Historias del Notariado VI: Anuario DGRN de 1932: Resolución de 11 de Mayo de 1932 sobre si la mujer española puede conservar su nacionalidad cuando se casa con un extranjero y otras de interés o curiosidad

historias notariado

 

Resolución de 26 de octubre de 1932: Informando al Ministerio de Estado sobre manera y forma de subsanar las irregularidades existentes en el protocolo del Consulado de España en Bahía Blanca.

Orden ministerial de 26 de octubre de 1932: Contestando al Ministerio de Estado sobre expedición de copia de un documento notarial, pedida por el Ministro de Colombia en Madrid que solicita al funcionario que lo haya de expedir que la copia se extienda en papel común cosa que conforme a la Ley y el Reglamento vigente, el Ministerio deniega.

Resolución de 1 de noviembre de 1932: Dictando instrucciones para la subsanación de defectos y faltas existentes en el protocolo de un Notario fallecido. Se acuerda no proceder a la devolución de la fianza en tanto no se depuren y abonen los gastos y responsabilidades que correspondieran, distinguiéndose entre infracciones meramente reglamentarias de otras de mayor importancia y productoras de posibles nulidades. Vamos, que lo dejaría todo hecho un desastre.

Orden ministerial de 14 de diciembre de 1932: Confirma una resolución dictada en expediente de corrección disciplinaria contra el Notario de Albarracín al que se le impone una corrección adicional por falta de respeto a su Junta Directiva.

Resolución de 19 de diciembre de 1932: Resuelve consulta sobre gratuidad de las legitimaciones y legalizaciones de firmas por los Notarios en documentos para la celebración del matrimonio civil. Noventa años de costumbre inveterada de regalar algunas cosas por parte de los Notarios.

Orden Ministerial de 23 de junio de 1932: Como consecuencia de la escasez de papel sellado al establecerse nuevos tipos por la Ley de 18 abril de 1932, se dio con frecuencia el caso de encontrarse los Notarios sin el papel que correspondía al acto o contrato que se pretendía otorgar.

Resolución de 21 de julio de 1932: Otra vez el Notario de Albarracín que se fue a Teruel y que protocolizó documentos de la notaría de Albarracín en la de Teruel. Con un par.

Resolución de 22 de julio de 1932: Declara en reclamación de un juzgado, que la facultad de expedir copias y apreciar la procedencia de ellas es de la competencia de los Notarios a cuyo cargo se encuentran los protocolos. Insólita, ¿verdad?

Resolución de 21 de enero de 1932: Denuncia de infracción de preceptos legales en las inscripciones de un registro de la propiedad, encareciendo el registrador la estricta observancia de las disposiciones vigentes. Por lo visto, el registrador tenía por costumbre inscribir unos documentos privados. En todas partes cuecen habas.

Orden ministerial de 2 de febrero: Desestima la instancia presentada por un registrador de la propiedad que pide el retraso por dos años de su jubilación dado que por Decreto de 1926 de la dictadura (así se menciona) se elevó a 72 años la edad para la jubilación lo que le impidió mejorar de registro.

Resolución de 2 de julio de 1932: Advirtiendo la observancia de mayor celo y diligencia a un registrador en el cumplimiento de su cargo. Lo curioso es que la queja es presentada por un Colegio Notarial y ¡es aceptada!

Resolución de 11 de mayo de 1932: Resuelve una consulta del Embajador de España en Londres sobre si la mujer española puede conservar su nacionalidad cuando se casa con un extranjero.. La Constitución establecía que la extranjera que se casara con un español, si no opta por la nacionalidad española, conserva la de origen. Pero ni la Constitución ni ninguna otra norma regulaban la hipótesis inversa, por lo que debía entenderse que se le aplica la misma norma porque la mujer de un español no podía resultar de peor condición que la mujer del extranjero.

Resolución de 15 de julio de 1932: Una curiosidad. Ahora que los modernos dicen Kiyv y llaman ucranios a los ucranianos, tal vez les apetezca volver a llamar Moscou o Moscú. Así llamaba a la capital rusa esta resolución de hace casi 90 años justos.

En el anuario de 1932 el número 1 era Don Juan López Acevedo, Notario de Sarria. Como ha cambiado el cuento.

Había 1.413 notarios y el último del escalafón estaba en Puente la Reina.

Es curioso que a los excedentes se les ponía «excedente de Talsitio» (la plaza que ocupan al tiempo de su excedencia).


Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario