crónica notarial de una pandemia

Los aludidos en “Crónica notarial de un pandemia”

Supongo que en un libro como “Crónica notarial de una pandemia”, del que ya solo nos quedan diez ejemplares, es complemente normal que salgan al paso continuas menciones a quienes te han ayudado e inspirado en el camino de sacarlo adelante. Muchos de los que ahora cito están expresamente mencionados en el libro; otros se quedaron en el ámbito de la inspiración, la sugerencia, el comentario o la duda y no alcanzaron la mención por una cuestión de elemental prudencia para con aquellos que estaban vertiendo sus opiniones off the récord en foros comunes o redes sociales. Una vez que tuve el libro en papel, me hice una lista totalmente exhaustiva de los “aludidos” y ahora ha llegado el momento de darles las gracias:

Son estos: Mi madre, la RAE, la Universidad de Castilla-La Mancha, la Seguridad Social, la Mutalidad Notarial, la AEAT, Notesva, Twitter, el Gobierno de España, WhatsApp, los ayuntamientos de Pinoso y Algueña, Clave, Sara y el Orve, la Sociedad Española de Medicina, la Quinta da Várzea do Farelo, Congreso Notarial de Málaga, el Colegio Notarial de Valencia, el Delegado de mi Distrito Notarial, José María Navarrete, el Vicedecano, Delfín Martínez, el Distrito Notarial de Elda, Bizum, el Ministerio de Justicia, el Consejo General del Notariado, Basconfer, Basconfer and Tai, Ulzama, Bancos y bancarios de Pinoso, el Monopoly, las Oficinas Liquidadoras, la Comisión Permanente del Consejo General del Notariado, notaríAbierta, Vanguardia Notarial, el Colegio Notarial de Castilla-La Mancha, el Colegio Nacional de Registradores, el Portal del Sabadell, la Policía Municipal de Pinoso, la Guardia Civil de Tráfico, el Colegio Nacional de Registradores, la DGRN hoy DGSJPF, Tele 5, el Ideal de Granada, el Diario Sur, Iberdrola, EDP, Gana Energía, Notin-Distribuciones Notariales, Carretilla, Marta Arroyal, Fernando Fernández, Antonio y Andrés Deltell Pastor, Pedro Rincón De Gregorio, Carlos Higuera, Telegram, CONEDE o Congreso Nacional de Estudiantes de Derecho, Andrés Redruello “Recetas”, Pedro J. Maldonado, María Prieto, Marina Ravena, Juan Bonet, Coronel Pedro Baños, Francisco Niño Aragón, Profesor Gay de Liébana, Profesor Hogg y la Reina Isabel II, Elena Badolato, Patricio Monzón, Mamen Argudo, Miguel Prieto Argudo, Esperanza Camino, Alberto Guerrero, Francisco Rodríguez Boix, Luis Prados Ramos, Rosa Amorós, Trini Casado, Antonio Beltrá, Jose Prieto, Sofia Puente Santiago, Sergio Mocholí, Diego Rosales, El Notario del Siglo XXI, la Señorita Guerrero, Santi “Majetón”, Joan Carles Ollé, Esteban Umérez, Dori F. Maldonado, Eduardo Amat, Cristina Sánchez Corral, la Comisión Cultura del Colegio Notarial de Murcia, Ebrem y Natalia de la Carnicería El Secret, Alfredo Miroli, Rosa Belmonte, Darth Vader, el Ola Ke Hasemos, el Rotterdam y el Margaret, Pablo Pazos, Rafael Ferrer, Carmen Martínez, Sally´s Cook, Luis Fernández-Bravo, Zacarías Candel, Miguel Fresneda, Lara Domínguez, Carmelo Llopis, Curro Sánchez Tapia, Begoña Núñez, la Decana del Colegio de Registradores, el Presidente del Consejo General del Notariado, Carlos Herrera y Herrera en la Cope.

Gracias a todos.

El índice del libro

Puede leerse aquí.

Y de colofón … mi propio COVID-19

Los Notarios no teníamos derecho a aplausos al decir de algunos pero hemos corrido, como nuestros empleados, muchos riesgos, muchísimos riesgos, desde que esto comenzó hace ya casi un año. Me encantaría saber qué proporción de infectados se maneja (a nivel colegial seguro que se sabe) y que se conociera públicamente porque estamos permanentemente al pie del cañón y trabajando como correspondía a nuestra condición de servicio esencial de fundamental trascendencia en lo económico. Al final muchos hemos caído y en este mes de Febrero de 2021 me ha tocado a mi. Cuando te toca, lo encajas rápido y rezas (si tienes costumbre hacerlo …) para que te toque la lotería del asintomático o de la baja carga viral. Inmediatamente pasas a tener otra visión del asunto. Escribí la “Crónica notarial de una pandemia” y el destino me tenía reservado un último capítulo o un segundo epílogo: pasar por la dura experiencia de ver enfermar a mi querida madre y contagiarme simultáneamente (con solo un día de diferencia) yo también de este maldito virus. Solo me queda tener mucha paciencia, sabiendo que estoy muy bien entrenado para un encierro ya que, a fin de cuentas, ¿quién le gana a paciencia a un opositor “eleven years old”? Estoy escribiendo bastante y voy a procurar descansar todo lo que pueda (me face falta después de año y medio sin unas vacaciones decentes). En el mes de Enero he escrito o reeditado 20 posts y 13 faqs; además he preparado un artículo que creo que ha quedado muy bien para la revista del Colegio de Abogados de Murcia sobre la plusvalía municipal. También estoy procurando mantenerme al tanto de lo que se cuece en mi notaría durante mi ausencia. Creo que el próximo martes estaré en mi flamante nuevo despacho tras unos cuarenta primeros días del año que han sido auténticamente de locos.

Últimos comentarios recibidos

Compañera: “La edición está fenomenal, el tipo de letra, el papel. Este segundo libro os ha quedado muy, muy bien. Yo soy de libro en papel porque me gusta señalar y subrayar y la calidad del papel influye. En cuanto al contenido, a pesar de que la materia podría parecer algo árida, tú lo haces muy ameno con las anécdotas de tu día a día. Al leerlo me ha parecido que hacía un siglo desde que expedimos los “salvoconductos”…. Además me parece muy útil,  te he fusilado un modelo para rectificar las pólizas ICO …. la cuestión me ha surgido esta semana y me parece más elegante que el mío. En fin… enhorabuena por el libro y aquí estaremos esperando el siguiente.

Oficial de notarías (entre otras cosas): “Ya me lo he empezado a leer. Lo que llevo me gusta mucho. Es muy tuyo. Esa facilidad que tienes para escribir y transmitir no es usual y es diferente a los libros de autores similares. Tienes un lenguaje, muy claro y muy directo que engancha a la gente. Se hace muy ameno leerte. Se te entiende muy bien. Por esto y por muchas cosas tus dos libros son de lectura fácil, amena y evidentemente rigurosa. Es fantástico.

Amigo de la facultad y funcionario: “El libro, bien. Pequeña dosis de Derecho notarial en vena. Directo y sincero.

Si a alguno le apetece dedicado, solo tiene que escribirme a justitonotario@hotmail.com

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario




 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *