veinte valientes nuevos opositores

Veinte valientes nuevos opositores a notarías en la Academia del Colegio Notarial de Valencia

Y dos mas que están deshojando la margarita y que espero que se decidan a intentarlo (que es el pensamiento que han de tener, a mi juicio, los que no acaban de decidirse).

De los veinte, diez están en Valencia (y Castellón) y los doce restantes en Alicante (a donde asignamos a los dos dudosos). En Valencia (y Castellón) hubo sobre quince el año pasado y solo seis el anterior. En Alicante esta camada del 2021 ha sido muy buena frente a los tres opositores que hubo en 2020 y los dos de 2017 (ni un solo candidatos en los años intermedios, según me informan fuentes solventes). Por cierto, una vez publicado este post me han informado de que en Madrid los nuevos opositores son treinta (pero como lo añado al día siguiente de publicar no lo tengo en cuenta para mis elucubraciones).

¿Se habrá corrido la voz de que se avecina una buena época para intentarlo? Que conste que tengo hechos los cálculos que desarrollo en uno de los capítulos finales de mi «Nada antes que opositar» (del que pronto tendremos mas ejemplares y que, de momento, puede comprarse aquí en su edición digital).

Septiembre es el mes clásico para el comienzo de preparación de nuestras oposiciones (yo, por ejemplo, comencé a preparar el 26 de septiembre de 1991, es decir, hace ya casi treinta años).

Vamos a jugar un poco con ese número para sacar algunas conclusiones

Si la Comunidad Valenciana tiene cinco millones de habitantes y España tiene cuarenta y siete millones, podríamos concluir, extrapolando el dato y a fiel a mi estilo de la «cuenta de la vieja» (que me sirve hasta para el IRPF), que en toda España comenzarán a preparar notarías este año unos 200 opositores.

En los últimos tiempos están saliendo 90 plazas cada dos años, y la media para aprobar está situada en los casi siete años.

Si en siete años habrá 1.400 nuevos opositores y 315 plazas, llegaríamos a la conclusión de que casi entre el 20 y el 25% (uno de cada cuatro o cinco) de los opositores que comiencen las oposiciones las van a aprobar. ¿Qué otras oposiciones pueden ofrecer un dato como este?

Si contamos con que otro quinto no redondeará un año de preparación, que otro quinto lo dejará con el primer tropezón y que otro quinto lo dejará al segundo tropezón, nos queda un candidato de cada cinco que lo pasará realmente mal cuando después de un porrón de años preparándose no haya conseguido superar la prueba quedando sensiblemente tocado por un tiempo o, desgraciadamente, para toda la vida.

Esa es la apuesta chicos y chicas y no tan chicos y chicas, porque hay gente mas veterana (en la vida) que se anima a preparar nuestras oposiciones con cierta edad aunque suela costarles algo mas que a los jóvenes tomar la decisión de hacerlo.

No debe haber muchos juegos que te den un 20% de posibilidades de ganar. Lo importante para el restante 80% (los que no aprueban) es no salir arruinados (vitalmente) y ser capaces de aprovechar la experiencia y los conocimientos adquiridos reorientándose hacía los más diversos planes B. Así que, ¿por qué no intentarlo cuanto menos? Hace pocos días leí un artículo sobre la recolocación en despachos de abogados de muchos ex-opositores (puede leerse al final de esta entrada de mi blog). Supongo que eso tiene que ser un cierto estímulo, ¿no?, además de una prueba meridianamente clara de que esa sandez (que ya dice hasta un Ministro de Universidades) de que «todo está en Internet» es completamente falsa (pronto escribiré de nuevo sobre este tema en busca de nuevas evidencias del absurdo).

«Oye Justito, ¿y tengo mas posibilidades de ser Notario por haber nacido en un mes y no en otro?»

Hace unos días un compañero compartió en Twitter esta noticia: ¿Por qué tantos futbolistas cumplen años en enero? La importancia de cuándo nacer

La conclusión del artículo es que nacer en enero es un buen primer paso para llegar a ser un gran futbolista, así que pensé tal vez también los nacidos en enero podían tener mayores posibilidades de aprobar las oposiciones a notarías. Me puse manos a la obra y gracias a Excel, que hace auténticas virguerías, he obtenido (a título meramente anecdótico y como divertimento, quede claro que ya sabemos como son algunos) los siguientes datos:

Número de Notarios por mes de nacimiento

Enero 206. Febrero 214. Marzo 245. Abril 235. Mayo 247. Junio 222. Julio 232. Agosto 237. Septiembre 238. Octubre 224. Noviembre 216. Diciembre 236. Notarios totales: 2.752.

Media mensual 229 Notarios/mes. Si lo hacemos por trimestres: 1T 221. 2T 234. 3T 235. 4T 225. ¿Parece que los nacidos de abril  a septiembre tienen mas posibilidades de aprobar que los nacidos de octubre a marzo? Si así fuera, ¡maldita sea pues yo nací el 30 de marzo!, ¡ahora lo entiendo todo!, aunque … si se mira mes a mes, a los nacidos en marzo solo nos ganan en número los nacidos en mayo.

Sin embargo, mucho me temo que a diferencia de los futbolistas, a los Notarios nos da igual nacer en un mes que en otro puesto que el número de Notarios nacidos en cada uno de los meses del año es muy similar aunque sea enero, por la parte baja, el mes que mas se desvía de la media aritmética mensual. Justo lo contrario que ocurre con los futbolistas.

Conclusión comprobada científicamente: Si tu hijo nace en enero es mejor que se haga futbolista y no Notario.

Tenía previsto sacar esta entrada en la sección Opo Flashes pero al final me gusta como ha quedado esta serie de elucubraciones estadísticas así que la sacaré en la sección «Oposiciones».

Espero que esta ligereza anime a los que el lunes empezaron a examinarse y, sobre todo, a los que empiezan en este curso y a los que lo harán en los próximos años. La oposición es una carrera de fondo y a la meta llegará aproximadamente un 20%.

Unas semanas después se refuerza mi creencia

Un gran amigo y compañero me pregunta que en qué tribunal estaba en la convocatoria de Cataluña de 2000-2001. Como conservo los datos de todas las convocatorias que firmé, se lo miro. Estaba en el primer tribunal y yo en el segundo. Tras informarle, observo la foto que había tomado del librillo con todos los firmantes y demás datos de interés que nos enviaba la Gestoría Paniagua. Cuento los nombres y suman 21; luego cuento a los que sé que aprobaron las oposiciones y me salen 8 (solo uno en aquella convocatoria). Ocho y sin mirar si entre los otros 13 nombres hubo alguno mas al que yo no conozca y que también lo consiguiera. Así que sin revisar si aprobaron los demas y en una prueba de puro azar, sale un 38% de aprobados. No está mal, ¿verdad? 

oposiciones Cataluña

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario




 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *