legado del derecho de habitación

Derecho de habitación sobre casa parcialmente propia

El derecho de habitación es una institución que suele aparecer de vez en cuando en la sucesión testamentaria y que suele utilizarse con el ánimo de proteger a algún hijo que carece de vivienda propia y/o que tiene problemas económicos al tratarse de un derecho inembargable.

He tenido recientemente la ocasión de comprobar que este derecho, aparentemente sencillo y básico, puede plantear bastantes dudas cuando llega el momento de la adjudicación hereditaria.

Voy a centrarme en el caso concreto que he resuelto recientemente: Padre y madre disponen, sobre una vivienda ganancial, un derecho de habitación en sus respectivos testamentos a favor del mismo hijo. El inmueble en cuestión es el único que hay en la herencia de ambos aunque sí que existen otros tipos de bienes. La idea es que el inmueble se adjudique al legatario habitacionista y a otro hermano. El resto de los hermanos no entrarán en la propiedad del inmueble en cuestión. Tras darle muchas vueltas, la escritura quedó redactada de este modo:

“HIJUELA DEL HIJO LEGATARIO Y HEREDERO DON XXX:

Y para su pago se le adjudica:

Por su legado: el derecho de habitación vitalicio sobre la finca descrita en el expositivo IV.- anterior, bajo el número 1.=.

Y por herencia de sus padres: la nuda propiedad del 66,66% indiviso de la finca descrita en el expositivo IV.- anterior, bajo el número 1.=, por lo que el valor total de su adjudicación es la suma de XXX.    

HIJUELA DEL HIJO Y HEREDERO DON XXX:

Y para su pago se le adjudica, la nuda propiedad del 33,34% indiviso de la finca descrita en el expositivo IV.- anterior, bajo el número 1.=, por lo que el valor total de su adjudicación es la suma de XXX”.

Las dudas que se me plantearon fueron estas tres:

1.= ¿Nuda propiedad o plena propiedad?

Me pone en antecedentes un compañero cuando me dice que: “No hay problema de colisión entre plena propiedad a favor de una persona y derecho de habitación a favor de otra, al ser ese derecho de habitación equivalente a un derecho real sobre cosa ajena. Pero si el derecho de habitación es a favor del propio cotitular del dominio, ya es más complejo (aunque podría defenderse en cuanto que no tiene la totalidad del pleno dominio sino solo una cuota indivisa, con lo cual no es totalmente un derecho real sobre cosa propia). De todos modos, ese escollo, podría salvarse acudiendo a la fórmula de llamar a la plena propiedad nuda propiedad, como permitió la RDGRN 3 de octubre de 2019″.

2.= Y, ¿es posible el derecho de habitación sobre parte de una casa?

El derecho de habitación no debería poder ser parcial, es decir, no puede ser sobre parte de una casa y tendría que ser sobre toda ella puesto que mientras que exista el derecho de habitación la casa podría compartirse con el otro hermano (el no habitacionista pero dueño), a no ser que el habitacionista (y su familia) la necesitara ocupar al completo, en cuyo caso el hermano no habitacionista se quedaría fuera de ella y no podría utilizarla. Siendo así (y puesto que la casa podría ser lo único que hubiera en la herencia como en este caso), no queda otra que adjudicar la nuda  propiedad (o plena propiedad si preferimos llamarla así) repartida 2/3 – 1/3 (en este concreto caso) entre los dos hermanos puesto que si se gravase solo la parte del hermano no habitacionista con el derecho de habitación y al habitacionista le diéramos su parte en pleno dominio, estaríamos convirtiendo en parcial el derecho de habitación cuando por esencia parece que no puede serlo puesto que, insisto, el habitacionista puede tener necesidad de ocupar la casa entera. El inconveniente puede ser, como ya se ha visto, que el derecho de habitación estaría en cierto modo constituido sobre cosa propia cuando parece que es de esencia del derecho de habitación recaer sobre casa ajena, aunque en nuestro caso sería sobre casa parcialmente ajena.

3.= ¿Y el STI?

Cuestión al margen es la problemática catastral del derecho de habitación. Me ha sido imposible, pero completamente imposible, exportar esta herencia hacía el IUI con el derecho de habitación desde mi Programa de Gestión por lo que no he podido cumplimentar luego el STI indicando que existía un derecho de habitación, pero teniendo en cuenta que si para un registrador, según la RDGRN antes citada, lo que queda sin el derecho de habitación no es nuda propiedad sino “plena propiedad gravada con un derecho de habitación”, cuanto más será entonces admisible para Catastro considerarlo “plena propiedad” y fulminarse fácilmente el derecho de habitación.

Gracias a Sergio Mocholí y a Marcos Serrano por su ayuda y su habitual compañía en el día a día.

También gracias a TÓPICA que vía Twitter se/nos preguntaba acerca de cuántas veces se utilizaba el termino nuda propiedad o nudo propietario en el Código Civil. Despertó mi curiosidad cuando dijo que la RDGRN mencionada en este post decía que “es cierto que en el Código Civil se utiliza la expresión «nuda propiedad» como derecho correlativo al de usufructo…” y se preguntaba que “¿cuándo cita el Código Civil la NUDA PROPIEDAD?”. Pues lo busqué y resulta que actualmente ninguno de los dos términos es utilizado en el Código Civil (curioso ¿verdad?). Fue Marcos Serrano el que añadió más tarde que sí se mencionaba la “nuda propiedad” en el artículo 834 anterior a la reforma de 1958, y en el 841 anterior a la reforma de 1981.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *