Renunciar a la herencia: gastos e impuestos (abriendo melones)

abriendo melones dictámenes jurídicos

“Somos cuatro hermanos instituidos herederos por partes iguales en todos los bienes de mi madre (separada judicialmente y fallecida recientemente), con sustitución vulgar a favor de nuestros respectivos descendientes y si alguno careciere de descendencia, con derecho de acrecer. Uno de mis hermanos desea renunciar a la herencia (tiene hijos y nietos), pero el oficial de la notaría a la que hemos acudido dice que al ser un testamento que cita la “sustitución vulgar a favor de sus descendientes” es un lío tremendo y que puede salir muy caro, desaconsejándonos también que el renunciante nos done su parte después de aceptar la herencia por la misma razón del elevado coste (con los impuestos) que supondría para todos. En concreto nos calculó que nos saldría a cada uno, incluido el renunciante, por encima de unos 3.000 €. La herencia consiste en una casa en un pueblo que podríamos valorar en unos 50.000 € (aunque no sabemos si habrá interesados en comprarla) y en un saldo bancario de unos 6.000 €, es decir unos 14.000 € para cada uno, lo que supondría acrecer la herencia de cada hermano en 4.666 € (antes de gastos e impuestos). La situación nos plantea las siguientes dudas: 

  • ¿Realmente podría originar tanto costo por cabeza la renuncia de mi hermano, teniendo en cuenta que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones a aplicar en nuestra comunidad autónoma es muy bajo?
  • ¿Tendrían que renunciar también los hijos y nietos del renunciante en el mismo acto?
  • ¿Nos interesaría más que mi hermano renunciase a la herencia, como es su intención, o que la aceptase y después nos lo donase, o simplemente que herede y se quede su parte como los demás?

Muchas gracias por la atención”.

Pues ese oficial de notarías me lleva ventaja porque maneja más información que yo, peeeero … alguna cosa puede decirle.

Renunciar pura y simplemente a una herencia no representa ningún coste (excepto 30,05 Euros por renunciante en la escritura, más iva y tal), así que no comprendo lo que me explica, excepto que se trate de una herencia prescrita en cuyo caso la cosa cambia. Que su hermano acepte para luego donar podría ser útil pero tendría que saber más para poder opinar sobre el asunto con cierto fundamento.

Por otra parte, si un hermano renuncia para saber lo que ocurre tendría que saber exactamente qué dice el testamento al respecto.

Los hijos y nietos del renunciante, si es que heredan, renunciarán solo si quieren hacerlo y “ojo” que si son menores la cosa se complicaría pues aparecen los jueces en el horizonte. De decidir hacerlo, cuantos más lo hagan en una sola escritura (la escritura es indispensable en este caso) pues mayor ahorro y menos problemas puesto que si lo hacen separadamente podría acabar cambiando el curso de la sucesión hereditaria y el destino final de la herencia.

En cuanto a lo que les interesaría, me es imposible opinar porque no tengo mimbres suficientes para hacerlo.

Por último, una consulta tan particularizada en una cuestión que no llegará nunca a mi despacho está sometida a mis honorarios por asesoramiento o dictamen jurídico. Si le interesa este concepto, puede contactarme aquí. En caso contrario, con unas cañas me doy por bien pagado.

Tal vez le convenga preguntar en otra notaría porque a mi todo esto no me cuadra mucho, aunque estoy casi seguro de que habrá una buena explicación.

No hubo respuesta a mi propuesta.

Para saber más sobre la saga abriendo melones haga click aquí.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario