Los opositores (demasiado) perfeccionistas

perfeccionismo excesivo

 

«Buenas Justito, mi nombre es Cessaria. Gracias por todo el trabajo que haces con tu blog (tanto con los posts para opositores como con la información de carácter notarial) y por tu libro, es un gran salvavidas en esta ardua carrera. Vengo a pedirte un poco de consejo, así que te pongo en situación. Estoy en mi primer año de oposición. Hace un mes y medio que empecé la segunda vuelta de civil. Me quedan unos pocos temas para terminar la primera. He podido llevar bien (sin problemas) cuatro temas nuevos por semana y me sentía muy contenta por ello, pero ahora me cuesta mucho llevar tres nuevos y tres de segunda vuelta.  Los últimos cantes no me han salido todo lo bien que me gustaría y me he venido un poco abajo. Me siento inútil, porque soy muy exigente conmigo misma y aunque intento cambiarlo, me resuelta difícil; siento que lo estoy haciendo todo mal y que no aprobaré nunca. Sé que lo peor está por venir y por eso me asusto aún más. Si ahora con esto, que es poco, me ahogo, ¿qué pasará cuando tenga que subir mas el número de temas? Siempre me he obsesionado mucho con el ritmo, con la literalidad y con el perfeccionismo en general y por eso me siento así. No sé qué hacer para sentirme algo mejor conmigo misma. Seguro que lo hago bien pero yo no lo veo o no lo siento. Tal vez sea que llega el verano, pero me frustró mucho y acabo castigándome. Si me pudieras dar algún consejo te lo agradecería. Muchas gracias por todo«.

¿Habíamos hablado antes?

Si tienes mi libro y lo has leído (aunque he hablado también mucho de este tema en el blog), sabrás que yo era lento y que a pesar de eso en dos años y diez meses aprobé por primera vez el primero, así que, para empezar, creo que tu ritmo ha sido y sigue siendo bueno (muy bueno, en realidad). Hay que estar satisfecho y ser exigente, pero la oposición (esta oposición) es otra cosa diferente a todo lo que hayas hecho hasta ahora por lo que no conviene macharcase a uno mismo mas de la cuenta. Si con esa segunda vuelta vas algo mas lenta pues no pasa nada. Verás cuando termines la primera y ya estés solo con temas solo de la segunda vuelta, como lo notas. Cuanto tengas que subir mas temas, lo normal es que sufras mas porque llevarás mas materia y, al tiempo, que sufras menos porque ya te los habrás estudiado todos. Al final te acabarás estudiando los 166 en quince días o en una semana (cada uno con su capacidad) y te sorprenderá llegar a hacerlo. Lo malo es que esa curva de la máxima sabiduría desaparece cuándo pasa el examen y si no apruebas hay que empezar a trabajar una nueva curva. En fin, que no veo nada «grave» en lo que me cuentas y no debes desanimarte porque no parece haber razón para ello. Si me dijeras que los preparadores te presionan mas de la cuenta habría un problema, pero en estos términos no me lo parece. Por supuesto, dicho sea todo esto mas allá del problemón que en cierto sentido es la oposición.

«No, no habíamos hablado antes, pero la verdad es que me alegro de haberte escrito. Mi problema principal es la autoexigencia. Nunca estoy satisfecha si no llego al ritmo que me piden. También he de decir que mis preparadores son exigentes, pero por ahora con el ritmo que llevo me dicen que voy bien, aunque yo solo pienso «vas floja, deberías hacer más…». Últimamente me cuesta muchísimo concentrarme y rendir con lo que acabo sintiéndome fatal y llorando por las esquinas. Me da miedo porque sé que esta es la «etapa bonita de la oposición», por lo que ya veremos cuando llegue la fea de verdad. Intentaré tomármelo con más filosofía, estar más tranquila, aunque no es fácil. Gracias otra vez».

Etapa bonita de la oposición. La etapa bonita de la oposición dura unos veinte días que son los que van desde que salen las notas del tercero y se celebra el cuarto y el quinto con los que la oposición ya termina. Para mi fue el resto fue el purgatorio desde el minuto uno y el infierno en el año y pico que estuve sin dar pie con bola.

Al margen de eso, procura no ser tan perfeccionista y auto exigente porque estás teniendo señales de que esa actitud o estrategia podría no funcionarte y perjudicarte. Te conviene tomártelo con algo mas de calma. El camino puede ser largo y tienes que estar equilibrada.

Por los que se resisten a comprar mi libro (yo también tengo mi corazoncito como le decía ayer a una recién aprobada), aquí tienen el enlace a Basconfer.


Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario