Mi adiós a notaríAbierta

mi adiós a notaríAbierta

Sí, compañeros, yo me apeo y lo hago aprovechando que el covid… pasa por Valladolid. Me desvinculo de todo lo corporativo (aún tengo que finiquitar un par de cosas) y me dedico a mis propios proyectos y a mi notaría. Como la de todos, mi vida ha cambiado muchísimo en estas semanas y en muchas cosas, en algunas para bien o para muy bien. He reflexionado mucho y decidí dejarlo hace varias semanas, pero tenía un compromiso con Ignacio García-Noblejas y además surgió lo del post de ayer de Carlos Higuera que no quería dejar pasar.

Os doy las gracias a todos por este camino de 4 años, 3 meses y 11 días en el momento en el que os escribo, a lo que habría que añadir la fase inicial o constituyente que tuvo una duración de tres o cuatro meses de finales de 2014 y comienzos de 2015 la cual, no sé si lo recordaréis, fue de lo más divertido.

Elegir el nombre con todas aquellas votaciones que hicimos, registrar el dominio, diseñar el logo y la web hasta que echamos a andar el 8 de Febrero de 2016, aniversario de la muerte de Joaquín Costa, quien con su “a notaría abierta, juzgado cerrado” dio finalmente nombre a nuestro blog colectivo, fue, al menos para mi, verdaderamente apasionante. ¡Incluso de la tilde discutimos hasta convenir que la sí que la pondríamos en la denominación social¡

Empezamos a todo trapo, tanto que el primer post que publicamos marcó un récord diario de asistencias que ya nunca hemos superado. Con la última entrada sobre las actas de streaming hemos completado un total de 218 artículos. De ellos, 157 son nuestros (de los fundadores de nuestro blog) y otros 60 de nuestras Firmas Invitadas.

Últimamente hemos tenido diez posts de Firmas Invitadas. Todos de compañeros: Juan Pedro Lamana, Ignacio García-Noblejas, Vicente Martorell, Plácido Barrios, Pedro J. Maldonado y Sergio Mocholí. Además hemos publicado tres artículos relativos al Congreso Notarial de Málaga y otro sobre Sentencias del TS en materia de responsabilidad civil del Notario, publicado, si no recuerdo mal, bajo el nombre del Equipo de Redacción de nuestra web. Ana Sánchez Silvestre, Carlos Higuera y Dori F. Maldonado son los autores de otros cinco posts a los que habría que añadir, por la parte de los fundadores, otro de Pedro Viñuela. Invitados 11, Equipo de Redacción 4 y Fundadores 6.

Poco a poco, empezamos a repetir unos más que otros hasta que esto se ha convertido en cosa de cuatro. Esos pocos hemos mantenido una ilusión colectiva (colectiva pero en realidad solo de  cuatro) que se ha ido desgastando hasta agotarse (al menos en mi caso). No basta que Ana Sansi, que Carlos Higuera, que Dori F. Maldonado o que yo mantengamos ese pulso colectivo. Si fuimos un proyecto de 22 o lo seguimos siendo (más bien si volvemos a serlo) o nos escindimos unos pocos y sacamos algún rédito (aunque no hay rédito alguno que sacar salvo el corporativo y el prurito y satisfacción individual de cada uno) o, como estoy haciendo yo ahora, entonamos el “campana y se acabó”, mandamos el proyecto a mejor vida y nos marchamos a campar a nuestras anchas cada uno por sus lares.

No sé en que momento todo se empezó a venir abajo pero lo cierto es que lo hizo y yo ya no tengo más ganas de luchar por un proyecto que parece no ilusionar a nadie. Ayer tuvimos una clara muestra. Yo tuve una idea en base a unos mensajes intercambiados con Carlos. Lié a Carlos que ofrece a todos un trabajazo que es la primera piedra de un nuevo mundo en las actas de presencia y, salvo algunos que han dicho algo en redes sociales (Pedro J. y Pedro Rincón, que ahora recuerde) no habéis dicho nada en absoluto y, francamente, es totalmente desalentador. Perdonad que sea tan franco, pero creo que es absolutamente cierto lo que digo. Ha sido la confirmación de que mi decisión era correcta.

Gracias a todos, pero especialmente a Ana, a Carlos, a Dori y también, aunque nunca ha sido oficialmente miembro de notaríAbierta, a Sergio Mocholí que me acompaña en el camino de Justito El Notario que es, en parte, común al transitado para notaríAbierta. No lo dije al escribir y comunicar esto, pero también le estoy muy agradecido a Diego Granados que me suministro junto con Dori unos cuantos depósitos de gasolina gracias a los que he tirado varios años.

ALGUNOS PORMENORES DE LA “NUEVA NORMALIDAD”:

1.      El blog sigue abierto y cualquiera de los miembros fundadores es libre de editar o publicar si lo desea. Si alguno está interesado en tomar las riendas, puede contar conmigo para una transición “ordenada”.

2.      El Minisic también sigue operativo para las sentencias. Sigo en funciones en el cargo de coordinador del GJ. La verdad es que dejé de hacer alguna cosa de las que hacía y me resulta liviano y como en el CGN no hacen nada al respecto, pues aquí sigo.

3.      Me ocuparé del mantenimiento básico de ambas herramientas (NA y MINISIC) con el informático, de los pagos al hosting y de la renovación de los dominios. Cuando falte dinero os avisaré. A día de hoy nos quedan 600 Euros.

4.      En cuanto a publicaciones en NA, atenderé un compromiso que tengo con Ignacio García-Noblejas pero ya no me ocuparé de otras propuestas de publicación.

Creo que no se me olvida nada, así que es todo. Fue bonito mientras duró. Gracias y un abrazo para todos. Miguel.

Estos son mis nueve posts en el blog.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario