un legado del derecho de transmisión

Un legado del derecho de transmisión

La cláusula objeto de controversia y análisis se contiene en el testamento de un divorciado que deja un hijo. El testador sobrevivió a su padre y falleció antes que su madre. Además del testamento abierto deja un ológrafo que no revoca el abierto notarial previo. La consultante, hermana del difunto, tiene dudas con una de las cláusulas del testamento de su hermano en la que le lega a ella “la plena propiedad de los derechos que le correspondan sobre la totalidad de los bienes heredados de sus padres” y “la de los derechos que le correspondan sobre una vivienda en construcción”. El testamento del padre tiene su complejidad al ponerlo en relación con el del hijo. El padre lega a su viuda (la madre) su legítima y el tercio libre; lega la mejora a sus dos hijos e instituye herederos también a los dos hijos por partes iguales. No hay sustitución en el legado de la mejora pero sí que la hay en la institución de heredero (sin expresión de casos). El testamento de la madre es el clásico “del uno para el otro”. En el legado a favor de la hermana, hay sustitución vulgar pero no comprende la renuncia.

Un pequeño inciso antes de continuar para mencionar una importante RTEAC 25-3-2021 que señala que en caso de testamento ológrafo, la adquisición hereditaria se produce con la adveración y protocolización, momento en que se inicia el plazo de declaración o autoliquidación del Impuesto de Sucesiones. Les alegrará enormemente a mis clientes. Gracias a Sergio Mocholí.

Una cuestión considerablemente compleja de explicar a los interesados en esta sucesión

Lo primero que tengo que decirte es que tu hermano no renunció (como tú me decías) a la herencia de tus padres en tu favor cuando dijo que te legaba los derechos que le correspondieran sobre la totalidad de los bienes heredados de vuestros padres. En realidad, tu hermano no podía renunciar a los derechos en la herencia de vuestra madre pues estaba viva aunque sí que pudo hacerlo a los derechos en la herencia de vuestro padre que ya había muerto si bien no lo hizo y optó por una fórmula susceptible de varias interpretaciones que fue la de dejarte “sus derechos” lo que, a mi modo de ver, constituyó un legado del llamado derecho de transmisión (artículo 1.006 del Código Civil) que es una figura algo compleja sobre todo cuando la intentamos aplicar a eso que dice el 1.006 sobre “los mismos derechos que él tenía” (¿o podría por su tenor literal ser considerada esa cláusula como otra cosa distinta?). Si tu hermano hubiera renunciado a la herencia de tu padre, su parte hubiera pasado a su hijo y no a ti y por eso puede que utilizara esta fórmula y no se limitara a renunciar a la herencia.

Si de momento nos olvidáramos del testamento de tu hermano y tuviéramos en cuenta el de vuestro padre, los derechos de tu hermano en la herencia de vuestro padre corresponderían a su hijo pero tu hermano en su testamento abierto notarial complicó bastante la cosa con ese legado del derecho de transmisión, es decir, con ese legado a tu favor del derecho a aceptar o repudiar la herencia de vuestro padre.

Tu hermano muere sin aceptar ni repudiar la herencia de vuestro padre en la que recibía el legado de la mitad del tercio de mejora (menos la legítima de vuestra madre) y, por la vía de la institución de heredero, la mitad de otro tercio de la herencia (que sería el de legítima estricta porque el tercio libre fue legado a vuestra madre quien, por cierto, también falleció sin aceptar ni repudiar complicando aún más las tres sucesiones hereditarias).

Para empezar, vamos con lo que parece ser de más fácil solución: la institución de heredero en favor de los dos hermanos

Recordemos que la institución de heredero comprende un tercio que es el de legítima estricta. Fallece tu hermano sin aceptar ni repudiar y pasa a sus herederos (su hijo, es decir, tu sobrino) el mismo derecho que él tenía (el de aceptar o repudiar) pero ese derecho te lo lega a ti, por lo que, parece, que serías tu la que podrías aceptar o repudiar la parte de tu hermano en la institución de heredero contenida en el testamento de vuestro padre. ¿Solo lo parece? No, no solo lo parece. En mi opinión eres tú y solo tú la que podrías ejercer ese derecho que tiene como contenido la mitad del tercio de legítima estricta (la legítima estricta de tu hermano) lo que no constituye inconveniente porque ese tercio ha de repartirse igualmente entre hijos (o descendientes de hijos fallecidos) y vuestro padre así lo hizo siendo luego libre tu hermano de legar su derecho de aceptar o repudiar a quien quisiera y por tanto a ti, sin que se produzca perjuicio a los derechos legitimarios de nadie en la herencia de vuestro padre.

Ahora vamos con la mitad del tercio de mejora (sin la legítima de vuestra madre)

En este caso, al tratarse de un legado, tu hermano aunque no aceptara ni repudiara antes de morir, adquirió automáticamente esa parte que luego en su testamento te legó a ti.

¿Entonces tienes derecho a dos tercios de la herencia de vuestro padre (sin la legítima de la madre)? Sí, pero el valor del tercio que te lega tu hermano se ha de tener en cuenta para calcular la legítima de tu sobrina en la herencia de su padre con lo que, en la herencia de tu hermano es posible que hubiera que proceder a la reducción del legado que te efectuó si excede del valor del tercio de libre disposición.

Visto lo visto, lo de los derechos que le correspondan en esa obra en construcción parece una cuestión baladí sobre la que me tendrás que aportar más datos a fin de ayudarte.

Por supuesto, todo lo del testamento abierto notarial está supeditado a que el ológrafo no lo cambiara.

Y, ¿qué ocurriría si tu renuncias al legado efectuado por tu hermano?, ¿qué pasaría entonces con ese derecho de transmisión? Pues el legado renunciado (puesto que no comprende la sustitución para el caso de renuncia) se refundiría en la masa y sería tu sobrino como heredero el que acabaría recibiendo la parte de su padre en la herencia del abuelo.

La institución de heredero es un tanto particular porque se refiere a “en todos sus bienes, derechos, créditos y acciones, posiciones bancarias, cuentas, planes de pensiones, tanto presentes como futuros” pero tal redacción no creo que afecte en nada a lo expuesto.

La herencia de la madre

Llegados a la herencia de tu madre, la cosa es más sencilla pues se reparte entre tía y sobrina puesto que tu hermano no heredó a vuestra madre y simplemente corresponde aplicar la sustitución vulgar para el caso de premoriencia.

Por cierto, ¿el testamento podría haberse afinado más? Bueno, todo es mejorable, pero la realidad de las sucesiones hereditarias es compleja cuando nos topamos con la circunstancias finalmente acontecida.

No me extrañaría haber metido la pata en alguno de mis planteamientos, así que agradezco las opiniones para este caso más propio de un dictamen que la vida “real”.

Opiniones

Algunos días han pasado desde la publicación y solo he recibido dos comentarios. El primero (que pueden ver más abajo) sobre la posibilidad de que el legado efectuado en el testamento del “hermano” supusiera una aceptación tácita de la herencia de su difunto padre. Si así lo entendemos (y la verdad es que la alternativa tiene su peso) todo el caso queda muy simplificado y el principal problema sería de valoraciones a efectos de la fijación de legítima de la hija-sobrina y de reducción de las disposiciones inoficiosas.

También me han comentado que una RDGRN de 19 de Febrero de 2002 señaló que lo de la adquisición automática de los legados “es una ficción” y que siempre es necesaria la aceptación del legatario. En tal caso, si entendemos que no hay aceptación tácita tendríamos la misma problemática/solución que respecto de la institución de heredero del padre/abuelo y si entendemos que la hay, una simple cuestión de legítimas.

Gracias a los aportantes.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario



 

2 comentarios

  1. Pregunta:
    Disponer en testamento a favor de la hermana de los derechos que le correspodieran en la herencia del ya fallecido “abuelo” ¿no supone una aceptación tácita de la herencia de éste?.
    Quiizá no tenga consecuencias prácticas cuando se dispone de todos los derechos pero sí podría tenerla si dispusiera a favor de la hermana de solo algunos.

    • Buenas tardes Juan P:
      No te había respondido para evitar que se me olvidara tu aportación puesto que quería añadirla a mi artículo.
      Ya lo he hecho, muchas gracias por la opinión. Saludos, Justito El Notario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *