hundimiento oposición

¿Cómo fue tu hundimiento tras suspender el segundo ejercicio llevando solo tres años y medio de preparación?

Intentando animar a un opositor que atraviesa una importante crisis que podría llevarle al abandono indefinido aunque no definitivo, pensé que seguramente encontraría respuesta a su pregunta sobre mi hundimiento en mis libretas de la oposición.

Vamos a examinar las libretas de 1995 y 1996

Empezaré el día del suspenso y terminaré cuando, tras una temporada sin estudiar, volví a hacerlo.

7 de Marzo de 1995. Antes de examinarme escribí: “LA SUERTE ESTÁ ECHADA”. Después de examinarme anoté: “SUSPENSO EN EL SEGUNDO EJERCICIO”Solo llevaba 3 años, 5 meses y 11 días preparando. “Que se le va a hacer”, escribí después.

Del 13 al 23 de Marzo hicimos un viaje con paradas en Cuenca, Almazán, Haro, Burgos, Sahagún, Astorga, Lugo, Santiago, Pontevedra, Verín, Toro, Segovia y Madrid. Del 6 al 10 de Abril hice otro viaje con mis amigos Pepe, Luis y Pedro a Sevilla. Del 13 al 17 de Abril me marché a Águilas. Del 21 al 23 de Abril hicimos otro viajecito a Madrid. También aproveché el descanso del post-suspenso para reponer el armario y pasar por el quirófano para una cirugía menor. Después de todo en “el estado más infeliz del hombre” también hay que seguir viviendo y procurando disfrutar.

El 7 de Mayo escribía: “En estas semanas sobre todo he descansado. ÁNIMO¡¡¡¡”.

8 de Mayo de 1995 (2 meses después de suspender): “Vuelta a estudiar. Cuando suspendí se me vino el mundo abajo pero la sensación duró solo un par de horas. Luego, sorprendentemente, empecé a encajarlo y, salvo un par de veces que lloré, lo cierto es que creo haberlo encajado totalmente. No me extraña que con los años se te olvide la oposición porque con solo dos meses que han pasado, el suspenso está superado. Ahora ya hay que afrontar la nueva situación. No olvides nunca lo que Mamen y la familia han hecho POR TI“.

A continuación tome nota de los datos de estudio de aquel día: LUNES 8 DE MAYO DE 1995. 2ª OPOSICIÓN. 162ª SEMANA. 8/5 AL 12/5. TEMAS REPASO 2. TEMA 1 CIVIL. TEMA 1 FISCAL. Ordenar piso (opozulo). Toma de contacto. Estoy totalmente bien. He estado en el piso unas siete horas y media/ocho”.

9 de Mayo de 1995. Sigo con la organización: “Por la mañana decoración del opozulo. Por la tarde cuadro general de temas. Pendiente repasar número de folios y cambiar el folio indicador. ¿Organizar arreglos? He estado en el piso unas ocho horas”.

10 y 11 de Mayo de 1995. Mejor hago una foto porque tomé un montón de anotaciones:

Sí, almorranas. Habéis leído bien. Me tocaba intentar librarme de la prestación social sustitutoria y repasaba todas mis hipotéticas afecciones: obesidad, hemorroides, varices, vista, depresión, alergias y columna. Al final la historia termino en acta notarial: El acta de la mili.

Y comenzaron a pasar las semanas y hasta estuvimos haciendo algunos dictámenes

Cuatro civiles; cuatro civiles y dos fiscales.

22 de Mayo de 1995. “Estoy muy desanimado y preocupado (pero escasamente deprimido). Repasar los artículos de los temas de esta semana”.

23 de Mayo de 1995. “TRANQUILIDAD Y ÁNIMO¡¡”

Dos civiles y dos fiscales; tres civiles y dos fiscales.

“ÁNIMO. YO QUIERO SER NOTARIO”.

Cuatro civiles y tres fiscales.

“ÁNIMO¡¡”

Cinco civiles y tres fiscales.

“Ánimo. Las cosas han ido mejor. Hay que intentar 8 temas”.

Cinco civiles y dos fiscales.

“Ánimo. El lunes me he levantado algo mejor que de costumbre”.

Dos civiles y dos fiscales.

“MAÑANA SERÁ OTRO DÍA. ÁNIMO¡¡ Lo único que pasa es que tienes que aclarar la cabeza y, si decides seguir, el colapso desaparece. Ánimo, por favor. Creo que de momento la mejor opción (y más útil y consecuente) es seguir opositando”.

“Ánimo. El día ha transcurrido mejor. A última hora he recuperado la chispa, la improvisación, la soltura, es decir, la diferencia entre hablar como un loro y controlar el tema. ¿Dónde vas a estar mejor que opositando? Mamón. No te machaques. Disfruta”.

Al día siguiente: “ESTO NO PUEDE SEGUIR ASÍ”.

Al otro: “Reorganización general. Mañana o esta tarde comienza otra fase de la oposición. Llevo 30 civiles y 17 fiscales (7 de Julio de 1995)”.

Siguiente semana: 0 civiles y 0 fiscales.

Hasta hago un intento en estos días de estudiar en la playa: “La experiencia de estudiar en la playa ha sido totalmente negativa”.

El día 13 de Julio de 1995 no hice nada. Cené con MAC y sacamos tres conclusiones: “quiero ser Notario; no te comas la cabeza y más vale estudiar poco que nada”.

Cinco civiles y tres fiscales.

El día 18 de Julio de 1995 empecé a tomar mi primer antidepresivo. “ÁNIMO¡¡¡”

20 de Julio de 1995: “Lo importante es haber superado la crisis más larga y grave de la oposición. Nada de plannings”.

Cuatro civiles y dos fiscales.

24 de Julio de 1995: “Aunque estoy mejor, tomo una segunda pastilla del antidepresivo. He estado, sobre todo por la tarde, desconcentrado y con nervios en la lengua. TRANQUILO¡¡ TRANQUILIDAD”.

Acuerdo con MAC tomarme tres semanas de vacaciones: “VACACIONES¡¡”.

Resumen trimestre 39 civiles y 22 fiscales. 61 temas en 11 semanas (3,5 civiles y 2 fiscales de media).

Del 3 al 10 de Agosto estuvimos de viaje por Galicia aprovechando la boda de una prima en La Toja.

El 28 de Agosto (al final parece que hubo más vacaciones de las previstas) volví a estudiar.

Cero civiles, cero fiscales.

Estuve hablando con mi padre. Super crisis. Empecé una tabla de gimnasia.

Cuatro civiles y tres fiscales a la siguiente semana: “ÁNIMO. Poco a poco”.

Dos civiles: “Otro bajón. Tengo que rehacerme. Esto no puede seguir así. Hay que buscar una solución. Voy a intentar echar horas en el piso. No importa el número de temas. Tampoco importa demasiado la perfección. Ya arreglaré los temas. Pudo probar a que venga María (mi hermana) al piso. Puedo salir a pasear más. ÁNIMO, por favor, yo no quiero dejarme la oposición. Tengo que superarme, no amargarme y disfrutar de la vida. Plantéate la oposición como si fuera un trabajo”.

El día 15 de Septiembre, MAC me recomienda ir al psicólogo.

Dos civiles y cuatro fiscales.

26 de Septiembre de 1995: “Hoy hace cuatro años que empecé la oposición y me encuentro desde hace cinco meses atravesando la gran crisis. He decidido hoy ir al psicólogo a ver si me puede ayudar”.

Cinco fiscales.

27 de Septiembre de 1995: “Hoy se me ha ocurrido la posibilidad de estudiar en Madrid y a las tres horas prácticamente la he descartado. Ya no sé que hacer. Estoy desesperado. No doy ni golpe y no sé como salir de aquí. Voy a intentar que mañana sea como el primer día de la oposición. No hay récords, no hay precedentes, no hay nada. Lo hecho hasta hora no existe (y lo que ya me sé es una ventaja para mi). Empieza otra oportunidad o más bien “la oportunidad””.

Cero civiles y cero fiscales.

El día 3 de Octubre de 1995, casi siete meses después del suspenso en el segundo, DEJÉ DE ESTUDIAR y se consumó el HUNDIMIENTO

opositor hundido moralmente

El 11 de Enero de 1996 (unos tres meses más tarde) escribí en la página del 3 de Octubre de 1995: “Este día terminó la aventura odisea de la oposición. Hoy 11 de Enero de 1996 me encuentro muchísimo mejor. Es cierto que aún quedan algunos flecos que hay que recortar pero releyendo las páginas de mis diarios llego a la conclusión de que quiero seguir. En consecuencia, el lunes voy a intentar seguir y en este intento observaré las siguientes pautas: Vivir día a día la oposición; no pensar en el futuro y disfrutar del momento. Empezaré desde cero y así todo lo que lleve hecho será una ventaja. QUIERO SER NOTARIO“.

Ya no hay más anotaciones en aquella libreta. No sé que hice en aquellos meses. Solo recuerdo que aprendí a escribir a máquina en una academia. Ni tan siquiera aquello me salió bien. La fila de arriba (la de los números) no aprendí a usarla con todos los dedos y sin mirar al teclado.

Tampoco hay anotaciones en la libreta de 1996 hasta el día 2 de Mayo. Aquel día “después de pensarlo mucho y tras siete meses de pausa” anoté que retomé la oposición el día 25 de Abril de 1996. Aún quedaba un largo camino.

En el siguiente episodio os contaré lo qué pasó desde aquel 25 de Abril hasta que el 9 de Junio de 1998 (dos años y dos meses más tarde) aprobé por segunda vez el primer ejercicio.

Después de todo, pienso que lo que me iba a suceder después fue MITAD PROEZA, MITAD MILAGRO….

Toda la historia está contada en mi libro “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)”.

Pincha AQUÍ para comprar “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)” edición en papel (Basconfer)

Pincha AQUÍ para comprar “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)” edición digital (Wolters Kluwer)

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario



 

4 comentarios

  1. Buenos días, lo que es la vida. Pocos días después de aquel en que MAC te decía “ve al psicólogo”, yo tomaba la decisión de iniciar la oposición. Me acerqué por primera vez a la academia para ver (o mejor oír) que era aquello de “cantar” un tema. Era una tarde luminosa, bastante calor, poca asistencia aquel día. Me senté de oyente. ¿Me convencería aquello? ¿Creería que podría hacerlo yo? Fue el compañero Federico Cabello de Alba, él cantó aquella tarde. Me decidí y empecé oficialmente poco después.

  2. Esperanza Camino García

    El día de tu hundimiento empezaba la carrera de Derecho…Qué joven e inexperta era!!

    Me acuerdo porque era el cumpleaños de alguien muy especial para mi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *