madreselvas en flor rosado

Madreselvas en flor – Rosado 2018 (Vinos Thémera): “Funciona perfecto”

Un post fundamentalmente visual para este viernes de Manducare. Un grupo de compañeros nos hemos comprado una selección de Vinos Thémera y me han dado su consentimiento expreso para publicar sus fotos del vino y de algunos de los maridajes. Como dijo Luis “no es un rosado corriente, como otros generalmente insípidos y funciona perfecto”. Yo añadiría que tan perfecto que es un peligro tenerlo bien fresquito y hacerse un mano a mano con alguien porque se os quedará muy corta la botella. Sobre el Madreselvas en Flor – Blanco, ya escribí hace un tiempo. Así que con la recomendación de todos sus caldos y hoy, especialmente, del Madreselvas en flor – Rosado 2018, os lanzó este post de hoy.

Curioseando por la web de Thémera, me llamó la atención lo de los champagnes y los licores, ¿qué tienes tú que ver? – le pregunté a Jorge González Granado – ¿también son tuyos o solo distribuyes? y me dijo: “Es distribución, me gusta mucho el champagne y Barfontarc lo conozco desde años así que empece a importarlo en 2018. Los licores son de dos amigos y clientes que me distribuyen los vinos en alguna zona de Castilla y en Reinosa y comarca (campurrianos)”.

Jorge en su web dice de su rosado que: Madreselvas en flor – Rosado tiene un atractivo color rosa violáceo muy brillante. En cata presenta nariz muy intensa con notas de fresa y regaliz rojo, y notas florales de madreselvas. En boca se muestra muy amable, con entrada ligeramente dulce. Resaltando después el frescor y la acidez. Destaca su vivacidad”.

Rissotos, sushi,  cuscús, puddings, la verdad es que los cole-darks se lo han montado muy bien para acompañar este caldo que nadie debería dejar de probar. Encima, algunos, hasta tienen buena mano para la fotografía y la cocina. En mi caso, tras el lote variado de seis de Thémera, me pedí otras cinco del rosado. Entre el viernes noche (con un par de buenas chuletas de ternera) y el sábado a la hora de comer (con una sencillas croquetas de atún fresco y unos medallones de cerdo de la carnicería El Secret de Pinoso) nos bebimos la primera de las cinco.

Hasta otra degustación. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *