nada antes que opositar

¡A la venta la 2ª edición de “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)”!

Pues sí, amigos, ¡la segunda edición está ya en Basconfer¡ Si ya es difícil escribir un libro, más difícil todavía es venderlo y mucho más escribir otro que va a salir al mercado coincidiendo con la segunda edición del primero. A través de la web de Basconfer o contactando telefónicamente con ellos en el 957 310 210 puede hacerse el pedido de cualquiera de los dos (o de ambos … ya puestos). El segundo lo he titulado “Crónica notarial de una pandemia” y será presentado debidamente en el blog en cuanto tenga un rato para escribir una reseña. Ahora que llegan las vacaciones y generalmente todos tenemos más tiempo para leer, sin duda, pueden ser las lecturas notariales del verano 2020. ¡No se los pierdan!

Dicho esto y al estilo de lo que ya hice en otros dos posts anteriores …

Voy a recoger algunas opiniones de mis lectores sobre “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)”

Notario, seguidor de mi blog y colaborador en ocasiones: “Enhorabuena, Justito. A todo lo anterior habría que añadir una trayectoria ejemplar de casi ya veinte años en la profesión, condecorado, y abierto a los demás a través de un blog (¿son casi cinco años ya?) de consultoría, modelos, jurisprudencia y ayuda desinteresada para ciudadanos, compañeros… personas que, a buen seguro, habrán disfrutado de tu libro, estarán por hacerlo, o, si no, ellos se lo pierden. Me da por pensar que esa experiencia posterior casi daría para una segunda parte, para un “Después de opositar”, una visión personal basada en esa trayectoria y experiencia bloguera sobre la situación del Notariado actual desde la perspectiva de una oficina notarial pequeña/rural. No sé si se vendería mucho, pero sería muy interesante. A mí, el libro me ha gustado, desde las partes más “cachondas”, hasta “quedarme parado” con las más nihilistas. Ese “esto es una mierda” o ese “el mundo es una mierda”, que… tela… Lo fundamental es que el libro me ha mostrado una cara amarga y terrible de la oposición, que yo no conocí, pero que me podría haber alcanzado con un simple traspié que hubiera dado, con una ráfaga de mala suerte… Nunca había pensado en ello. Tenerla ahora presente creo que es enriquecedor. Un abrazo y que sigan las ventas”.

Opositor no aprobado y “redimido” gracias a la lectura de mi libro: “Ya lo tengo en mis manos. Esta vez para siempre. Voy poniéndole señales en algunos capítulos y en otros hago pequeñas acotaciones comparativas (en lápiz; en todo caso el Corpus iuris civilis de “tu” Justiniano fue minuciosamente glosado y acotado por la Escuela de Bolonia). Tu viaje acabó en la página 181. Pero no todo el mundo puede llegar a entender las 180 iniciales.  Hay que llevar un gladiador dentro. Mi admiración es total. En cuanto a la dedicatoria, cariñosa y sincera. Como tu. Un amigo”.

Opositor en ciernes: “Recomiendo encarecidamente su lectura. Sin lugar a dudas es una historia que merece la pena conocer. Personalmente me ha ayudado a ver que tras un largo esfuerzo viene una recompensa y que nada es imposible. Os animo a adquirirlo. Es entretenido por sus anécdotas pero tiene un trasfondo de esperanza para todos aquellos que quieran opositar. “Las cuestas que más cuestan conducen a la cima más alta”. Un fuerte abrazo”.

Notario: “¿Por qué “Nada antes que opositar”, el libro del Notario Miguel Prieto Escudero, es ya un clásico en su categoría? Porque, sobre todo, es una crónica fiel que logra trasladar al lector lo que siente cualquier opositor en su desafío. Porque está muy bien escrito, y no era fácil. Lo fácil hubiese sido resbalarse en los tópicos, pero el autor no lo hace. En su lugar, escribe con verdad. Narra su historia, que es la historia de una persona que aceptó el reto y luchó duramente, superándose a sí mismo, y al mismo tiempo traza un autorretrato con final feliz. Porque es una obra equilibrada. Y explicaré el porqué: la oposición es una prueba tan difícil de superar como de relatar de manera atractiva, es decir, con ritmo, agilidad y manteniendo el interés. Pero el autor nuevamente lo consigue trufando la pura crónica con jugosas anécdotas que nutren la obra de humanidad y realismo. Por eso Miguel se ha ganado el respeto y la admiración de sus compañeros y, estoy seguro, que la de cualquiera que lea este libro. Porque nos habla con gracia y humildad de las cosas pequeñas que le acontecen a las personas grandes, como todo el que acepta el reto de opositar a cualquier puesto, como todo el que acepta cualquier desafío que lo lleve a crecer y superarse…, como todo aquel que confía en su espíritu de superación en las dificultades… Por eso lo recomiendo. Porque gustará leerlo tanto a los compañeros de profesión, como a los opositores de cualquier clase. Y lo harán con satisfacción y con provecho”.

Abogado, seguidor habitual en redes y en el blog: “En mi opinión, lo que ha hecho ⁦‪@justitonotario⁩ en su libro “Nada antes que opositar” me recuerda a “di tu palabra y rómpete”. En este contexto asocio la conocida frase de Nietzsche a quien de una forma valiente, se sincera y muestra con autenticidad su experiencia personal. El manejo de esas “sustancias difíciles” (algún poeta lo decía) es muy frecuente que se evite, porque genera dolor y compromiso, pero tiene un sublime efecto liberador. Pienso que gran parte de su fortaleza radica en atreverse a contar lo que cuenta sin caer en el exceso de lo que Rubert de Ventós denomina “un alma sin pestillo”. La lectura fue a piñón. Cuando algo gusta no pesa. Recuerdo haber comprado de madrugada un libro en Sevilla (en esas tiendas de 24h) y me enganchó tanto que no dormí esa noche. Pues la lectura de tu libro me recordó aquello“.

Oficial de notarías, especialista en Derecho Fiscal y bloguero: “¡Me ha gustado mucho Miguel! ¡La editorial tiene un filón contigo! El texto de Garcia-Noblejas debería estar enmarcado y presidiendo todas las notarias porque es precioso. El libro es inspirador”.

Notario: “He sufrido mucho con tu libro. Enhorabuena por haber tenido la paciencia y el valor de compartir tus años de oposición.

Jurista: “Me gusta porque no transmites un mensaje de épica sino de perseverancia y dudas. Hay muchos que cuentan su oposición en plan “lo tuve claro, estudie y aquí estoy” o “si te lo propones, puedes” y eso solo es media verdad. Hace falta más que proponérselo, hace falta capacidad y una pizca de suerte. Para que la suerte funcione en esto hay que poner mucho de tu parte, no es la lotería. Más que tener suerte hay que no tener mala suerte“.

Repercusión de “Nada antes de opositar (Nihil prius oppositio)” en los medios

DIARIO INFORMACIÓN

ALICANTE PLAZA

LAWYERPRESS

AYUNTAMIENTO DE PINOSO

LA VANGUARDIA

AGENCIA EFE

ESCRITURA PÚBLICA

¿Lo quieres dedicado? Pues mira este vídeo …

Pincha AQUÍ para comprar “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)” edición en papel (Basconfer)

Pincha AQUÍ para comprar “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)” edición digital (Wolters Kluwer)

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *