Chistes y anécdotas Notariales: Episodio XV

Anécdotas de estados civiles

– Entonces Francisco, usted está soltero, ¿no?

– Si, soy duro de pelar…aunque eso no implica que no me engañen –contesta-.

El testamento como arma seductora

Si te contara que hace algunos años hicimos la herencia de un Sr. Mayor cuyo certificado de última voluntad debía tener así como cuatro hojas…

El Señor utilizaba una estrategia amatoria muy poco común. Cada vez que conocía a una Señorita iba con ella al Notario y decía “toooodo para ella” y al día siguiente cambiaba el testamento. Lo vi pasar muchas veces por la notaría con muchas Señoritas diferentes.

Seductor testamentario

El alcalde, el Notario y la prostituta

Vinieron un buen día varias prostitutas a hacer testamento. Al día siguiente estaba el Notario en la plaza del pueblo con el alcalde para tomar un café después de firmar una escritura y se cruzaron con una de las chicas que, a voces y con grandes aspavientos saludó al Notario: “¡Hombre, Don Fulanito, usted por aquí¡” 

El Notario no tuvo más remedio que respetar el secreto del protocolo confirmando con su silencio, las sospechas del alcalde.

Anécdotas de Alcalde y el Notario
Anécdotas con Notarios, alcaldes y prostitutas y una curiosa película española

El Señor Misterioso

“No hace tanto me contaron la historia de un “Señor Misterioso” entrado en años que no dejaba de visitar -semana sí, semana también- a una Notario joven que llevaba en la plaza dos años escasos.

El interés del Señor no eran precisamente los asuntos jurídicos de su patrimonio, más que sobresaliente, sino el cruce de piernas de la Notario y el color de sus ojos. Él enviaba siempre anónimos con flores”.

La esquela del Notario

Merece la pena conocer algo más sobre nuestro fallecido compañero:

Editorial La Plana

De lo que nos cuentan de él en su editorial entresaco esta frase:

“…Antes, al no ver seguros los garbanzos, preparó de nuevo oposiciones y aprobó notarías, lo que demuestra que la oposición no es tan difícil como se piensa…”

Central librera

Las leyes de Aldaz

El Conde Lucanor del Siglo XXI (2ª parte)

Humorismo en verso

Descansa en paz, compañero.

“Novia de opositor, no es mujer de Notario”

Mi padre tenía una novia cuando aprobó las oposiciones a notarías que siempre le preguntaba:

– ¿Cuando apruebes a quien vas a llamar primero a tus padres o a mi?

Mi padre llamó a sus padres y menos mal que no se casó con ella (sino el que suscribe no existiría…)

Conozco muchas parejas rotas tras el aprobado de las oposiciones. Chico deja chica, chica deja chico. De ahí ese curioso dicho que no creo que tenga mayor grado de veracidad en el ámbito de nuestras oposiciones que en el de cualquier otra. El análisis de la jugada que lo hagan otros.

El testaferro

– ¿Y en el testamento puedo nombrar un testaferro?

– ¿Cómo? -dice el Notario-.

– Sí, el que hace la partición si los herederos no se ponen de acuerdo.

– Entonces se refiere a un contador partidor…

– Ah, pensaba que eso lo hacía el testaferro.

¿En qué reglamento dice que los maridos mueren antes que las mujeres?

– ¡Como me voy a morir yo antes que mi esposa¡ 

– Bueno, eso no se sabe –dice el Notario-.

– Hombre, Sr. Notario, reglamentariamente es así.

Sacar la hipoteca

Firmo un préstamo personal con unos jóvenes que me dicen que ya tuvieron que hacer un seguro (de esos que algunos llaman obligatorios pero no lo son) para sacar la hipoteca.

Mi padre siempre me decía, por aquella tendencia de los gallegos a confundir (ellos decían que era yo el confundido y casi que llegaron a confundirme), que “se saca lo que se mete y que se quita lo se pone”.

Así que como la hipoteca no se mete supongo que tampoco se saca. No lo daré más vueltas que estos verbos los carga el Diablo…

Foliando en la notaría

No, no falta una “l”. En la notaría se folia y se folia mucho, cuanto más firmes más folias.

¿Que qué es foliar?

Dice el Artículo 17 de la Ley del Notariado:

“Se entiende por protocolo la colección ordenada de las escrituras matrices autorizadas durante un año, y se formalizará en uno o más tomos encuadernados, foliados en letra y con los demás requisitos que se determinen en las instrucciones del caso. En el Libro-Registro figurarán por su orden, separada y diariamente, todas las operaciones en que hubiesen intervenido”.

Foliar es poner número correlativo desde el primero al último a todos los folios que integran el protocolo anual. Esto se puede hacer a mano o a máquina. Imaginen lo que es escribirlo a mano o lo que es apretar el foliador (que es el aparato que folia) miles de veces.

Es una de esas labores desconocidas que si no la tengo incluida en mi post “¿Qué pasa en la notaría después de la firma de mi escritura?”, debería de añadirla porque la labor de encuadernación y foliado del protocolo anual es una gran desconocida que probablemente solo los archiveros, bibliotecarios y documentalistas saben apreciar en su justa medida. Enlazo aquí con un post en el blog notaríAbierta que es sumamente interesante e ilustrativo de lo que digo.

El Notario neutral

“Necesito que alguno de los Notarios, Justito El Notario, Antonio Ripoll Soler o Francisco Rosales, me ilustren, sobre una comunicación de una insigne letrada, que me exige buscar “un Notario neutral”¿Qué es un Notario Neutral? ¿Acaso piensa que yo encargo un documento a la Notaria y se firma lo que a mí me da la gana? ¿Creen que en la notaría con la que trabajo son asalariados míos? He empezado ya cabreada la mañana”.

Gracias a Hermes Wagner, Carmelo, Mari Ángeles, Andrés, Luzma y Quino por sus anécdotas.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario



 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *