opciones aprobar oposicion

Convocatorias de la oposición «con opciones» de aprobarla

«El año que viene encaro mi segunda convocatoria de la oposición «con opciones» pero me plantaré en ella con 31 años. ¿Cómo llevabas tu esa incertidumbre en cuanto a la edad y a la oposición? Ahora mismo estoy en una montaña rusa; tan pronto veo que acabo haciendo el master de abogacía, cómo me intento convencer de que tengo por delante, al menos, dos convocatorias con opciones«.

Pues, lo primero que he pensado al leerte es ¿qué edad tenía yo cuando llegó mi segunda convocatoria con opciones? La respuesta no es fácil y tendría que darla desdoblarla porque si no hubiera caído en el abismo de la crisis, esa segunda convocatoria con opciones la hubiera tenido con 28 años (tres antes que tú, según tus valoraciones), pero como caí en ese abismo insondable tendría que decir que la segunda convocatoria con opciones no me llegó hasta los 33 años pues en la de los 30 años no tenía demasiadas opciones (estaba hecho un puñetero desastre) y aun así llegué al dictamen. La de los 32 años fue al final la primera convocatoria con verdaderas opciones.

Te lo voy a aclarar un poco mas

  • 1994: Sin opciones (llegué al segundo y lo suspendí). 26 años. Llevaba tres años preparando. Mi propio preparador me decía que esa no era mi convocatoria.
  • 1996: Con opciones que perdí por caer en el abismo negro con lo que ni me presenté. 28 años. Llevaba cinco años preparando y esta debió haber sido mi convocatoria. Nunca podré dejar de pensar en ello.
  • 1998: Sin opciones porque me presenté para retirarme y, sin embargo, llegué al dictamen. 30 años. Llevaba siete años preparando pero ya solo pensaba en dejarlo. La suerte me impidió hacerlo.
  • 2000: Con opciones pero suspendí en el dictamen. 32 años. Llevaba nueve años preparando. Me había recuperado pero volví a suspender el dictamen.
  • 2001: Solo tenía que aprobar el dictamen (tenía reserva de nota) así que tenía todas las opciones y las ejercí. 33 años. Llevaba diez años preparando y no llegué a cumplir los once.

Lo segundo: Me intento convencer de que tengo dos convocatorias con opciones. Pues dátelas, no le des mas vueltas y déjate de masters y de montañas rusas. Si estás dispersa te estás poniendo piedras en los zapatos. Ya sé que no es fácil seguir sin un plan B (y que es muy fácil decir esto que te digo, aunque sabes porque me lees que sé de lo que hablo) pero concéntrate y sigue.

¿Qué cómo llevaba esa incertidumbre? 

Pues para esto tienes que leerte mi libro aunque ahora mismo está agotado. Espero que en septiembre volvamos a reimprimir. No obstante te voy a dar una pista que desarrollo en uno de los capítulos del libro (en el que mi historia está contada cronológicamente):

4 de Junio de 1996:  “No sé lo que me pasa. No tengo ilusión. Mi vida es un mierda, me siento solo, sé que hay cosas mucho peores, pero han sido cuatro años y medio luchando por una cosa y ahora no sé por qué luchar. Estoy desbordado, no sé cómo animarme, todo me asusta, nada me complace. Mi cabeza va a reventar. No tengo con quien hablar y parece que nadie entiende lo que me pasa. Cada uno tiene sus problemas pero la amistad es una mierda, todo es una mierda, lo que yo no haga por mí mismo nadie la hará por mí. La gente no me importa, me importo yo, que le den por culo a todo, pero ¿para qué?”. 

Llevaba menos de cinco años y así andaba aunque solo era el principio de los peores momentos, aun quedaba mucho por delante y una buena temporada de bajada a los infiernos.

Ánimo y consuma esas opciones (si puede ser a la primera de las dos y no la segunda).

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario




 

4 comentarios

  1. Hola Justito.

    El socavón vital en el que entraste en octubre de 1995 tuvo que ser un verdadero descendit ad inferos. Y resulta curioso, porque en buena lógica el haber aprobado el primer ejercicio y aguantado el segundo en tu estreno tenía que haber producido el efecto contrario, una inyección de confianza.

    Lo que poca gente espera es que los malos temas (como tu 32 de mercantil o mis 28 y 29 de civil) no sólo tienen una tendencia sobrenatural a ser insaculados el día del examen, sino que acaban de almirez, triturando y machacando esa seguridad que presuponías a tu temario y, seguidamente, tu propia firmeza y determinaciónm interior.

    Hay una frase en tu libro que me atrae especialmente y que ha hecho fortuna en mi círculo de amistades: «hay que reconducir a la cabeza al camino correcto con la fuerza del corazón». El tuyo lo consiguió. El mío, de otra manera.

    Un amigo.

    • Querido Dandanovic:
      Ya lo hemos hablado en otras ocasiones.
      Efectivamente lo que se desencadenó tras aquel suspenso fue como mínimo inusual.
      Ya hay pocas consultas que me animen a contar algo mas (o lo mismo de otro modo) pero esta me pareció interesante.
      Y esta también … por si no la has visto…
      https://justitonotario.es/faq/la-notario-tatuada/

      La frase resume el sentir de aquella época. Es el querer y no poder.
      Esta madrugada me han entrevistado en El Faro de la Cadena Ser:

      Aquí tenéis el link a la entrevista que sobre matrimonio amor o dinero me ha hecho esta madrugada Mara Torres. Comienza en 2:24:00
      https://play.cadenaser.com/audio/cadenaser_elfaro_20210903_013000_043000/……

      Por si te apetece. Un abrazo, Justito El Notario.

      • Hola Justito.

        Subiendo peldaños mediáticos. Se nota en la entrevista con Mara Torres (grandísima profesional) el respeto y aprecio que te profesa. Ya sabes que no será la última. Es cierto que en la actualidad Modestino reformularía su concepto del matrimonio.

        El tema de los tatuajes es más complejo. Lo leí hace unos días y me cuesta tomar una postura. En una cena de la que te hablé hace unas semanas había un compañero tuyo que se quejaba amargamente de la vis atractiva que ejercían algunas Notarias, frente a las que «corpóreamente» no podía competir. No lo decía en broma y me mostró algunos vídeos que circulan por la red de lo que él denomina «Notarias convincentes».

        Es cierto que en nuestro distrito estamos viviendo algo parecido con una jovencísima y espigada Notaria con tatuajes, que está revolucionando a ciertos directores bancarios y que aumenta exponencialmente sus protocolos. Se del resquemor que está generando en bastantes compañeros tuyos.

        Te mentiría si dijese que es una gran profesional. No lo es. Pero ella ha aprobado la oposicióin y yo no. Por eso cualquier comentario que pudiese hacer no tiene valor alguno. Lo úncio que se es que la gente está encantada con su amabilidad, gentileza y más que agradable presencia.

        Un amigo.

        • Querido Dandanovic:

          Si hablar de tatuajes me pareció «polémico» hablar de Notarios/as buenorros me lo parece aun mas.

          Si digo que lo que interesa es el producto se van a reír de mi puesto que casi nadie advierte las diferencias entre una escritura normal y otra «superior» salvo que tenga un problema. En ese caso es posible quese empiece a valorar con quién firma uno sus cosas, así que firmar con una tía/tío buena/o puede ser un aliciente para muchos, especialmente para aquellos que no están poniendo en juego su dinero.

          Tu comentario tiene valor. Tu no aprobaste pero eres bueno y ella parece que solo es guapa (y lista, aunque no aproveche su potencial).

          Creo que saber quienes podrían ser esas «Notarias convincentes».

          En cuanto a la entrevista, Mara Torres te hace sentir cómodo y que te salgan las cosas mejor cuando no estás en tu medio. Espero repetir.

          Gracias y un abrazo, Justito El Notario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *