Chistes y anécdotas notariales: Episodio IX

Anécdotas de estados civiles

Lo del estado civil da lugar a muchas anécdotas.

La Señora mayor que llega de negro a mi notaría y le pregunto cuál es su estado civil. Me dice: casada. No sé por qué no me convenció la respuesta por lo que volví a preguntar. Casada, me vuelve a decir. ¿Y su marido ha venido con usted?, le pregunto. No, me dice, mi marido murió. Entonces es usted viuda, ¿no? No señor, yo soy viuda, pero casada. Vale Señora, viuda pero casada.  A ver cómo lo recojo en la escritura.

Una más sobre viudedad:

– ¿Pero el difunto estaba viudo?

– No, la viuda murió antes que él.

Congresos

“Ese Decano” que va a dar una conferencia y tras un largo viaje tren+taxi llega al espectacular Palacio de destino, sede del encuentro. Abre la enorme puerta y accede a un gran salón dispuesto para el acto en el que solamente se encuentra una persona.

Transcurridos unos minutos y viendo que no se presentaba nadie más, el ponente y el asistente deciden convertir la conferencia en un vis a vis y sentados entre las sillas y ante un imaginario público, uno habla y el otro escucha durante un buen rato.

Al terminar su intervención, el Decano inicia la despedida y es cuando el único asistente, que era el siguiente ponente de aquella mañana, le coge del brazo y le dice:

– “Tú no te vas…”

anécdotas de congresos justito

Ley del Suelo

– Oiga, ¿y eso de la Ley del Suelo de que va?

– ¿Ley del Suelo? Lo que regula si se siembran cebollinos o se construyen edificios…

– No hombre, la Ley del Suelo de las hipotecas.

Salidas

En Asturias, en La Braña, yendo con un cliente para un acta nos cruzamos con un paisano que nos cedió el paso apartando su tractor. Al pasar saludó a mi acompañante y le preguntó qué tal estaba. La respuesta fue: ” Diremos que bien, que terminamos antes”. Y continuó conduciendo….

Un Notario acompaña al requirente de un acta en el coche de este. Nada más entrar en el coche en el que iban a pasar un hora y media, entre ida y vuelta, el requirente le espeta:

– A mí no me gusta hablar. Eso de hablar por hablar hace que solo se digan tonterías.

A propósito de las salidas, recordé ayer una que hice para un acta en la carretera de Mondoñedo a A Pastoriza en la que un paisano, un hombre arrogante, sucio pero con un cierto porte y muy alto, me ofreció permutarme a mi mujer por un caballo. Mi mujer venía conmigo. Le faltó mirarle los dientes. ¡No nos quedó otra que reírnos¡….y rechazar el trato.

Permutas y retracto de colindantes

Parece que los gallegos son aficionados a peculiares permutas. A propósito de mi post sobre retracto de colindantes, Francisco Mariño, contaba esta anécdota:

“Respecto de lo que tratas, no es que sea yo mucho de animales, pero en concreto al burro le tengo cierto aprecio. Aunque los pocos que nos van quedando ya son casi como mascotas, a los humanos nos faltarían post para darle las gracias por trabajar durante tanto tiempo “como ellos mismos” para nosotros. Cuando leí el título del post pensé que a lo mejor te referías a un caso parecido al que a mí me sucedió. Como bien dices, en Galicia el retracto de colindantes ha sido una institución muy viva, aunque lógicamente va a menos, teniendo en cuenta el imparable proceso de abandono del campo que, para bien o para mal, se está produciendo. Cuando llegué a mi primer destino en Bande (un pueblo de la provincia de Orense), se me dio el caso de autorizar una escritura de permuta de finca rústica por burro. Al principio, que casi todo te da miedo (afortunado estado que no deberíamos abandonar nunca) incluso me pregunté si eso era legal, aunque terminé aceptando que al menos en el Código Civil, que aun tenía fresco, prohibido no estaba. La finca tenía muy poco valor fiscal y el burro lo podías confesar recibido sin S1 ni nada. Más tarde me enteré que el intercambio de finca por cuadrúpedo o similar era una práctica relativamente habitual en la zona y estaba relacionado precisamente con el intento de excluir el retracto de colindantes”.

Aplazamientos, excusas y prisas

Creo que sin duda esta causa de aplazamiento en la firma de una compraventa será insuperable en años. El interesado en la compra de unas fincas nos dijo que:

– “En principio se firma este Viernes, pero al comprador le están pariendo 400 cabras y mañana les confirmo”

Al día siguiente, me comunica que firmaremos el miércoles de la semana que viene. Se ve que las cabras se pusieron de parto.

La broma del Notario al funerario con prisa en la notaría:

– “La muerte no espera”.

TICS

En el intercambio de correos dirigidos a la creación de un Foro Notartic, recibo estos dos geniales comentarios:

– “Contad conmigo, no es que sea un Fénix en materia tecnológica, pero os aseguro que hago unas cookies espectaculares, modestia aparte, y la glucosa es fundamental para el brainstorming”.

– “Intentaré aportar lo que pueda, aunque en mi pueblo de menos de 2.000 habitantes crean que una inteligencia artificial es una rubia de bote (es broma, si digo las palabras “inteligencia artificial” me queman la notaría conmigo dentro por brujería)”.

Oposiciones y Archivos

Entra un Señor a firmar a mi despacho. Durante la lectura observo que se queda mirando los tomos de protocolo de las estanterías. Al terminar la firma, me dice muy serio:

–  Señor Notario, ¿no habrá tenido que estudiarse todos esos libros para sacar la plaza?…

Anécdotas de herencias

– Buenas, venimos a encargar una herencia.

– Bien,  ¿traen el certificado de defunción?

– Papá, ¿dónde tienes tu certificado de defunción?

– Ay, hijo, no sé, eso tu madre, que es la que guarda las cosas.

Aquí para bruto yo

Ese Notario de Cádiz que se encuentra con un cliente en el pasillo de su notaría que le dice:

– ¿Qué pasa “pishica”?

Y el Notario le responde:

anécdotas de brutos

– Perdona, para ti soy Don Nabo.

Gracias a Paco, Juan Diego, Eva, Luis, Antonio, Javier, Francisco, Belén, María del Carmen, Pedro, Carmelo y César, mis suministradores en esta edición. Nos vemos en la X.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario



 

4 comentarios

  1. Buenas tardes
    Me ha llamado muchísimo la atención la permuta de finca rústica por burro ( y en general, los modos de excluir el retracto de colindantes).
    Leo sus post de manera habitual, y no hay día que no aprenda algo interesante. Muchas gracias
    Me encantaría conocer en detalle este asunto de la permuta, de manera que si se admiten “peticiones”, ruego que tenga ésta en cuenta.
    Un cordial saludo

  2. Lo del Decano y la sala desierta es de traca…pero, en cierto modo y, en parte, se lo tiene merecido. Siempre me pregunto si los que organizan charlas y eventos notariales han ejercido alguna vez la profesión sin convenio en pueblos alejados de las capitales de provincia.
    Creo que una de las claves del éxito de asistencia a Notartic es haber sido organizada por notarios realistas que ejercen la profesión sin estar convenidos y que saben a ciencia cierta que un notario que vive en un pueblo de provincias no puede estar un jueves y un viernes zascandileando en una charla por muy interesante que sea. La gran parte de las jornadas Notartic tuvieron lugar en dias y horas asumibles para todo tipo de notario no sólo para los convenidos de la capital.
    Este dato por simple que parezca parece que lo pasan por alto los organizadores de jornadas y eventos notariales y entre las muchas cosas que hay que agradecer a los que han hecho posible Notartic I está su sentido común.

    • Querida Marta: Y en este caso, el Congreso era de postín, así que imagínate la cara que se te debe de quedar. Gracias por la participación y el comentario. Un abrazo. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *