“Imagínatelo desnudo”

imaginatelo desnudo

“¡Hola Justito! Creo que esta vez voy lanzado hacia el aprobado. Si no es en esta, pues en la siguiente, pero voy a conseguirlo. Pronto tengo mi primer completo. Estoy tranquilo y confío mucho en mi trabajo pero estoy algo nervioso. ¿Podrías darme algún consejo para tranquilizarme y aguantar? Muchas gracias”.

Bueno, está el viejo truco de imaginarse desnudo al preparador o preparadora … pero creo que no será muy conveniente que lo hagas, así que hablemos en serio…

Yo creo que la tranquilidad la da, fundamentalmente, el saberse bien los temas, aunque si no te los sabes tan bien, hay que saber valorar que los completos (como todos los cantes) son un entrenamiento para lo que pueda pasar los días de examen. Hay que aprender a dominar los nervios y a improvisar para sacar adelante un tema que uno no recuerda muy bien o que no lleva muy bien sin que se note demasiado que las estás pasando canutas. Te aseguro que, al final, se aprende a hacerlo.

“En realidad, el preparador me ha hablado de que se iba a poner su socio en bolas detrás de él”.

Y, claro, otra vez nos hemos acabado riendo.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario