todas estas webs con valoraciones notariales utilizarán el mismo método puesto que yo me he encontrado en algún listado sin haberme contactado nadie, ni pagado nada por estar allí… lo prometo.

Hubo un tiempo en que los Notarios tuiteros le hicimos bastante al índice Klout que luego se convirtió en Top Influencers.

¿Y qué cosas podrían valorarse?

Pues a mi se ocurre todas estas:

  1. Profesionalidad.
  2. Motivación a resolver dudas de la manera más rápida, clara y amable por parte de oficiales y Notario, incluso por teléfono o e-mail.
  3. Tiempo de espera.
  4. Tamaño (el tamaño, ¿importa?).
  5. Situación y comunicaciones. Parking o zona azul. Metro. Tranvía. A pie.
  6. Disponibilidad del Notario y de sus oficiales.
  7. Buena organización
  8. Preparación de las escrituras con tiempo, repasando la documentación con antelación y evitando sorpresas de última hora.
  9. Tranquilidad a la hora de firmar.
  10. Calidad de sus documentos, rapidez y eficacia.
  11. Equipo humano profesional, formado, servicial, ágil, correcto, claro, cercano, atento, amable y dispuesto a ayudar.
  12. Uso de las novedades y aplicativos tecnológicos.
  13. Páginas webs y blogs en los que encontrar información de valor con una redacción clara.
  14. Experiencia.
  15. Capacidad resolutiva.
  16. Bajo nivel de errores y subsanaciones.
  17. Buen asesoramiento fiscal.
  18. Asistencia en la fase del pre y el post otorgamiento.
  19. Simpatía y trato afable y cercano.
  20. Y correcta aplicación del arancel.

¿Y si todo dependiera de que nos hagamos un proceso de transformación digital?

Hace un tiempo todos los Notarios de España recibimos un mismo e-mail:

“Soy Fulano, cofundador de la agencia creativa digital “Somos Guays”. Somos la agencia que está detrás del proceso de Transformación Digital de la notaría de Talsitio, una de las notarías más exitosas del país. En los últimos años hemos estado trabajando para perfeccionar una serie de soluciones adaptadas a notarías modernas. Con ellas no solo se obtendrá un flujo constante de clientes nuevos, sino también una presencia prestigiosa y moderna en su sector, posicionándose al mismo tiempo entre las notarías más relevantes de su localidad. Les invito a conocer nuestras soluciones en nuestra web. ¿Su notaría está actualmente aprovechando todo el potencial de la digitalización? Agradezco su tiempo y quedo a su disposición para presentarles una demo. Atentamente, Fulano de Guay”.

Esta gente, vía corporativo, nos escribe a todos los Notarios de España y nos cuenta lo bien que le va a la notaría de Talsitio. Pero:

  • ¿Cómo ha conseguido Fulano de Guay todos los e-mails corporativos de todos los Notarios de España?
  • Moderno no es bueno o mejor.
  • En las notarías en las que se firma mucho, el ciudadano podría estar especialmente desprotegido.
  • ¿Mejor poco y bueno que mucho y malo?
  • ¿Cómo se mide el éxito notarial? El concepto de exitoso es relativo y difícil de medir. ¿Tener éxito es firmar mucho?
  • ¿Y el índice de satisfacción? ¿Podemos fiarnos de un teórico índice de satisfacción? ¿El público sabe valorar lo realmente importante?

Yo, después de todo, prefiero menos transformación digital (al menos en el formato de “Fulano de Guay”) y mucho más aquello de ….

  1. Honra tu ministerio.
  2. Rinde culto a la verdad.
  3. Obra con prudencia.
  4. Estudia con pasión.
  5. Asesora con lealtad.
  6. Inspírate en la equidad.
  7. Cíñete a la ley.
  8. Garantiza la imparcialidad.
  9. Ejerce con dignidad.
  10. Y respeta tu profesión.

Pero, claro, siempre que todo esto sea de verdad, porque si es de boquilla y en apariencias a mí no me sirve.

Por cierto, tras el hilo tuitero recibí un comentario en Google que me ponía un 5 y que decía: “¡Fenomenal! Siempre dispuesto a ayudarte y a asesorarte. Lo que más me gusta es la cercanía y el trato profesional”. Sospecho que quien lo escribió me conoce, no ha venido a mi notaría y que lo hizo tras ver mi intervención en la conversación suscitada por el tuit de Mr. Espeto, aunque, por supuesto, todo lo que dice es … rigurosamente cierto. ;))

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario



 

12 comentarios

  1. Soy un seguidor acérrimo del Blog y te felicito por ese lenguaje coloquial y claro, y la profundidad de los temas que tratas. Y me gustaría recibir una copia de tu libro “Crónica notarial de una pandemia” .

    Lo pago mediante reembolso y…enhorabuena

  2. Por Madrid hay mucha competencia Notarial, normal, hay muchos asuntos pero también muchas Notarias. Personalmente, y aunque sea por puro egoismo, suelo alejarme de los Notarios excesivamente “formales” (véase que para acreditar el matrimonio soliciten un certificado y a otros les valga el libro de familia). Haberlos hailos (o como se diga).

    Si te hace falta una referencia positiva, ya sólo por el tiempo que le dedicas al blog, la mereces de sobra.

    • Buenas tardes amigos:
      Me alegran mucho vuestras dos últimas líneas. Así lo veo yo también, pero no, no me hacen falta las reseñas y todo el artículo está planteado en un tono crítico respecto de aquellos que los provocan y no son ciertas o del todo ciertas.

      Lo que sí sería magnifico es que os hicieráis con un ejemplar de mi “Crónica notarial de una pandemia”. Puedo enviarlo dedicado y creo que es una lectura que respira mi visión de la notaría por los “cuatro costados”.
      Si os animáis, escribidme a justitonotario@hotmail.com

      Gracias por vuestras palabras y un abrazo, Justito El Notario.

  3. Como Abogado, en ocasiones tengo que acudir a Notarías y es frecuente encontrarme, y sufrir, con oficiales poco formados, Notarios con los que es imposible contactar, salvo para el acto de la firma, cuando aparecen de pasada, donde el asesoramiento es insuficiente, tiempos de espera evitables, falta de celo, sorpresas de última hora, poco rigor técnico causante de problemas posteriores … Notarías en las que el profesional que acude a ellas tiene la sensación de que hay que llevarlo todo atado y bien atado, porque pudiera ser que el Notario le dedique poco tiempo al estudio del asunto … En fin, de las veinte cuestiones que propones como objeto de valoración, lamento decir que en algunas que conozco no podría dar una valoración alta, aunque en otras sí, y muy alta, afortunadamente.

    Sigo habitualmente tu blog, porque aprendo mucho, es ameno … y honesto, y valoro especialmente cuando criticas o muestras las quejas o aspectos mejorables de la profesión de Notario, porque se ve que eres un amante de tu trabajo y del buen servicio público, por encima de mirar los ingresos o el aspecto puramente crematístico, y con ello pretendes precisamente dignificar aún más y mejorar el servicio de la noble y necesaria labor del Notario.

    Hago este comentario desde el deseo de animarte a que continúes en esta línea de contribuir a la mejora de la profesión de Notario. Muchos, y en muchos ámbitos de la práctica jurídica, tanto en el ámbito privado en el que ejerzo, como público, deberíamos hacer lo mismo … y yo el primero. Gracias por tu esfuerzo diario¡

    • Buenos días Pedro:
      Me alegras el día y puesto que eres lector habitual no tengo necesidad de añadir nada.
      Es absolutamente como lo dices. Ya me gustaría a mi tener un equipo todavía mejor que el que tengo.
      Estaba repasando ahora mismo una herencia con tres agrupaciones y tres declaraciones de obra. Será una buena factura y un gigantesco trabajo de mi oficiala a pesar del cual nos hemos tirado cuarenta y cinco minutos puliendo hasta dejarla perfecta.

      Creo que mi “Crónica notarial de una pandemia” te daría muchas pistas sobre mi proceder diario y el de mi equipo.
      Si te animas, los mando dedicados.
      Muchísimas gracias. De verdad, me das la alegría del día.
      Un abrazo, Justito El Notario.

  4. José Manuel Antón de la Calle

    Estimado sr. notario

    Sin restar ápice de mérito al notario -que para eso es el jefe- en lo que más me fijo es en la profesionalidad, sabiduría y saber hacer de los Oficiales y empleados. Les hay verdaderamente fantásticos y que quiere que le diga: son los que hacen el trabajo de fondo.

    Otra manía que tenía (insisto, tenía hace más de 10 años) era acudir a notarios de verdad, nunca a corredores de comercio reconvertidos a notarios. Los corredores, por ejemplo, no tenían ni pajolera idea de sucesiones (tenían 5 temas en el temario de oposiciones) y de derecho civil andaban muy flojitos. Ahora ya lo hacen mejor, pero no se, sino te lo has metido en la cabeza en las oposiciones, me cuesta pensar que puedas profundizar en algunos temas, por mucho que sepas derecho cambiario.

    Reciba un cordial saludo.

    • Hola otra vez:
      No entraré en el asunto de los corredores que ya es viejo.
      Bueno yo creo que decir que el trabajo de fondo lo hacen los empleados pero que no resta ápice de mérito al Notario resulta algo contradictorio así que discrepo en su visión. Me parece estupendo que elija oficiales y empleados fantásticos pero también debería elegir un Notario fantástico, es decir, el conjunto de unos y otro y puestos a tener que elegir que sea el Notario el determinante.
      La figura de lo que yo llamo Notario instrumental que sale a dar sus bendiciones, a contar un chiste y pedir el DNI está muy muy alejada de mi idea del Notariado (en cualquier época además y no solo en esta).
      Mi notaría gira en torno a mi y en ella no se mueve un papel sin que yo lo sepa y sin que yo decida. Es mi obligación y mi responsabilidad y soy enormemente crítico con aquellos que tienen su notaría en manos de sus empleados por muy capaces que sean.
      Tengo escrito mucho sobre este tema e incluso puede ver mi forma de actuar y de pensar en mi segundo libro: “Crónica notarial de una pandemia” que puedo enviarle dedicado, si le apetece.
      Gracias por sus opiniones. Saludos, Justito El Notario.

      • JOSÉ MANUEL ANTÓN DE LA CALLE

        Pues sí, me encantaría que me mandara el libro. Puede hacerlo contrarrembolso o indicarme por privado una cuenta corriente para que le deposite el importe.

        Le dejo mis datos.

        JOSÉ MANUEL ANTÓN DE LA CALLE
        ….

        • Buenos días José Manuel:
          Le escribí un mail y no aprobé este comentario para que no se viera su dirección por aquí.
          Le explicaba que podía hacerme bizum o transferencia.
          No sé si lo vio.
          Saludos y gracias por el interés en la compra¡ Justito El Notario.

  5. Deseo hacer una valoración del blog en Google pero no veo cómo hacerlo. ¿Hay algún enlace para ello?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *