sueldo medio de un notario

Pero, de verdad, ¿cuánto gana un Notario?

Hace unas semanas mantuve una interesante conversación con el programa «La Radio del Opositor». La verdad es que nos quedó un poco larga, pero pienso que resultó entretenida y, a ratos, hasta muy interesante. Puede escucharse al completo aquí.

El caso es que Blanca, mi interlocutora, me dijo que tenía previstas tres fases de la conversación y que en una de ellas hablaríamos del final de la oposición y del ejercicio de la profesión. Inmediatamente pensé que el tema de los ingresos de un Notario podría acabar perfectamente saliendo a la palestra y que era la única pregunta, el único tema, que me ponía algo nervioso (a nadie le gusta hablar abiertamente del dinero que gana, ¿no?) aunque tenía claro que, si surgía, tendría que contestarla sobre la base de que, por supuesto, no pensaba decir ni lo que gané en el pasado, ni lo que gano actualmente, ni lo que preveo que podría ganar estando en la misma o en otra notaría en el futuro. Sobre estas bases decidí prepararme unas notas para responder a esa pregunta del millón de dólares 

Pero, de verdad, ¿cuánto gana un Notario?

Bueno, lo primero que tengo que decir es que a mí el tema económico sí que me condicionó para seguir intentándolo una y otra vez, año tras año y durante dos lustros y pico. Si el premio de una vida desahogada no hubiera sido el que yo sabía que iba a ser (tenía como referentes a mi padre y a mi hermana aunque ellos nunca me dijeran el dinero que ganaban), creo (estoy casi seguro en realidad) que hubiera tirado la toalla. Sin embargo, en el momento del aprobado, no me arranqué los botones de la camisa y me puse a pensar en la pasta que iba a ganar. Cuando aprobé, principalmente me quedé aliviado y me sentí absolutamente libre por primera vez en muchos años tras haber invertido en conseguirlo la que muchos creen que es la mejor década de la vida de una persona (23 a 33 años).

No mucho tiempo después de aprobar te llega el momento de empezar a hacerte una idea de lo que puedes llegar a ganar cuando comienzas a pedir informes a los compañeros salientes sobre las notarías vacantes a las que tienes opción de concursar. Tan solo unas semanas más tarde, tras resolverse el concurso, comienzas a ganar dinero y a comprobar por ti mismo lo que gana un Notario. Por fin te ha llegado el momento de cancelar la cuenta de ahorro que tus abuelos te abrieron cuando hiciste la Primera Comunión …

Yo tuve suerte con mi primer destino y diría (con seguridad no lo puedo afirmar) que me situé por encima de la media de los ingresos de mis compañeros de promoción, pero luego en mi segundo destino que no fue ni es actualmente un habitual segundo destino sino más bien el equivalente al primer destino de mucha gente en la península y, especialmente, en el destino en el que estoy ahora, creo que me he situado en el furgón de cola de los ingresos medios aunque sea por influencia de cuestiones muy diversas (dicho sea de paso) y aunque, por supuesto, siga sin saber lo que ganan los demás compañeros sean o no sean de mi promoción. No obstante, el ganar más dinero y el estar destinado en una plaza importante donde hacerlo no ha sido nunca mi prioridad. Ni lo fue al principio, hace casi dieciocho años, ni menos aun en este momento. Si lo fuera, haría años que no estaría en Pinoso donde firmo poco y gano menos de lo que podría ganar en otro sitio desde hace ya bastantes años. De hecho, el año pasado gané (de media) menos de lo que gané (de media), en el primer año en mi primer destino lo que viene a ser un total desastre teniendo en cuenta el tiempo que ha pasado.

Por supuesto, al aprobar tuve la certeza de que el dinero no sería un problema en mi vida siempre que supiera actuar de una manera sensata como lo vengo haciendo desde un principio.

Unos días antes de la entrevista para «La Radio del Opositor» hice una búsqueda sobre el tema en Internet

Y, curiosamente, el resultado de mi experimento, examinadas las 10 primeras entradas (entre las que está mi post «¿Cual es el sueldo medio de un Notario?» en el que el lector espabilado podría descubrir la horquilla en la que se mueven mis ingresos si hace una atenta lectura), fue el siguiente:

  • En cuatro entradas (incluida la mía) la conclusión a la que se llega es que lo que gana un Notario … «DEPENDE» y … es cierto, es totalmente cierto: lo que gana un Notario «depende».  El Notario recién aprobado cuyo primer destino sea Mosqueruela no puede ganar lo mismo que uno de la Calle Másguay o Menosguauay de Madrid o de la Avenida de Estamostodosforrados o de Somostodospobres en Barcelona, que uno de León o de La Coruña o de Elche o de Albox o que otro Notario de su misma promoción que ingrese, por ejemplo como yo lo hice, en Mondoñedo. Las diferencias entre unos y otros pueden ser ¿abismales?
  • En otros cuatro casos de esos diez, ya se atrevían a dar una cifra: 150.000 Euros anuales de media. Como media a mí parece que podría estar bien encaminada aunque particularmente yo esté muy por debajo de esa cifra.
  • Y, finalmente, las otras dos entradas, también como media, se quedaban cortas o muy cortas porque solamente apuntaban unas cifras de 67.000 Euros y 33.000 Euros anuales.

Si hiciéramos una media de las medias, la cifra resultante sería de 120.000 Euros anuales.

En todos los casos entiendo que se está hablando de ingresos brutos (no netos) con lo que hay que pegarles el recorte correspondiente al IRPF que para 2020 y para unos ingresos de 100.000 Euros rondaría el 36% (tipo medio) y para 185.000 Euros sería de algo más del 40% (tipo medio) con un pico para el tramo de más de 150.000 Euros del 47%.

Así que puesto que todas esas páginas habrán hecho sus propias cábalas, habrán consultado a fuentes fiables y dado que yo tengo mis números en la cabeza, me voy a atrever a responder que lo que gana un Notario en España  …. «DEPENDE» y que esa MEDIA de los 150.000 antes del IRPF puede estar cercana a la realidad (media).

A fin de cuentas, también podríamos preguntarnos: ¿ y cuánto gana un abogado? … pues DEPENDE, ¿verdad? Pues lo mismo ocurre con un Notario, aunque claro enseguida me dirán «sí, pero el Notario es un funcionario». Cierto, pero, y es muy importante decirlo y que se sepa, el Notario no solo es un funcionario público, es un profesional del Derecho, es un empresario autónomo y está retribuido por arancel porque atiende todos los gastos que corresponden a su actividad y responde además con todos sus bienes presentes, pasados y futuros de los desaguisados que pueda causar en su actuación, sin estar amparado por la responsabilidad subsidiaria del Estado como ocurre con todos los demás funcionarios públicos, con la única excepción de los Registradores.

¿Y otros funcionarios públicos? Pues de buena tinta me dicen que 85.000 Euros los jueces (algo mas cuando llegan a magistrados) y sobre 100.000 Euros los inspectores de Hacienda cuando tienen unos diez años de antigüedad. En este caso no hablamos de medias, así que no «lo nuestro» no me parece «escandaloso» teniendo en cuenta las características de nuestra función.

Ya termino

Sin la menor duda, algunos juzgaran inoportuna o innecesaria mi publicación de hoy. Yo, en cambio, soy de la idea de que cuando le gente tiene que informarse, debe hacerlo con quien más sabe de la cuestión por lo que me parece muy interesante que cuando la gente busque información sobre este tema, la encuentre de primera mano y antes que otras informaciones desenfocadas, erróneas, falsas o mal intencionadas. También algunos opositores suelen agradecer saber algo sobre este asunto cuando tienen que lanzarse a una preparación de largo recorrido e incierto resultado. Por esta razón (inoportunidad o innecesariedad) asumo (ya estoy bastante curtido) las críticas que me puedan llegar hoy.

Por cierto, entre otras muchas cosas, en la entrevista para «La Radio del Opositor» dije que no tengo segunda residencia y que tengo un coche de más de medio millón de kilómetros (al que precisamente ayer se le estropeó y parece que definitivamente el equipo de música y el manos libres y que tiene la amortiguación pidiendo a gritos el cambio), pero se me olvidó decir que también tengo hipoteca y que terminaré de pagarla el 1 de Junio de 2035. Entonces tendré 67 años y, si las cosas no cambian, me quedarán ya solamente tres para jubilarme y conseguir forrarme ….

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario




 

11 comentarios

  1. Mi experiencia con notarios se reduce a tres o cuatro documentos que he firmado con ellos. Todos ellos han sido un simple copiar y pegar de documentos anteriores, cambiando los datos personales. En un caso (compraventa de vivienda) el notario marchó unos minutos de la sala «por si teníamos algunos flequillos para discutir» (eufemismo de «para poder pagar la parte en caja B que, por cierto, era inexistente). Per pareció de verguenza ajena. Conclusión: supongo que mi experiencia no es representativa de las tareas de un notario pero, parafraseando el artículo, «teniendo en cuenta las características de su función» 150.000€ me parece mucho más que excesivo.

    • Buenos días Xavier:
      Le comprendo pero su percepción es errónea. Hacemos montones de tipos de documentos y un porcentaje considerable requieren de un trabajo minucioso (cada vez mas por exigencias generalmente normativas).
      Por otra parte, como en cualquier sector, no somos todos iguales. Si me lee o me ha leído creo que podrá ver en mi una filosofía algo diferente de nuestro trabajo.
      Un inspector de hacienda puede cobrar 10.000 pavos al mes y si la fastidia se va de rositas. Nosotros respondemos civilmente de nuestros errores y no tenemos a Papá Estado detrás respondiendo de ellos, sostenemos nuestras oficinas y pagamos a nuestros empleados, etc, etc, etc .. Además, aunque a usted no le convence tenemos uno de los mejores Notariados del mundo, y eso será por alguna razón.
      No sé qué grado de conocimiento tiene usted de nuestra función, pero podría hacerle muchísimos mas matices. Muchos puede encontrarlos y leerlos en mi blog.

      Gracias por la participación, saludos, Justito El Notario.

      • Muchas gracias por la respuesta. Mi conocimiento sobre su función es muy limitado. Ya he dicho de antemano que he escrito solo basándome en mi corta (y sesgada) esperiencia. Respeto la responsabilidad civil sobre los errores, le pregunto desde mi gran ignorancia: no disponen de un seguro? A efectos prácticos, cuántos notarios tienen que pagar o se les condena por culpa de un error? Finalmente, el alquiler de las oficinas y el sueldo de los empleados, se tiene que descontar de los 150.000€? No creo… En cualquier caso, no dudo de la calidad de los notarios, pero me parece deleznable que lo de «salir de la sala para que puedan discutir los flequillos» sea una práctica habitual (según la experiencia de amigos y conocidos) en una profesión que precisamente debería existir para evitar los trapicheos. Nota: el texto me ha quedado más seco de lo que quisiera pero no pretendo ser desagradable en absoluto, simplemente pregunto y le agradezco su respuesta.

        • Hola de nuevo:
          Disponemos de un seguro de responsabilidad civil con sus costes, sus coberturas y sus franquicias.
          Como en todos los sectores, el nivel de siniestralidad se ha incrementado mucho y las reclamaciones prosperan cada vez mas lo que es muestra de que las cosas se hacen mal y que se responde por ellas. Yo mismo he perdido mi virginidad este año por un error que mi cliente no quiso «perdonarme» a pesar de que le hice una escritura perfecta con la que le ahorre muchos impuestos. Luego me exigió una cantidad pequeña sin valorar en absoluto mi trabajo y tuve que pagarla por razón de la franquicia.
          Sí, lo de los flecos queda muy mal y no puede hacerse.
          No crea usted que yo pongo la mano en el fuego por mi corporación. Yo solo lucho por la parcela que me toca que es mi notaría y mis clientes. Si los demás no dan la talla y no defienden el pabellón yo puedo hacer nada.
          Solo puedo decirle que en términos generales se cumple y se cumple bien.
          Si la media de todos los Notarios de España fueran esos 150.000 Euros al año brutos, le aseguro que no me parece ninguna barbaridad. Una vida de funcionario puro y duro, a sueldo de inspector de hacienda, con horarios de 8 a 15, ventanilla rígida (le falta un sello, he salido a almorzar y vuelva usted mañana), vacaciones de 45 días y otra serie de cuestiones le aseguro que nos tentarían a mas de unos cuantos. El sistema notarial y registral funciona porque hay dinero y el tráfico puede atenderse con agilidad. La seguridad jurídica en manos de funcionarios puros y duros sería un gigante tipo «justicia».
          Seguro que no le convenzo de nada…
          El debate sosegado siempre es positivo. Te hace replantearte .. a ver como convenzo yo a este señor sin que venga a firmar conmigo a la notaría y vea que hay otra filosofía. Si estoy ya 15 años en este pueblo y en un pueblo de 8.000 habitantes a mis 54 años es porque soy algo «antisistema» (notarial).
          Gracias, saludos, Justito El Notario.

  2. JOSÉ MANUEL ANTÓN DE LA CALLE

    En su defensa y mérito, es cierto que los notarios, -con independencia de lo que ganen- como profesionales autónomos «sui generis», pagan sus impuestos por todos los trámites que realizan (que yo sepa) y además siempre dan factura, cosa que no siempre hacemos los Abogados, ni mucho menos los dentistas (con honorarios mucho más elevados), los médicos privados y otros muchos autónomos (¿Alguna vez ha recibido factura de un fontanero o electricista? Hay una importante bolsa de fraude fiscal en estos sectores que parece no hay interés en investigar y en la cual la solución es muy sencilla: hacer deducibles y, por tanto, aflorar ese tipo de gastos en la declaración del IRPF.

    Atentamente y, de nuevo, enhorabuena.

    • Hola José Manuel:
      Pues .. estoy de acuerdo (en los ingresos porque en los gastos .. ay .. como son algunos con los gastos).
      En mi caso puedo presumir de «pobre, pero honrado».
      Saludos y gracias otra vez, Justito El Notario

    • Muchísimas gracias por este post.

      Llevo tiempo planteándome las oposiciones a notarias y, a pesar de que no creo que el dinero deba ser incentivo, me parece ridículo tratarlo como taboo impidiendo que opositores o estudiantes planteándose la oposición puedan usarlo de referencia para hacer una decisión.

      Es inevitable plantearse el futuro de uno sin tener en cuenta la calidad de vida que pueda llegar a tener.

      De nuevo, se lo agradezco un montón.

      Un saludo,

      Un (espero) futuro compañero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.