manzanita cantante

Manzanita, Ángel Nieto e Iñigo (José María)

Supongo que seré considerado muy bicho raro si digo que en mi adolescencia lucense, escuchaba mucho a Perales y Manzanita cuando me enamoriscaba … pero es la pura verdad. Para Perales actualmente necesitaría estar al borde de la paroxetina y, en cambio, a Manzanita le sigo escuchando de vez en cuando.

Machaqué el disco de Manzanita de «La quiero al morir» y ahora que vuelvo a tener tocadiscos vuelvo a escucharlo. A mi hermano le llamaban Manzanita (por su pelo y su peso…) en el Colegio Mayor en el que vivía cuando empezó a estudiar Derecho allá por 1983 o 1984 en Madrid, terminando de apuntalar mi afinidad con este cantante muerto prematuramente y que me hizo llorar con su muerte, allá por el año 2004.

Vivía yo en Mondoñedo y tras una de esas noches mágicas mindonienses, puse la radio y me enteré de que mi cantante favorito, mi ídolo, había fallecido y me puse a llorar, entre las risas de mi mujer que no sabía si consolarme o descojonarse. Téngase en cuenta el efecto cebollón para valorar mis sentimientos y mi congoja, tras una buena ruta de vinos por Mondoñedo aquella fría noche del 6 de Diciembre de 2004 (hace ya 14 años).

Con la muerte de Ángel Nieto no lloré, pero poco me faltó. Y es que Ángel Nieto me recordó a mi padre y no porque mi padre montara en moto … Estábamos mi hijo y yo dándonos un baño en la piscina aquel 3 de Agosto de 2017 cuando supimos que Ángel Nieto había muerto. Entonces le expliqué lo que había sido Nieto para este país y para los niños de mi época. Le conté que en mis tiempos cuando alguien iba rápido se le decía que iba como Ángel Nieto (también al que corría mucho se le llamaba Fitipaldi, como al fuerte se le llamaba Urtáin). De repente, no sé porqué hablando de Nieto con mi hijo, me vino mi padre a la cabeza y con el recuerdo, la emoción instantánea de su recuerdo.

Después de lo de Manzanita y de lo de Ángel Nieto, hoy (en Mayo) me veo llorando sin disimulo por la muerte de José María Íñigo con el que una vez coincidí y que era alguien tan, tan cercano que pensé en que se nos iba a hacer raro a todos no volverle a ver vivo a partir de entonces.

Esta semana los off topic van de emociones y lágrimas.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario




 

2 comentarios

  1. Cada día me sorprende más no solo su sabiduría si no su gran humildad.
    Gracias por compartir estas letras con todos.
    Todas las mañanas despierto con sus mensajes y es una alegría saber que esta al otro lado.
    Un abrazo
    Luz

    • Buenos días Luz: Diría que comparto lo que sé de lo mío y que con lo que comparto aprendo mucho, pues hay buenos compañeros y juristas en general que aportan mucho para mejorar mis artículos.

      En cuanto a la humildad, modestamente, creo que sí actúo de este modo. A veces, se me pone el angelito en un hombro y el diablillo en el otro y discuten. El diablillo le dice al angelito «es que eres demasiado humilde» … Bueno, los resultados del trabajo se verán con el tiempo (bueno, ya se están viendo) y a estas alturas de mi vida, no creo que cambie de forma de ser.

      Me animan mucho tus mensajes en positivo y de agradecimiento. Un abrazo, Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí