nif revocado

¿Se puede otorgar la escritura de disolución y liquidación de SL con el NIF revocado?

Advertencia: En la web “Justito El Notario”, su titular y responsable Miguel Prieto Escudero, no asesora ni aconseja ni lo ha hecho nunca desde la apertura del blog el 20/11/2015. Aquí únicamente se informa, se divulga (o al menos se intenta) y se opina (con mayor o menor grado de acierto). El contacto, colaboración o comentario a las entradas, no puede entenderse en ningún caso como un acceso telemático a mi notaría ni conducente a la firma de un documento público en la misma. A esos fines deberán dirigirse a mí por los cauces oportunos, pero nunca por la vía de mi blog que constituye una actividad completamente privada y no está conectado con la web de mi notaría.

La Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, de transposición de la Directiva (UE) 2016/1164, del Consejo, de 12 de julio de 2016, por la que se establecen normas contra las prácticas de elusión fiscal que inciden directamente en el funcionamiento del mercado interior, de modificación de diversas normas tributarias y en materia de regulación del juego, ha modificado los artículos 23 y 24 de la Ley del Notariado que ahora (entre otras cosas) dicen:

«Artículo 23. Tratándose de escrituras públicas por las que se cree o constituya una entidad con o sin personalidad jurídica el Notario incluirá obligatoriamente en aquellas el número de identificación fiscal. Con carácter previo a la autorización o intervención de cualquier escritura pública, acta o póliza, el notario consultará la lista de números de identificación fiscal revocados. El Notario deberá abstenerse de autorizar o intervenir cualquier instrumento público que se pretenda otorgar por una entidad jurídica con número de identificación fiscal revocado de conformidad con lo previsto en la normativa tributaria.»

«Artículo 24. El Consejo General del Notariado establecerá un sistema automatizado para que el Notario a través de aquel suministre a la Administración Tributaria la identificación de aquellas entidades jurídicas con número de identificación fiscal revocado y no rehabilitado que hubieran pretendido otorgar un documento público.»

Sobre estas bases un cliente que es el administrador y socio único de una SL recibe un requerimiento

En ese requerimiento le dicen:

«Si pretende rehabilitar el NIF a efectos de disolución de la sociedad:

– Deberá comunicar quienes ostentan la titularidad del capital de la sociedad, con identificación completa de sus representantes legales aportando el documento o documentos públicos en los que consten todos los socios. No sirve el acta real de titularidad y deberá comunicar el domicilio fiscal de la sociedad. 

– Deberá aportar además la escritura de disolución de la sociedad, así como la denegación de inscripción de dicha escritura de disolución en el Registro Mercantil».

A destacar:

  1. Al cumplimiento de la primera formalidad podríamos colaborar los Notarios con la comparecencia de todos los socios en la escritura de disolución.
  2. Es muy llamativo que Hacienda no acepte las actas de blanqueo a efectos de acreditar la titularidad (tiene su lógica porque es bien fácil que no la determinen al completo puesto que solo buscan determinar los titulares que tengan una posición de control y no la titularidad del 100% del capital social).
  3. Observemos que dice «si se pretende rehabilitar a efectos de disolver» por lo que el propio requerimiento de Hacienda nos está dando la clave para resolver este asunto (aunque suene extraño lo de disolver para luego rehabilitar).
  4. Señala como necesario aportar la denegación de la inscripción en el RM lo que es congruente con lo que señala la D.A. 6ª de la LGT que dispone que «la revocación del NIF asignado a las personas jurídicas u entidades determinará que el registro público correspondiente, en función del tipo de entidad de que se trate, proceda a extender en la hoja abierta a la entidad a la que afecte la revocación una nota marginal en la que se hará constar que, en lo sucesivo, no podrá realizarse inscripción alguna que afecte a esta, salvo que se rehabilite dicho NIF o se le asigne uno nuevo». No sería inscribible la disolución (y liquidación) a diferencia de lo que ocurre en el caso del cierre por falta de cuentas en el que que admite la disolución (y también la liquidación).
  5. ¿Podría ser una escritura de disolución y liquidación? Pues parece que sí.

Posteriormente a mi cliente le aclaran alguna cosa mas

Para empezar le citaron el Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, por el que se aprueba el Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria y de desarrollo de las normas comunes de los procedimientos de aplicación de los tributos dice en su Artículo 147 (Revocación del número de identificación fiscal): «Las solicitudes de rehabilitación del número de identificación fiscal sólo serán tramitadas cuando se acredite que han desaparecido las causas que motivaron la revocación y, en caso de sociedades, se comunique, además, quiénes ostentan la titularidad del capital de la sociedad, con identificación completa de sus representantes legales, el domicilio fiscal, así como documentación que acredite cuál es la actividad económica que la sociedad va a desarrollar. Careciendo de estos requisitos, las solicitudes se archivarán sin más trámite».

Y además le hicieron saber que: «Debe comunicar quien ostenta la titularidad del capital de la sociedad aportando escrituras, así como la identificación completa de sus representantes legales aportando la correspondiente escritura y, en el caso de que no coincidan tales datos con los que constan en la base de Hacienda, debe presentar modelo 036. Además debe acreditar cuál es la actividad económica que la sociedad desarrolló o que va a desarrollar aportando: escrito explicativo, contratos comerciales, facturas de compra y venta, justificantes de pago cobro, etc.. Si no va a ejercer actividad, deberá aportar escritura de disolución y liquidación. Deben presentar 036 en caso de que el domicilio fiscal no sea el que consta a Hacienda. Deben presentar también los impuestos sobre sociedades de ejercicios no prescritos (comprobar si algún requerimiento ha interrumpido la prescripción) y pedir cita en el departamento de recaudación para comprobar el estado de deudas y rehabilitar el fallido en su caso».

Si el patrimonio es cero no creo que haya problema en liquidar simultáneamente aunque en caso contrario podría haber mas dudas (yo en base a lo que transcribo me inclinaría por poder hacerlo en todo caso).

Conclusión

La disolución con o sin liquidación es, a mi juicio, una excepción a la prohibición de otorgar una escritura por parte de una sociedad con el NIF revocado. Por supuesto, la escritura de disolución (y liquidación, en su caso) debe hacer mención a la comprobación de la revocación del NIF efectuada desde la notaría, al requerimiento recibido de Hacienda que perfectamente se podría testimoniar y a la intención de rehabilitar el NIF con el fin de poder disolver la sociedad (o de disolverla y liquidarla). A fin de cuentas, la rehabilitación del NIF es una actuación tributaria ajena al Notario por lo que debe otorgarse la escritura con las oportunas advertencias e indicando que la autorización se ha efectuado a esos exclusivos fines.

Pero, entonces, ¿sin el requerimiento de Hacienda ya no podría hacerse? Pues tal vez sí que se pueda, pero yo creo mas adecuado enviar a la gente a Hacienda a solicitar la rehabilitación a los solos efectos de disolver y liquidar. Es posible que allí les digan que se eleve a público el acuerdo para dar curso a la rehabilitación, pero ¿qué sería eso? ¿una especie de acuerdo diferido? No lo veo; la verdad es que si quieren que se haga eso, que se mojen y que lo pongan por escrito que a nosotros ya nos han apretado lo suficiente para no correr riesgos al respecto.

Hace poco a un compañero se le presenta este caso

«Sociedad concursada, terminado el concurso, que acabó por liquidación. Administrador cesado, activo sobrevenido, un local, y autorización del Juez para vender de forma directa, que concede al administrador cesado pero expresamente autorizado para ello. El NIF evidentemente se encuentra revocado. ¿Cómo solucionamos esto? A mi juicio, la única posibilidad es obtener autorización de la AEAT en la que se excluya tal requisito».

Y un tiempo después … me lanzo …

Escritura de declaración de unipersonalidad y disolución de sociedad limitada

NÚMERO 

En ***, mi residencia, a ***.

Ante mí, JUSTITO EL NOTARIO, Notario de *** y del Ilustre Colegio Notarial de ***,

C O M P A R E C E:

DON

I N T E R V I E N E:-

En nombre y representación, como Liquidador único de la sociedad mercantil de nacionalidad española denominada *** S.L. -UNIPERSONAL-” (EN LIQUIDACIÓN), cuyas circunstancias esenciales son las siguientes:

Constitución: 

Domicilio Social: 

Su objeto social:

Inscripción: 

N.I.F. 

Yo, el Notario, en cumplimento de lo dispuesto en el art. 23 de la Ley del Notariado de 28 de Mayo de 1862, según redacción dada por la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, he procedido a consultar, a través de SIGNO, la lista de números de identificación fiscal revocados constando en la misma el de la sociedad interviniente, justificante de dicha consulta dejo unido a la presente.

Con fecha *** la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, Delegación de ***, procedió a ejecutar la baja provisional en Hacienda del citado N.I.F. de la sociedad otorgante, constando dicho extremo en la hoja de la sociedad del Registro Mercantil de *** con fecha de inscripción ***, habiéndose practicado la baja definitiva por revocación de N.I.F. por acuerdo de fecha ***.

El pasado ***, por parte de la mercantil otorgante, se requirió a la Agencia Tributaria, la rehabilitación del N.I.F. revocado, habiéndose aceptado dicha solicitud como consecuencia de haber procedido la mercantil ***, S.L. –UNIPERSONAL-” (EN LIQUIDACIÓN) a regularizar su situación tributaria y haber subsanado los motivos que se recogen en el artículo 119.1 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades por los que había incurrido en la baja provisional en el Índice de Entidades, por lo que la Administración acordó la cancelación de la baja provisional de la Entidad en el Índice de Entidades.

Todo lo anteriormente expuesto se me acredita por parte del representante de la mercantil con los correspondientes documentos emitidos por la Agencia Tributaria, que yo, el Notario, he comprobado en la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria (https://sede.agenciatributaria.gob.es/Sede/procedimientoini/ZZ05.shtml), los correspondientes CSV de dichos documentos, que tras su verificación, dejo unidos a la presente escritura y que son:

.- La notificación de cancelación de la baja provisional en el índice de entidades.

.- Y el requerimiento a la mercantil otorgante, si se pretende rehabilitar el NIF a efectos de la disolución de la sociedad, para que comunique quienes ostentan la titularidad del capital social, la identificación completa de sus representantes legales y el domicilio fiscal; y para que aporte la presente escritura de disolución de la sociedad con denegación de su inscripción en el Registro Mercantil.

A los efectos del párrafo anterior, el compareciente en base al Libro Registro de Socios hace constar que él mismo es el único socio de la mercantil y que sus datos son los que constan en la comparecencia de la presente escritura; que el es el único representante legal de la entidad y que el domicilio fiscal de la entidad es el reseñado anteriormente; y, por último, que me requerirá para la presentación telemática de la presente en el Registro Mercantil de ***.

Su legitimación para éste acto se deriva de su condición de Liquidador Único de la citada sociedad, cargo para el que ha sido nombrado (y ha aceptado), por plazo indefinido, mediante acuerdo de la Junta General Extraordinaria y Universal de la Sociedad adoptado en reunión de ***, según resulta de la certificación que se cita a continuación y que se eleva a público mediante la presente.

Se halla expresa y especialmente facultado para este acto en virtud de acuerdo adoptado por la citada Junta en la reunión antes mencionada, según resulta de certificación, expedida el día ***, por el Sr. compareciente, en su calidad de Liquidador Único de la mercantil, cuya certificación, firmada por el anterior Administrador Único, el propio Sr. *** a los efectos del Artículo 111 del Reglamento del Registro Mercantil, me entrega e incorporo a la presente matriz para que forme parte integrante de la misma y sea inserta en sus traslados, considerando legítima la firma que la autoriza por haber sido puesta en mi presencia.

Consultado en el día de hoy el Registro Público de Resoluciones Concursales, no constan resultados en cuanto a dicha entidad.

Yo, el Notario, estimo, a mi juicio, suficientes las facultades representativas acreditadas, para la presente elevación a público de acuerdos sociales relativos a la disolución de la mercantil representada y a la declaración de su unipersonalidad.

Me asegura que la Sociedad por él representada se halla actualmente en vigor y que se encuentra en el ejercicio del cargo que ostenta, sin que las facultades de representación que le competen le hayan sido revocadas, limitadas, suspendidas ni modificadas en forma alguna, así como la exactitud de los datos anteriormente consignados.

Yo, el Notario, hago constar expresamente que he cumplido con la obligación de identificación del titular real que impone la Ley 10/2010, de 28 de Abril, y el Real Decreto 304/2014, de 5 de Mayo, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 10/2010, de 28 de Abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, cuyo resultado consta en la Base de Datos de Titularidad Real que yo, el Notario, he consultado, manifestando el Sr. Liquidador Único, no haberse modificado el contenido que resulta de la misma.

Según interviene tiene, a mi juicio, capacidad para otorgar la presente escritura, anteriormente calificada, y, con este fin,

E X P O N E   y   O T O R G A:

Primero.- Declaración de unipersonalidad. El compareciente en su calidad de Liquidador Único de la mercantil  ***, S.L. –UNIPERSONAL-” (EN LIQUIDACIÓN), DECLARA que dicha sociedad adquirió el carácter de unipersonal en virtud de la escritura de compraventa de participaciones sociales formalizada ante Don ***, Notario de **, el día ***, con el número ** de protocolo, quedando, como consecuencia de la misma, el compareciente,  cuyas  circunstancias personales constan anteriormente, como único socio y titular de las *** participaciones sociales en que se divide el capital social de **, numeradas correlativamente del 1 al ***, ambos inclusive, de *** de valor nominal cada una de ellas, manifestación que realiza en base al contenido del Libro Registro de Socios de la sociedad, que pasa a denominarse ***, S.L. –UNIPERSONAL-” (EN LIQUIDACIÓN).

Segundo.- Que en nombre y representación de la mercantil ***, S.L. –UNIPERSONAL-” (EN LIQUIDACIÓN), ELEVA A PÚBLICO el contenido de la certificación, antes citada, extendida en UN folio de papel común, escrito por su anverso y reverso, cuyo contenido aquí no se reproduce para evitar repeticiones innecesarias.

Tercero.- El señor compareciente, en ejecución de los referidos acuerdos, declara disuelta la referida sociedad que para lo sucesivo se denominará ***, S.L. –UNIPERSONAL-” (EN LIQUIDACIÓN).

Cuarto.- Incorporación de documentos. A solicitud del compareciente, en calidad de liquidador único, se incorpora a la presente los balances de situación del activo, del pasivo y del neto de la situación económica de la sociedad, así como, la cuenta de pérdidas y ganancias, y un documento sobre los bienes del inmovilizado material y las inversiones inmobiliarias de la misma, manifestando que dicha sociedad en la actualidad no tiene ninguna clase de deudas pendientes.

Solicitud Registral: El compareciente, según interviene, solicita del Señor Registrador Mercantil que se sirva practicar las inscripciones pertinentes en los libros a su cargo a la presentación de copia autorizada de esta escritura, así como, en su caso, la inscripción parcial de la misma conforme a lo dispuesto en el artículo 63 del Reglamento del Registro Mercantil.

SOBRE LA PRESENTACIÓN TELEMÁTICA. De conformidad con lo dispuesto en el Artículo 112 de la Ley 24/2001, en su redacción dada por la Ley 24/2005, el compareciente me requiere para que remita copia autorizada electrónica de la presente a los efectos de su inscripción en el Registro Mercantil de ***, considerando como presentante de dicho título por su designación a  ***, S.L. –UNIPERSONAL-” (EN LIQUIDACIÓN) y fijándose como domicilio para notificaciones y requerimientos el que figura en la intervención de la presente escritura.

Así lo dice y otorga.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario




 

4 comentarios

  1. Antonio Henarejos

    Buenas tardes Justito,
    Consultado con Gestión Tributaria de la AEAT, la opinión es disolver y liquidar sin rehabilitar el NIF y registrar. No ve la necesidad de rehabilitar para otorgar la escritura. El problema es que los Registros están echando para atrás dichas escrituras de liquidación sin la rehabilitación. Si es así se deberá aportar a la AEAT la escritura para rehabilitar el NIF.
    Con lo cual al final lo más prudente es hacer lo que comentas «yo creo mas adecuado enviar a la gente a Hacienda a solicitar la rehabilitación a los solos efectos de disolver y liquidar».
    Un saludo.

    • Buenas noches Antonio:
      Estoy de acuerdo.
      Y de hecho voy a estrenarme con una en la que citaré y testimoniaré la solicitud presentada, la notificación recibida de HACIENDA (en los términos que dices) y el alta en el registro de entidades (rehabilitación creo que dice); luego al registro, denegación y a Hacienda.
      Si querían otra cosa .. que hubieran sido mas precisos con la norma.
      Gracias, un abrazo, Justito El Notario.

  2. agustin fernández

    Muy interesante y profesional análisis. Excelente labor la que realizas en tu página con tus informes y consejos. Labor muy necesaria porque hay que dinamizar y digitalizar todos los trámites si queremos un país competitivo y con futuro. Y el notariado en promedio no parece estar en la avanzadilla de la digitalización, me parece.
    Saludos

    • Buenas tardes Agustín:
      Muchas gracias.
      Herramientas tenemos. Unas se utilizan mucho y otras muy poco.
      Aquí, por ejemplo, tienes todos los trámites que podemos hacer (parte final):
      https://justitonotario.es/que-cosas-es-posible-hacer-notaria/
      Mi sensación, en cambio, es que sí lo estamos, aunque otra cosa es la «verdadera digitalización» que arrancará pronto precisamente con el derecho mercantil.
      El avance definitivo depende de dos cosas: juicio de capacidad (afectado por la Ley 8/2021) e identificación.
      La pandemia ha sido una buena oportunidad y probablemente se va a desaprovechar.
      De nuevo, gracias, saludos, Justito El Notario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *