Chistes y anécdotas notariales: Episodio VI

Analítica notarial

Carmen, hija de Notario, me proporciona esta divertida anécdota que voy a añadir a esta reedición de Chistes y anécdotas notariales VI que me parece que era una entrada que se había quedado un poco corta.

Mi padre en una ocasión citó a un cliente mayor para otorgar testamento el día siguiente:

-Venga usted mañana a las 10, con su DNI y dos testigos (que ya no son necesarios en todo caso) que no sean parientes suyos.

Y le pregunta el testador:

-¿He de venir en ayunas Sr. Notario?.

Trastadas de los correctores ortográficos

En la diligencia de intervención de una póliza nos encontramos con que la relevación de la fianza, se ha convertido en la revelación de fianza. Cualquier día pasamos de la revelación a la rebelión de la fianza y es que sobre fianzas conviene estar bien informado.

En la copia de un testamento de los años 40, nos encontramos con que el testador deja a salvo la legítima extrinca. Debe ser porque la legítima siempre se trinca salvo que exista causa para desheredar. Un poco más y me sale un nuevo Artículo para el Código Civil.

Telefónicas

-Hola buenas, ¿es usted Justito El Notario?

-Sí, soy yo.

-Somos una empresa de esta ciudad y nos dedicamos a cambiar bañeras por platos de duchas. ¿Tiene usted bañera?

-Sí, pero esto es una notaría y, de momento, todos venimos duchados de casa.

Una señora joven que está firmando conmigo una póliza de crédito y esperando que otro Banco le haga llegar otra más para firmar, para así matar dos pájaros de un tiro, apremia telefónicamente al Banco, en mi presencia, diciéndole:

“Es que estoy dentro del Notario”, “bueno -matiza mientras se sonríe- quiero decir que estoy aquí, que estoy ya dentro”.

Es curioso, pero la gente suele utilizar más la expresión de “estoy en el Notario”, que la “estoy en la notaría”.

Testamentos

En la lectura de un testamento me llama la atención lo que una señora deje poca cosa a su marido. Por ser inusual su voluntad, le pregunto (siempre conviene ser un poco curiosón):

– ¿Pero….tiene usted problemas con su marido?

– Todavía no -contesta la comunicante, como si estuviera segura de que antes o después los fuera a tener.

Señoras dominantes y dominadas

Llega una Señora a la notaría junto con su pareja. Sé que no están casados porque ya he repasado los testamentos que vienen a firmar. Se trata de personas mayores. Les recibo en mi despacho y les digo:

– Siéntense, por favor.

La Señora mira al Señor y le dice a su pareja:

– Antonio siéntate.

Y Antonio se sienta.

El caso contrario lo representarían esas señoras mayores acostumbradas a que las cosas funcionaran de otro modo, que, cuando llega el momento de firmar, le dicen al marido:

– ¿Firmo?

El marido asiente y ellas firman.

Oposiciones

Esta anécdota (que he acabado incluyendo en otro post relativo a la asistencia como público en los exámenes de notarías), relacionada con las oposiciones a registros, pero válida para las nuestras, proviene de Twitter donde dice uno:

– Escándalo. España. Francisco Millán Rajoy (sobrino de Mariano Rajoy) aprueba oposición de Registrador de la Propiedad y desaparece su examen.

Y otro, que se identifica como opositor a registros, responde:

– Los exámenes son orales, ¿me explicas como pueden desaparecer? Gracias.

Y dice otro en defensa del primero:

– En todas las oposiciones los exámenes son escritos, aunque luego se defiendan oralmente. Se grabarán al menos.

Y sale otro opositor a registros:

– Vaya y yo llevo nueve años haciendo exámenes orales y resulta que eran escritos. Ahora ya sé porque suspendo.

Y termina el que propone que los exámenes se graben:

– Pues así no hay ni garantías de imparcialidad ni posibilidad de reclamación. Fácil de amañar.

Luego resultó que lo que ese sobrino de Rajoy había aprobado era otra oposición, no la de Registrador.

Hasta otro episodio de “Chistes y Anécdotas”. Espero vuestras colaboraciones y gracias a los que me habéis proporcionado los Chistes y sobre todo las Anécdotas (aunque algunas sean de Chiste…) de esta edición, especialmente a Carmen.

Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

2 comentarios

  1. francisco aranguren

    A propósito de lo que cuentas de ese matrimonio que “todavía no tiene problemas”, el otro día en el despacho, leyendo los nombres de los comparecientes, marido y mujer tenían un apellido en común. Se lo hago notar y me dice el marido:

    “Sí, pero no nos tocamos nada eh? – y mirando con un sonrisa pícara a la mujer- Bueno, antes sí…”

    • Querido Pachi:
      En esa misma línea estarían aquellas Señoras (porque suelen ser Señoras) de cierta edad que cuando les lees su estado civil y es el de solteras, te dicen:
      “Y sin compromiso”.
      Me la quedo para el siguiente capítulo.
      Gracias por la participación y el comentario. Un abrazo. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *