anécdotas notariales 64

Chistes y Anécdotas Notariales: Episodio LXIV (Especial “Un Notario es un señor o señora ….”)

Dice Harry El Socio:

“Un Notario es un señor, o señora, con gafas, que entra a un despacho en el que tú ya estás esperando, te da la mano si no hay pandemia, te pide el DNI, comprueba que eres tú, te explica unas cosas y luego pone una firma gorda con un boli bueno”.

Harry parece que sabe de qué habla. Le faltó sacar el MAGNUM para “defendernos”, siempre con humor, de los numerosos ataques (algunos furibundos y con muy mala baba) a que dio lugar su tuit.

Verán ustedes hoy la cantidad de estupideces que dicen algunos y los topicazos que se gastan (y los que seguro seguirán saliendo tras la publicación de este post).

Tan poca consideración me merecen las opiniones vertidas, que no estoy dispuesto a cederles más espacio a estos ilustres ignorantes y, al tiempo, sabelotodo, que el que ocupa este nuevo episodio número LIV de la serie de “Chistes y Anécdotas notariales”.

Desde luego no sabe uno con qué quedarse entre tan amables calificativos de nobles estudiosos del sistema de la seguridad jurídica preventiva en España que consideran que somos anacrónicos, innecesarios, obsoletos, prescindibles, vividores (este tiene gracia), inútiles y por supuesto CAROS, CARÍSIMOS, sin olvidar además que el sistema es burocrático, que no vemos a la gente, que el blockchain o una simple foto son la solución, que leemos rápido, que no explicamos nada, que rozamos la ilegalidad, que actuamos como estrellas del rock (esto también tiene coña), que no comprobamos la capacidad de la gente, que no tenemos ninguna responsabilidad, que los Notarios solo existen en España, que nuestro mérito fue estudiar mucho hace mucho tiempo, que constituimos un sobre coste sin sentido, que somos un poder fáctico que sobrevivimos gracias a los Bancos y a los políticos, que no servimos para nada y que aún escribimos con máquinas de escribir. Por supuesto, si me tengo que quedar con alguna de estas paridas me quedo con lo de la máquina de escribir y con el que dice que estamos más obsoletos que el VHS.

En fin, pasen y vean a ver quien dice la estupidez más gorda:

  1. Un Notario es un anacronismo del todo innecesario en el mundo actual, son parte del sistema burocrático en el que estamos inmersos.
  2. Ahora con el lector de huella digital ya evitan el contacto personal, solo verás al ayudante y el Señor firma plácidamente desde su despacho. 
  3. Se podría prescindir de esta figura legal en las transacciones económicas de cualquier índole en la actualidad.
  4. Algunas de ellas sí … con blockchain.
  5. Todo el mundo se merece respeto, los Notarios no más que cualquiera. Por otro lado, son unos vividores.
  6. Y aquel al que llevan a los abuelos más pa allá que pacá, a poner todo a nombre del hijo o sobrino espabilado y pasa de todo …
  7. Yo una vez fui al Notario y luego la administración me puso una multita porque en lo que leyó muy rápido había un error. Dio fe de algo que no estaba bien.
  8. O rozaba la línea roja de la ilegalidad.
  9. Prueba gráfica. ¡¡¡¡PRUEBA GRÁFICAAAAA!!!!! ¡¡JODER!! De verdad cuesta tanto hacer una foto del momento.
  10. ¡Y te clava 5.000 eurazos por esa firma!
  11. Al que yo conocí en su despacho, que daba la vuelta a la manzana en el centro, entró saludando con las manos en alto a todos como una estrella de rock y nos clavó 500 Euros del ala. Ahí dije: ¡es mi ídolo!
  12. Y que cobra un pastón, por esa firma.
  13. Un juzgado lo llamó a capítulo después de que yo actuase como testigo. El Notario dijo: “Yo no tengo que comprobar la salud mental de la gente, a mí mientras no vengan con un cucurucho en la cabeza y un mata suegras en la boca, están cuerdos”.
  14. ¡Y te saca los cuartos!
  15. Y te cobra un huevo, luego no tiene responsabilidad de nada…
  16. Y te mete un viaje al bolsillo que te deja tiritando
  17. Pregunta: “lo ha entendido usted?”, firma y cobra.
  18. Y una minuta abultada.
  19. Y se lo lleva calentito.
  20. Y después te roba la cartera.
  21. Y luego te pide una pasta.
  22. Y te cobra 5.000 Euros.
  23. Y te enrosca un hostia por firmar que no sabes si vas o vienes.
  24. Un Notario es una figura obsoleta y carísima que tiene en España su último bastión.
  25. Algún día usted comprenderá la diferencia entre un impuesto, que se supone repercute en todos, y una minuta abusiva que sólo enriquece a un señor que estudió duro hace 30 años. Algún día lo entenderá, o tal vez no.
  26. Yo no son fan de nada. Simplemente creo que en el siglo XXI, en la era digital, con Internet, firmas digitales etc, el Notario es un anacronismo. En la inmensa mayoría de actuaciones, simplemente es un sobre costo. No tiene ningún sentido en la mayoría de ocasiones.
  27. Ustedes son un poder fáctico, y lo sabe. Sólo tienen sentido en actuaciones muy complejas, de montantes muy elevados y con repercusiones importantes. Pero ¿de verdad es necesario un Notario para una póliza de 15.000 Euros? ¿O para un piso de 120.000 Euros? ¿De verdad hoy día es necesario?
  28. Intervienen porque el status quo entre los políticos y la Banca así lo permite. A la hora de la verdad, si alguien deja de pagar una hipoteca ¿la firma del Notario ha servido para algo? Es pura burocracia amparada en algo histórico, que se ha quedado más obsoleto que el VHS.
  29. Usted se podrá retirar ya que con sus minutas filibusteras estará forrado. Los pequeños autónomos como yo, seguimos currando a los 61. Y he firmado muchas, muchas pólizas y escrituras ante Notario. Nunca me han servido de nada más que para gastar dinero.
  30. Notarios, registradores de la propiedad, procuradores de los tribunales, y otros muchos que te sacan la pasta por la cara y son perfectamente inútiles.
  31. Y en unos días te cobra un pastón por escribir a máquina que tú eres propietario de no sé qué…….

Sentenció el asunto, al menos para mí (si es que necesitaba sentencia) mi amigo Fideirunner que dijo:

“Todas las mañanas el camarero me hace la misma gracia “no sé para que estudiaste para Notario si madrugas como todos; eres un pringao” y yo me río. También me río de comentarios que leí ayer a un twit de ⁦‪@harryelsocio⁩. Pero de estos me río de su ignorancia, casi como la de Oltra …. (lo malo es quién es esta Señora ….)”.

AMÉN

Solo voy a tirar una piedra contra mi propio tejado (que realmente no es el mío): lo que falla no es la función en ningún caso, que está muy perfeccionada, es magnífica y se proporciona a precio competitivo (lo miren por donde lo miren, lo comparen con lo que lo comparen y le jorobe a quien le jorobe). Lo que falla son los individuos, algunos individuos, que me hacen decir una vez más a la gente, al lector, que se preocupen por encontrar un buen Notario y verán cómo dejan de pensar cómo lo hacen.

Venga disuélvanse y dejen de decir estupideces … por favor.

¡Nos vemos en el Episodio LXV (sin rima)¡ 

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario



 

2 comentarios

  1. Hola Justito.

    Pocas sonrisas provoca este post. La estulticia que desprenden las frases que has transcrito dan mucho que pensar. Sobre todo la del individuo que habla de España “como último bastión”.

    A ese le invito yo a jugar a pedir créditos en Austria. Hace un tiempo, en la Notaría de Klagenfurt (en el Land de Carintia) firmamos (…a las 07:15 horas, y no era la primera firma) la constitución de una sociedad unipersonal. La matriz la habíamos constituido en España. Ojiplático estaba el Notario mientras pasaba los folios de nuestra copia auténtica. Días más tarde firmamos el leasing de la nave. Los honorarios, mejor no te los digo. Decía el Notario que su principal función era la sucesoria, en la que realizaba labores de comisionado judicial. No lo sabía..

    La sociedad había obtenido 3 créditos por un importe de 4.500.000 euros del BKS (un banco de allí muy conocido, por mi no). Pues cuál fue mi sorpresa cuando me entero que los créditos no se intervienen. A pelo.
    En Austria los créditos son contratos de adhesión con condiciones generales que los redacta el propio banco en ALEMÁN y te los envía a España. Y ya, en cuando encuentras un ratito, te acercas a la Notaría a que te legitimen las firmas y los devuelves.

    Total, la situación explota cuando la sociedad se declara en concurso sin devolver una sola cuota y desaparece el dinero en su totalidad. La falta de intervención notarial les ha desprovisto de título ejecutivo al banco. Por su parte, los socios de la sociedad deudora, que habían firmado el contrato no sabían por qué, se enfrentan a día de hoy a una demanda en virtud de unos contratos que nadie les explicó, los cuales, una vez traducidos, demostraban que eran fiadores. “Esto en España no nos hubiera pasado, aquí el Notario nos lo hubiera dicho”, dicen ahora los socios.

    Haré lo que pueda contra la reclamación bancaria, pero en estos lodos quisiera ver enfangados a estos indigentes intelectuales que arremeten contra el Notariado.

    Un saludo.

    • Querido Dandanovic:
      Dudé mucho sobre si publicar este post fuera de la sección y al final me decidí a hacerlo en ella con todo el ánimo de ridiculizar a la mayoría de los que intervinieron en el hilo de Harry el socio.
      Muchos, la mayoría, dirán que no merece la pena hacer lo que hago. Pero yo no estoy de acuerdo. Ahora cuando imbéciles semejantes (o ignorantes sin más) busquen información sobre cosas de este tipo podrían encontrarse a un Notario diciendo cosas como las que digo al principio y al final del post, que creo no tienen desperdicio.

      Por otra parte, lamento que la tuya sea la única contestación a mi entrada de hoy. Esperaba algo más de participación vía Twitter o por esta vía de los comentarios y que viniese de mis propias filas.

      En fin, cada vez estoy más aburrido de todo esto que hago y que no sé cuanto tiempo aguantaré haciendo.

      Gracias por tu magnífico ejemplo de la inoperancia de nuestros homólogos que, al parecer, nos envidian.

      Un abrazo, Justito El Notario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *