reflotamiento estudiante opositor

¿Cómo fue tu “REFLOTAMIENTO” tras pasar trece meses sin casi estudiar?

Intentando animar a un opositor que atraviesa una importante crisis que podría llevarle al abandono indefinido aunque no definitivo, pensé que seguramente encontraría respuesta a su pregunta sobre mi hundimiento y mi posterior reflotamiento en mis libretas de la oposición.

El día 2 de Mayo de 1996 anoté en mi libreta que “después de pensarlo mucho y tras siete meses de pausa” retomé la oposición el día 25 de Abril de 1996. Aún me quedaba por delante un larguísimo camino hasta la recuperación (dos años) y el aprobado (seis años).

¿Qué pasó desde aquel 25 de Abril y hasta que el 9 de Junio de 1998 (dos años y dos meses más tarde) aprobé por segunda vez el primer ejercicio?

Pues lo que pasó fue “MITAD PROEZA, MITAD MILAGRO….”. Toda la historia está contada en mi libro “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)”.

Pincha AQUÍ para comprar “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)” edición en papel (Basconfer)

Pincha AQUÍ para comprar “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)” edición digital (Wolters Kluwer)

Vamos a examinar hoy las libretas de 1996 a 1998

Primera semana. Un civil y un fiscal.

Dos civiles y un fiscal. ¡ÁNIMO¡ Me estoy sorprendiendo a mi mismo. Recuerda que la oposición hay que vivirla día a día. Todo llegará. No es gran cosa lo que he hecho, aunque por otra parte constituye un gran éxito.

Tercera semana: tres civiles y un fiscal. Durante el cante del tema llamaron por teléfono a MAC y me desconcentré bastante porque me lo sabía bastante mejor que lo dije. Aunque cumplí los objetivos que me marqué, he estado demasiado nervioso durante toda la semana.

A la semana siguiente no llevé ni un solo tema. Intenté estudiar pero me agobié y decidí echar una mano a mi hermana que estaba mejorando sus temas de Hipotecario utilizando los de un opositor a registros que nos los había dejado. Ayudándola se me fue toda la semana. “Estoy fundido y triste”.

Dos civiles y un fiscal. Lo importante es que estoy estudiando, poco o mucho pero estudiando después de siete meses sin hacerlo. Date tiempo para ir subiendo. Lo he pasado muy mal. El parón no me ha beneficiado, pero ya está superado. ¡ÁNIMO, ÁNIMO, ÁNIMO, ÁNIMO y ÁNIMO¡ Por cierto que esa semana canté el Tema 16 de Civil. Un tema malo que siempre me dio miedo y que gracias a aquel cante mejoré bastante con la ayuda de MAC.

Un civil y un fiscal. Martes 4 de Junio: “No he hecho nada. Solo el ridículo”. Miércoles 5 de Junio: “Hoy me he estudiado siete folios del Tema 18 de Civil y luego no he podido ni cantarlos. Tranquilo”. Jueves 6 de Junio: “Buen día para lo que vengo haciendo. Tienes que darte cuenta de que si das una vuelta antes de que termine esta convocatoria todo cambiará y que ¡te da tiempo a hacerlo¡”. ¡PACIENCIA Y ÁNIMO¡”.

Semana del 10 al 16 de Junio: Fui a estudiar al opozulo y no pude. Por la tarde me fui a la casa de la playa con mi madre a ver si “mejoraban las cosas”. Como no fue así, me dediqué a pensar y a descansar toda la semana.

Lunes 17 de Junio. Intenté estudiar. No pude. Tampoco al día siguiente. Un fiscal en toda la semana. Arbitré un nuevo plan consistente en exigirme un folio al día como mínimo y no ponerme máximos, ni metas. De momento resulta. Esa semana canté el único tema que llevaba. Me salió MUY BIEN. Tranquilidad. ¡Ánimo¡

Un civil y tres fiscales. El plan del folio me funciona.

Dos civiles y dos fiscales.

Dos civiles y dos fiscales.

Dos civiles y dos fiscales.

Tres civiles. No he llegado a cuatro temas pero he conseguido tres civiles y llevo cinco semanas sin problemas. ¡ÁNIMO¡

Dos civiles.

VACACIONES: Me ha costado, pero he conseguido la regularidad en el trabajo. Aunque la materia no es mucha, ya mejoraré. En septiembre volveré y empezaré de nuevo con la “ley de mínimos” y desde un folio, si hace falta. Llevo el 21% de los temas. Sé bueno, relájate y disfruta. Unos días después hicimos un viaje a Galicia.

Martes 3 de Septiembre de 1996. Un fiscal.

Un civil y dos fiscales.

Dos civiles y dos fiscales.

Dos civiles y dos fiscales.

Tres fiscales y aún así escribía: “Eres un monstruo. Por primera vez en un año la crisis no ha impedido que sacara adelante la semana. Voy a seguir así, poco a poco, tema a tema, hasta ver que pasa con María. Tranquilidad. No te agobies. ¡ÁNIMO¡. El plan de trabajar con mi hermana, si ella aprobaba, estaba en mi mente.

Un civil y un fiscal. Semana para olvidar, aunque no cabe duda de que sigo en profunda crisis, aunque al menos cuando sufro “la crisis de la crisis” no me hundo.

Dos civiles. No cabe duda de que la semana ha sido mejor que la anterior en todos los sentidos. ¡ÁNIMO, POR FAVOR¡

Tres civiles. Muy bien. Si consigo no agobiarme en los “despertares” todo irá mejor. ÁNIMO: Progresa o mantente.

Dos civiles (ya estábamos a finales de Octubre). La semana ha ido bien (dentro de lo que ahora es bien). ¡ÁNIMO¡

Un civil.

Un civil. YA NO SÉ QUE DECIRTE. Y entonces fue cuando decidí ponerme a estudiar solo artículos del Código Civil.

el reflotamiento de un opositor

Sin saberlo, había encontrado el camino de la salvación

Me puse a estudiar solo los artículos de los temas comenzando por el tema por el que iba.

Lunes 25 de Noviembre: 113 artículos. Martes: 74 artículos. Miércoles: 76 artículos. Jueves: 77 artículos. Viernes: 45 artículos. Total 386 artículos. Quedan 1.526 artículos.

A la semana siguiente estudié 178 artículos. Ya iban 565.

A la siguiente cayeron otros 179 artículos. Alcanzaba los 746.

Una semana más estudiando artículos: 157 en total que me llevaron hasta los 900. Me faltaban 1.010 artículos.

Llegó la Navidad. Había recuperado algo de esperanza en mi mismo. Termina la libreta de 1996 y me tomo vacaciones de Navidad.

Comienza 1997: Mi séptimo año de oposición (aún me quedaban otros cinco)

El año comienza con el aprobado de mi hermana en el segundo ejercicio en la convocatoria de Sevilla que yo firmé pero a la que no me presenté. Para la siguiente habría un nuevo programa.

Sigo con el plan de los artículos y me repaso 545 artículos de los 900 ya repasados.

Una semana después repaso 316 artículos con lo que me quedan 39 de los repasados ya el año anterior.

179 artículos. Alcanzo los 1.040 y quedan 870.

155 artículos. Van 1.195. Quedan 715.

143 artículos. Van 1.338. Quedan 572.

128 artículos. Van 1.446. Quedan 444.

118 artículos. Van 1.584. Quedan 326.

El 7 de Marzo se cumplieron dos años desde el maldito suspenso en el segundo ejercicio. La convocatoria de Sevilla que tenía que haber sido la mía, estaba ya terminando.

105 artículos. Van 1.689. Quedan 221.

100 artículos. Van 1.789. Quedan 121.

51 artículos. Van 1.840. Quedan 70. Por aquellos días fuimos a Sevilla para el tercer ejercicio de mi hermana. El día antes de la lectura, el día de mi 29 cumpleaños, estábamos en la Maestranza. Vimos torear a Curro Romero. Al día siguiente compré el ABC: “En la Maestranza, el perfume del Romero eterno”, titularon. Hace unos años le regalé a mi hermana el periódico de aquel día en el que yo sufría un profundo desgarro interior.

45 artículos. Van 1.885. Quedan 25. Cogí unos días por la Semana Santa.

A la vuelta, continué estudiando artículos y terminé los 25 que me quedaban. Las notas del dictamen salieron el 14 de Abril de 1997. Mi hermana ya era Notario y terminó la tercera de su promoción. Mientras yo vuelvo a estudiar temas. El 16 de Abril de 1997 consigo estudiarme algunos folios. Eran los primeros desde Noviembre de 1996. El día 17 volví a cantar un tema. Fue el 131 de Civil (el de la colación) que me quedó algo corto (era un tema de muy pocos folios). Tranquilidad y paciencia.

Tres civiles.

Un civil.

Tres civiles. Canto el tema 101. Tranquilo no pasa nada, todo se andará. Poco a poco volveré a ser el de antes. Me quedan 41 años para jubilarme. Ahora ya solo me quedan 18. ¡Como ha pasado el tiempo¡

Dos civiles. Ha sido una semana difícil pero ha terminado bien. TRANQUILIDAD Y PACIENCIA.

Dos civiles. TRANQUILIDAD Y PACIENCIA. TODO SE ANDARÁ.

Dos civiles. ¡Voy a ser Notario¡

Dos civiles.

Tres civiles. Ya estábamos en Junio otra vez.

Tres civiles.

Tres civiles.

Dos civiles.

Dos civiles. A pesar de que estoy un poco “ansioso” en los últimos días, voy superando los obstáculos y no me hundo y esto es muy importante. Ánimo: eres un monstruo.

Cuatro civiles. Ha sido una semana estupenda. La mejor en meses y meses.

Dos civiles. Soy un agonías y nunca estoy contento a pesar de los logros que he conseguido en el trimestre.

Dos civiles.

Vacaciones de verano: He mejorado mucho. Paciencia y tranquilidad en el estudio. Relajación y disfrute en lo demás.

El balance hasta el momento era de tan solo 77 civiles repasados. El fiscal sí que me lo había repasado casi dos veces en todo el tiempo de crisis. Por supuesto, le había dado más de una vuelta completa al Código Civil. El segundo ejercicio y los dictámenes los tenía totalmente abandonados.

Ya en septiembre, en la primera semana, llevé un civil. Quedé muy satisfecho con el cante y escribí: “HE EMPEZADO CON MUY BUEN PIE”.

Dos civiles. No quedé muy contento: “Ya machacaré”.

Tres civiles. Me inventé algún procedimiento para terminar algo más rápido, y de una vez, la vuelta de Civil.

Dos civiles.

Dos civiles. Algunos temas no quedaban a mi gusto, pero seguía diciéndome: “Ya machacarás”.

Tres civiles. Ánimo. Lo importante es terminar la vuelta.

Dos civiles.

Tres civiles.

Dos civiles.

Tres civiles. El sábado 8 de Noviembre de 1997 fue el primer sábado que estudié desde Septiembre de 1995. IMPRESIONANTE.

Tres civiles.

Tres civiles.

Dos civiles. Me atasqué en el cante al querer correr. MAC me puso nervioso cuando cogió el Código Civil. ¡ÁNIMO¡

¡Cinco civiles¡

Tres civiles.

Otra vez ¡cinco civiles¡ aunque no fui a cantar: “Esta semana he aplicado el plan “folio a folio” (por fin) y me he estudiado los temas de forma distinta y sin posibilidad de cantarlos”.

Tres civiles. TERMINÓ 1997. EL FINAL DE MI PARTICULAR INFIERNO ESTABA CERCA.

reflotamiento hundido oposiciones

1998, el año del reflotamiento

El tercer aniversario desde mi suspenso en aquel segundo de 1995 estaba a la vuelta de la esquina (aunque no lo supiera) y yo seguía, como podéis ver, ARRASTRÁNDOME, engañándome y casi haciendo el ridículo.

El 5 de Enero de 1998 comenzaba la semana 253ª de oposición llevando tres civiles. Mi hermana ya actuaba como mi secretaria y me ayudaba a retocar los temas que lo necesitaban.

¡Seis civiles¡

Cuatro civiles y dos fiscales. ÁNIMO. VOY POR EL BUEN CAMINO.

Cuatro civiles y un fiscal. ¡ÁNIMO¡

Ocho civiles y un fiscal. Gran semana.

Cinco civiles y tres fiscales.

Cuatro civiles y dos fiscales.

Tres civiles y tres fiscales. ¡Ánimo¡

Cuatro civiles y dos fiscales. ¡ÁNIMO¡ MAC me dice que con cuatro temas cantados como el de esta semana, conseguiría hasta reserva de nota.

Cuatro civiles y cuatro fiscales. ¡ÁNIMO¡

Cuatro civiles y tres fiscales.

Cuatro civiles y dos fiscales. ¡ÁNIMO¡

Cuatro fiscales. Esta semana MAC me preguntó un tema de civil de la semana pasada y un fiscal de esta. Dentro de lo que cabía, con mi ritmo, MAC procuraba sacarme algo de rendimiento y que ganara en auto confianza. Me salieron muy bien los dos. ¡ÁNIMO¡. Alguna semana tiene que ser mala.

Cuatro civiles y dos fiscales. Semana Santa. Era mi séptima Semana Santa como opositor.

Tres civiles. ¡ÁNIMO, POR FAVOR¡

Tres civiles.

Cuatro civiles. ¡ÁNIMO¡ ¡Aprovecha tus oportunidades¡

Cinco civiles.

Un día me creí que me dejaría en breve la oposición y, sorprendentemente, … volví a estudiar y APROBÉ

Cinco civiles. Llantina. Ánimo que queda poco. Supongo que poco para dejármelo de una vez. Tal vez fue este el día en que rompí a llorar con MAC y pude tomar la decisión de que me lo iba a dejar. Iría a Madrid a sacar las bolas, retirarme y a otra cosa … mariposa. Era el 11 de Mayo de 1998.

A la semana siguiente …. diez civiles y tres fiscales. El milagro estaba comenzando a producirse. Llegué a convencerme de que me quedaban solo unas semanas y volví a estudiar con bastante normalidad. Esa semana hice el primer ejercicio completo de esta convocatoria. MAC eligió dos civiles de esta semana, otro de hacía dos semanas y un fiscal de esta semana y el ejercicio completo no me salió nada mal.

Desde el 11 de Mayo hasta el 8 de Junio de 1998 (30 días) conseguí repasarme la tercera parte de cada saco (hay cuatro bolas, tres partes de Civil y el Fiscal) con la idea de aumentar mis posibilidades. Si me salía una buena combinación con los temas dominados o con temas de muchos artículos podría tener alguna opción. Con el Fiscal, puesto que llevaba más vueltas, podría salvar los muebles sin tanta dificultad. Sorprendentemente con los artículos en la cabeza y años de estudio, algunos temas era capaz de cantarlos tras un rápido vistazo.

En el examen me salieron el Tema 49 que hacía dos días que me lo había repasado. El Tema 55 que no me lo estudiaba completo desde el 15 de Noviembre de 1996, aunque los artículos estaban repasados (no todos) en Mayo de 1998. El Tema 100 me lo había repasado diez días antes y el Tema 19 de Fiscal me lo había repasado ocho días antes. ¡APROBÉ con un 5,01¡

¿Suerte?

El día 22 de Junio de 1998 me puse a repasar el segundo ejercicio.

Mi infierno que comenzó el 8 de Mayo de 1995, día en que volví a estudiar tras suspender el segundo dos convocatorias antes, había terminado. Fueron casi tres años justos. Unos meses después aprobé el segundo y suspendí en el dictamen, pero me había recuperado para el estudio y volvía a ser (casi) el opositor que había sido aunque el destino aún me reservaba muchas sorpresas.

La semana siguiente contaré la etapa final: cómo terminó aquella convocatoria, cómo transcurrió y terminó la siguiente y cómo conseguí aprobar el 29 de Junio de 2002.

Los que no puedan esperar .. siempre pueden comprar mi libro.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario



 

4 comentarios

  1. Hola Justito.

    Viendo lo que has sufrido, y lo que estaMos Sufriendo algunos de tus pacientes
    ¿ Has pensado en un post sobre:
    Notarios Y REGISTRADORES por obligación”
    vamos, que no les gusta serlo, después de todo.

    A buen entendedor , pocas palabras…

    Estaría bien un post similar.

    saludos

    Blaky

    • Buenas tardes Blaky:
      Sí, estaría bien si quiero que me odie todo el mundo ..
      En serio, para muchos esto era una forma de conseguir trabajo y lo sigue siendo. No hay más.
      Por otra parte es lo que sucede a tres cuartas partes de la humanidad, ¿no crees?
      Encontrar a gente que disfrute a tope con su trabajo y tenga metas y le falte el tiempo y le importe algo más que el dinero es inusual.
      Estamos en un mundo mediocre. No me interesa esa parte de la profesión.
      Espero que estés bien y animado.
      Un abrazo, Justito El Notario.

  2. Lo he leído ya varias veces y lo he vivido otras tantas. El relato del día a día es apasionante. Desde Master and Commander no me lo había pasado tan bien. Mil veces gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *